Casa Das Feras – Calloway Circus (Trombone Records)

Que pasaría si el azar hubiera decidido juntar a una voz angelical y a un canalla forjado en las cantinas más detestables de Barcelona, aquellas que ni el mismísimo Barba negra hubiera osado pisar. Pues pasaría Casa das feras, o lo que es lo mismo Ana Bierman y David Malatesta. Éste dúo barcelonés acaba de izar la lona de su circo particular, su ópera prima llamada Calloway Circus entonando a todo pulmón aquello del pasen y vean !!

El espectáculo se compone de diez canciones que emanan una estética circense donde el Swing y el Country saltan a escena para hacernos bailar o llorar, para hacernos mover o para removernos, pero seguro que no para dejarnos indiferentes.

“Seashore bang” es la primera de las diez y toda una declaración de intenciones de lo que nos vamos a encontrar en este circo: la espectacular voz de Ana Bierman y el malévolo Banjo del señor Malatesta experimentando por los paraderos más oscuros del Swing; “The Mule” es el segundo corte y a mi parecer una de las canciones que resalta por la brillantez y sutileza con la que consigue llevarte hasta el estribillo y allí matarte dulcemente; “Lighthouse”, una historia de piratas que incita a esos coros cantineros con las cervezas en alto mientras de fondo se oyen los cristales rotos de una pelea; “Rain dogs”, un homenaje a uno de los referentes de este dúo Barcelonés cómo es Tom Waits y la única versión que encontraremos en el disco: “Shoddy King” nos engaña por un instante con una intro suave y baladosa que se aparta de lo escuchado hasta el momento pero que en una maniobra de escapismo vuelve a los cauces naturales; “Red spots”, un Vals, aunque no de la Viena del siglo XVIII, si no más bien de las lúgubres calles parisinas de la revolución francesa…

Casa das feras acaba de nacer, el espectáculo se llama Calloway Circus y está lleno de acróbatas, hombres bala, contorsionistas, mujeres barbudas, enanos, elefantes, piratas, cantinas, vino, cerveza y amor…todo subyace en este circo como en una obra cubista de Picasso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.