Entrevistamos a Dawes

Esta semana llega la gira de Dawes. El cuarteto californiano presentará los temas de su último disco, Passwords (2018), el quinto de su carrera, y repasará lo más destacado de su anterior discografía. Comandado por Taylor Goldsmith, carismático vocalista que en sus conciertos no para de inyectar al público altas dosis de euforia, Dawes es un combo nacido de la colisión de dos líneas analógicas. Por un lado, la de ese folk-pop de base acústica elegante y armonías soleadas que nos remite a la escena de Laurel Canyon (Crosby, Stills & Nash, los primeros Neil Young y Joni Mitchell) y por otro esa americana con la vibración soul de Gram Parsons y el romanticismo de The Band.

Dawes estarán en Barcelona (el día 24, en Razzmatazz 2 y dentro del aniversario de la sala), Valencia (el 25, 16 Toneladas), Madrid el 26 (El Sol, formando parte del ciclo Momentos Alhambra Música) y Bilbao (el 27, Kafe Antzokia). Aprovechando su visita,  entrevistamos a Goldsmith, con quien hablamos de su reciente álbum, la América de Trump y los próximos planes.

“La vida se mueve más rápido y estamos más distraídos y abstraídos, así que tal vez la nostalgia ha adquirido más poder que nunca”.

Definís ‘Passwords’ como un disco sobre la comunicación en la era moderna.

Sí. A la manera en la que nos hablamos de uno a otro. En cómo escuchamos, pero también cómo las redes sociales informan de la forma en la que lo hacemos. Twitter nos ha enseñado a esperar que cuando gritamos al vacío no haya ninguna consecuencia tangible: nadie se sienta frente a nosotros y nos da una respuesta coherente. Incluso la opción de “bloquear” tiene profundas ramificaciones en lo que esperamos de las interacciones diarias.

En estos tiempos parece que nuestros pensamientos se han tornado en ‘qué comentar’ o qué ’qué enoji usar’ para cada situación. Obviamente el disco no incluye emojis ni nada de eso, pero canciones como “Crack The Case”, “Living In The Future”, “Stay Down”, “Feed The Fire”, “Telescope” o “Time Flies Either Way” abordan aspectos de mis propias experiencias viviendo en ese mundo moderno.

¿Y cómo afrontamos esa comunicación en la era de Trump?

Para mí, ha sido un desastre de proporciones históricas… dejando de lado las ideologías, si alguien divide a las personas hasta este punto sin tener idea de cómo intentar empatizar con ellas, estás fallando a tu gente. Me da miedo el futuro. Tendremos que encontrar a alguien de proporciones históricas que sea capaz de reparar nuestro país, si es que tenemos la oportunidad de recuperarnos de esto.

Aparte de esas comunicaciones en la era moderna, hay otras inspiraciones en estas nuevas canciones.

Claro, porque también estoy tratando de ir más allá de escribir canciones sobre el amor o el anhelo. Nuestros discos anteriores estaban llenos de eso, y estoy muy orgulloso de ellos, pero como un hombre de 34 años que está recién casado, creo que tener la oportunidad de continuar siendo compositor, requiere que amplíe mi espectro. Hay canciones de amor en este disco (“Never Gonna Say Goodbye” y “Time Flies Either Way”) y siempre las escribo, pero quiero asegurarme de que estoy ofreciendo a cada paso cosas nuevas.

 

Parece que queda lejos aquél North Hills (2009) con el que debutasteis, ¿qué recuerdos tienes de él?

Aún recuerdo estar grabándolo y pensar “probablemente tendré que encontrar un trabajo diferente muy pronto y es posible que no pueda hacer otro disco nunca más, así que tengo que poner todo en esto”. Lo curioso es que todavía tengo el mismo pensamiento exacto con cada disco que hacemos.

¿Qué notas que haya cambiado desde entonces a hoy?

La banda continúa creciendo, evolucionando y probando cosas nuevas. Pero la clave sigue estando en la base que tengas para cada canción, que es lo que realmente las hace buenas. Intentamos compartir con el público la manera en la que vemos las cosas. Y tratamos que respondan y nos enseñen cómo las ven ellos igualmente.

“Trump ha sido un desastre de proporciones históricas… dejando de lado las ideologías, si alguien divide a las personas hasta este punto sin tener idea de cómo intentar empatizar con ellas, estás fallando a tu gente. Me da miedo el futuro”.

Habéis vuelto a contar con Jonathan Wilson (Father John Misty, Bonnie ‘Prince’ Billy) a la producción. ¿Os sentís cómodos con él?

Es profundamente inspirador como productor. Tiene un gran sentido para seleccionar cuáles son las canciones correctas, sabe cómo obtener sonidos increíbles y también es excelente para mantenernos motivados. Tenemos plena confianza en torno a Jonathan. Me gusta tenerle cerca.

En la música de Dawes se respira el sonido clásico de muchas bandas míticas. ¿Os interesan las bandas actuales? ¿Qué estás escuchando actualmente?

Por supuesto, me interesa mucho lo que hacen Hiss Golden Messenger, Brittany Howard, Big Thief, War On Drugs, Jason Isbell, Brandi Carlile, Bill Callahan… la lista podría ser larguísima. Los artistas que más escucho últimamente son Warren Zevon, Miles Davis, Joni Mitchell y Keith Jarrett.

Mucho clásico o bandas actuales sonando clásicas…

Sí (risas).

Vivimos unos tiempos algo extraños donde nos sentimos reconfortados mirando al pasado. Mucha nostalgia.

Tal vez porque pasamos gran parte del tiempo recordando. A veces, inmediatamente después de tomar una foto. Todo Instagram y Facebook es una sobrecarga de nostalgia. El tuyo y el de otras personas también. La vida se mueve más rápido y estamos más distraídos y abstraídos, así que tal vez la nostalgia ha adquirido más poder que nunca.

 

Habéis versionado a Bob Dylan y Blake Mills, entre otros. ¿Os divierte tocar las canciones de otros?

Sin duda. Hacer versiones es una de las grandes alegrías de tocar en una banda. Además, aprendes cómo hacen las cosas otros y al final resulta una gran lección para saber cómo escribir buenas canciones.

Llega vuestra gira y parece que los conciertos están teniendo buena acogida de público (entradas agotadas en Madrid).

Realmente teníamos muchas ganas de volver a España, así que te puedes imaginar que estos shows sean especiales para nosotros. Si congregamos el suficiente público, podemos comenzar a hacer de este un viaje algo más habitual para nosotros… que es algo que realmente queremos.

Passwords tiene ya casi dos años. ¿Hay ya canciones nuevas de Dawes en proceso?

Sí, podemos decir que el disco nuevo está terminado. Aunque aún es pronto para publicarlo.

Muchas gracias por vuestro tiempo.

A vosotros. Nos vemos pronto.

2 comentarios sobre “Entrevistamos a Dawes

  • el 21 Octubre, 2019 a las 10:06 am
    Permalink

    Junto con The War On Drugs, uno de los grupos más cojonudos del nuevo rock americano

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.