Entrevistamos a White Lies

White Lies llegan a nuestro país con cuatro fechas que arrancan esta misma semana. Estarán en Granada el día 17, en Industrial Copera, Madrid el día 18, en la sala But, Barcelona el 19 de octubre en la sala Bikini y un último concierto en Bilbao, el 21 de octubre en Kafe Antzokia (entradas a través de doctormusic.com y entradas.com).

Estarán presentando su nuevo disco,  FIVE, que contenía grandes temas como ‘Time To Give‘ o ‘Tokyo‘. Quinto álbum de estudio en una década, desde que la banda emergiera en 2009 con su debut #1, To Lose My Life… En su regreso, Harry McVeigh (voz y guitarra), Charles Cave (bajo) y Jack Lawrence-Brown (batería) exploran nuevas vías creativas y entregan su mejor obra. Aprovechando su visita, charlamos con su cantante para descubrir las motivaciones para crear estas nuevas canciones y adivinar por dónde irán los tiros en futuras entregas.

“No nos sentimos parte del post-punk. No nos sentimos parte de nada, la verdad.” 

¿Qué sentís al mirar la vista atrás 10 años después de vuestro disco de debut?

Fundamentalmente siento orgullo por ver cómo hemos crecido desde entonces. No es fácil sorprender tanto con un álbum debut y luego forjar una carrera de diez años a partir de eso. Tenemos una muy buena forma de trabajar y seguimos totalmente dedicados a refinar nuestra composición de canciones y la forma en la que producimos música. Nuestro álbum más reciente, ‘Five’, ha sido el mejor recibido desde ‘To Lose My Life’, por lo que parece, estamos mejorando. El primer disco lo lanzamos en un momento en que todavía éramos muy inexpertos y jóvenes; es una sensación difícilmente. Me alegra que no hayamos pasado diez años intentando hacer lo mismo otra vez.

¿Cómo ha cambiado vuestro método de escribir canciones durante estos años?

Ha cambiado mucho. La tecnología nos ha ayudado a construir canciones desde los cimientos hacia arriba, desde la comodidad de nuestros hogares, y sin la necesidad de costosos productores y estudios durante ese proceso. Te da cierta libertad para experimentar con lo básico; el tempo, los arreglos, etc. Pero también te da pie a experimentar con instrumentación y producción mucho antes de lo que pudimos, cuando escribimos el primer álbum. En aquel entonces, escribiría algunas letras y queríamos construir una canción alrededor de esas letras. A veces funcionó muy bien (“Unfinished Business”), pero quizás otras veces (“Fifty On Our Foreheads”) la canción habría sido mucho más fuerte si la hubiéramos construido de una manera diferente, como hemos podido hacer ahora con temas como “Time To Give” o “Tokio”.

Habéis lanzado cinco discos en este periodo de tiempo, se podría decir que White Lies es una banda prolífica.

Gracias, no está nada mal. Pero recuerda que los cinco primeros discos de Black Sabbath salieron esus sus primeros seis años de existencia (Risas).

Cuál fue la inspiración para escribir las canciones de ‘Five’? 

Una cierta soledad que creo que siempre he sentido. Y una creciente sensación de desplazamiento.

 

Habéis vuelto a trabajar con Ed Buller (Suede). ¿Cuál fue su contribución al disco?

Ed es como si fuera un peluquero al que le traes tu canción de cualquier forma y te ayuda a moldearla para presentarla del mejor modo posible. Es un activo fundamental para esta banda, y no estaríamos aquí sin él.

Aparte de Ed Buller habéis contado con la ayuda en las mezclas de dos genios como Flood y Alan Moulder, que han trabajado con los mejores. ¿Se nota su mano en el resultado final del disco? 

Sin duda. Esas colaboraciones añadieron muchísima calidad al disco. Sin Flood, “Tokio” no habría tenido el gran sintetizador de bajo filtrado que copia el bajo. Eso se convirtió en una gran parte de la canción. Sin Alan, “Fire and Wings” nunca hubiera sonado tan grande. También es importante tener en cuenta a nuestro ingeniero, James Brown, que es un genio y nos ayudó a grabar todo muy bien.

“Time to Give” es una gran canción de apertura y quizá una de vuestras mejores. ¿Podríamos decir que representa la madurez de vuestro sonido?

Sí, este es posiblemente nuestro trabajo más maduro hasta ahora. Pero sigo pensando que hay un largo camino por delante, y será muy emocionante ver a dónde nos lleva.

 

“Never Alone” y “Tokyo” son clásicos instantáneos. ¿Erais conscientes al estar grabando de que teníais en vuestras manos posiblemente vuestro mejor disco?

Justo antes de comenzar a mezclar el álbum tuve esa sensación. Las canciones eran contundentes y se apreciaba su fuerza. Personas como Flood también nos decían el potencial que tenían.

Se os cita continuamente como parte de la nueva generación del postpunk. ¿Cuáles han sido las bandas que más os han influido?

No nos sentimos parte del post-punk. No nos sentimos parte de nada, la verdad. Cuando comenzamos, estábamos influenciados por bandas como The Stills o Secret Machines y nos gustó mucho el primer álbum de Arcade Fire. Ahora, todos escuchamos una gran variedad de música de casi todos los géneros. Personalmente, en estos días no escucho mucha música post-punk, aunque todavía me gusta “Jeopardy” de The Sound.

¿Cuál es tu disco favorito?

Creo que el ‘Stop Making Sense’ de Talking Heads.

“Estoy orgulloso por ver lo que hemos conseguido en 10 años. No es fácil sorprender tanto con un álbum debut y luego forjar una carrera a partir de eso”

¿Y qué estás escuchando actualmente? ¿Nos puedes hacer alguna recomendación?

Me estoy enganchando de nuevo al ‘Simple Songs’ de Jim O’Rourke. Que es otro de mis álbumes favoritos. También me encanta la nueva música de Caroline Polachek. Y siendo honesto, te confesaré que también escucho mi propia música bastante. Presto mucha atención a las canciones en las que estamos trabajando, para decidir a dónde ir.

Parece que hoy en día nos invade la nostalgia por el pasado. ¿Qué opinas?

Creo que está bien, y creo que posiblemente sea más apropiado que una obsesión con lo “NUEVO NUEVO NUEVO”. La nostalgia puede significar que nos volvemos a aferrar a algo que ha demostrado que pudo ser agradable, conmovedor o divertido en el pasado. Esta obsesión con la novedad un tanto absurda de querer ser parte de una pequeña multitud que ha escuchado a cierto artista y se siente superior, me aburre. Lo nuevo, no asentado y sin desarrollar, es extremadamente aburrido para mí…

Tocáis en España esta semana. ¿Qué veremos en los nuevos conciertos de White Lies?

¡Serán geniales! Ha pasado mucho tiempo desde que hicimos nuestros primeros conciertos en España. Debes saber que rogamos a nuestro manager que nos programara fechas en España y aunque fuera difícil desde el punto de vista logístico y financiero, queríamos tocar aquí. Especialmente, después de que se tuviera que cancelar el Doctor Music el pasado verano.

2 comentarios sobre “Entrevistamos a White Lies

  • el 14 Octubre, 2019 a las 8:39 am
    Permalink

    Su nuevo disco no está nada mal. Antes iban demasiado a remolque de Interpol y Editors

    Respuesta
  • el 16 Octubre, 2019 a las 10:45 am
    Permalink

    Iré a verles a Madrid. Muy fan

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.