Cloud Control – Dream Cave ([PIAS])

Los australianos Cloud Control, ahora afincados en Londres, tienen nuevo disco. Después de “Bliss Release” (Pias, 2011) alguno hubiera podido estar tentado de encasillarles dentro de esa especie de revival del “dream pop”, pero con su segundo álbum demuestran que tienen algo más, bastante más. En estos dos años han perfeccionado su sonido, lo han pulido y lo han centrado. Me siguen pareciendo unos Beach Boys del siglo XXI, tal como dije en su momento, y de la misma forma que los chicos de la playa evolucionaron hacia un sonido menos inocente, así parecen hacerlo también los australianos.

A pesar de que la canción más inmediata del disco, “Dojo Rising”, incida en esa vena festiva y despreocupada, sería injusto medir el resto de canciones por esos mismos parámetros, algo que sólo podría llevar a la decepción. Quizás “Promises” le vaya a la par, y quizás por eso sirve como pasarela, junto a “Moonrabbit” (la más Beach Boys), para llegar a la segunda mitad del álbum.

Es entonces cuando “Island living” marca el inicio de una tendencia, suave pero marcada, hacia la introspección y hacia una especie de preciosismo profundo y serio, una evolución similar a la que MGMT realizaron en su momento (también Animal Collective en su Merriweather Post Pavillion, aunque ellos venían de una posición más experimental y de vanguardia) y que lleva a disfrutar de momentos tan Fleetwood Mac como ciertos pasajes de “Happy Birthday”, o a cerrar el disco con dos canciones de más de 6 minutos: “Tombstone”, ligeramente experimental y que podría recordar a los Talk Talk más introspectivos, y “Dream cave”, una auténtica delicia que suena realmente como lo que su nombre indica (los últimos dos o tres minutos dedicados a representar los sonidos acuosos que se pueden escuchar en una cueva).

Un disco interesante, para escuchar reposadamente y con atención, rindiéndose a sus matices. Más que dream pop.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!