Entrevistamos a The Beatophonics, que nos visitan

The Beatophonics, el trío danés de la tranquila y bella ciudad de Køge regresan a nuestro país en una gira, que comprende tres únicas fechas: 2 de diciembre, Valencia (Loco Club), 3 de diciembre, Madrid (El Sol) y 5 de diciembre, León (Purple Weekend). Además de su nuevo single, “I Go Through Emotions”, la formación interpretará su último larga duración, Let’s Do This (Echophonic Records 2020) en el que, además de clara filiación 60´s de sus anteriores grabaciones, encontramos grandes momentos de Power Pop. Los tres integrantes de la banda atendieron amablemente nuestra llamada y nos contaron muchas cuestiones interesantes, acerca de su sonido, su método de grabación, su manera de componer y muchos asuntos más.

 “A lo largo de los años hemos desarrollado métodos que nos llevan a un resultado satisfactorio de la forma más suave posible”

En primer lugar, quería daros la enhorabuena por vuestro último trabajo y por “I Go Through Emotions”, es una canción realmente brillante en todos los sentidos. En ella exploráis las relaciones interpersonales y la soledad. ¿Quizás la letra tiene que ver con los tiempos de confinamiento que hemos vivido?

Søren: Es cierto que la situación de la pandemia ha tenido muchos efectos secundarios en mucha gente, yo incluido. La situación ciertamente me hizo detenerme y preguntarme sobre muchas cosas. Sin embargo, el tema del que hablo en “I Go Through Emotions” no se inspiró directamente en la situación de la pandemia, sino en cuestiones personales que empecé a atravesar el año pasado con mi relación de muchos años con mi mujer. En general, por mi parte, las letras de las canciones de nuestro próximo álbum, en el que estamos trabajando en este momento, son mucho más personales que las que he aportado a nuestra banda en el pasado. Para mí, sin duda, ha supuesto una gran satisfacción alcanzar este nuevo nivel en el proceso de composición de canciones.

Aunque sé que es hora de empezar a hablar del presente y del futuro, es inevitable preguntarte por esto. Vuestro segundo y excelente álbum “Let’s Do This” se publicó a principios de 2020, en plena pandemia mundial. ¿La situación os pilló desprevenidos para el lanzamiento, o decidisteis asumir el riesgo sabiendo lo que estaba pasando?

Rasmus: Lanzamos “I Can Do With Anybody Else” como primer single de ese álbum a finales de 2019 y lanzamos otros dos singles en enero de 2020 y todo el álbum se lanzó en realidad el día después de que la OMS declarara el brote de COVID-19 como emergencia sanitaria mundial. Así que, en ese momento ya no había vuelta atrás… Empezamos la gira del álbum en Dinamarca el 7 de febrero y conseguimos dar 11 conciertos antes de que se cerrara Dinamarca. Fue una gran suerte para nosotros, y una gran desgracia para muchos artistas que invirtieron mucho tiempo y dinero en publicar su música sin poder salir de gira con ella. Durante el cierre pasamos tiempo escribiendo nuevas canciones y seguramente incluiremos algunas de las inéditas en el set de los conciertos en España.

 

Hablemos de cosas más alegres.

En vuestro segundo disco encontramos grandes composiciones y muy buenos momentos musicales. Hay canciones como “Now That You Made It” que me recuerdan a grupos setenteros como Raspberries, aunque es cierto que el grueso del disco me recuerda más a los Beat de los sesenta.

Søren: Con nuestro álbum de debut “The Beatophonics” de 2015 teníamos la certeza de hacer un álbum simulando que éramos un grupo beat europeo en 1965. Nos centramos en los detalles de la composición, los arreglos, la producción y las técnicas de ingeniería, e incluso en la elección de instrumentos y equipos que estuvieran disponibles en aquella época. Con cada canción del álbum tenía una receta en la cabeza sobre lo que había inspirado la canción y en qué lugar de la línea de tiempo debía encajar. Por ejemplo, con una canción como “Could You, Would You”, me imaginaba que estábamos a principios de 1963. Hasta ese momento, los Beatophonics se habían inspirado en artistas como Cliff Richard y The Shadows, pero “recientemente” el nuevo sonido de los grupos de Liverpool había llegado a nuestros oídos y nos había inspirado mucho para tomar una nueva dirección con la composición melódica, las voces en armonía y un sonido de guitarra más nervioso. Sin embargo, con esta canción en particular quería que sonara como si aún no hubiéramos llegado al punto en el que la inspiración de los grupos de guitarra instrumental hubiera abandonado nuestro sonido como banda. Así que, aunque esta canción en particular, en cuanto a la composición, tenía mucha inspiración de las primeras grabaciones de los Beatles/Searchers/Billy J. Kramer, el sonido de cinta-eco/vibrato ladden sigue estando presente, lo que es un guiño a los héroes de la guitarra como Hank Marvin de The Shadows, que en esta época todavía estaría presente como inspiración para The Beatophonics.

Una canción como “I Thank You” omite por completo esto y se inspira únicamente en lo que ocurrió en la escena beat un año después, en 1964, con el uso de la guitarra Rickenbacker de 12 cuerdas y un sonido más seco. Para mí, personalmente, fue muy divertido, ya que tengo un gran interés histórico en esta época concreta de la música y en los instrumentos/equipos utilizados, de los que tengo una colección bastante grande. Sin embargo, la razón principal para trabajar con este dogma era ver si podía volver a escribir canciones. Desde mis años de adolescencia y hasta los 20 años había estado al frente de bandas y proyectos en torno a mis propias canciones, pero a partir de entonces empecé a trabajar más y más como sideman con varios artistas daneses como, por ejemplo, Marie Frank (con quien hice muchas composiciones) y Tim Christensen. Cuando formamos The Beatophonics en 2010 había estado alejado de la composición durante bastante tiempo y me costó volver a tomar ese camino. Tener este, digamos “dogma”, me facilitó mucho las cosas. Obviamente, necesitaba adquirir el hábito de verme como un artista que “dejara salir las cosas del corazón” y que realmente compartiera experiencias/temas personales con el mundo exterior. Poco a poco, esto empezó a sucederme, curiosamente pasó con nuestra canción navideña “A Very Merry Christmas”, mientras que todas las canciones del primer álbum somos nosotros fingiendo que somos una banda ficticia de los años 60. Cuando empezamos a trabajar en las canciones del álbum Let’s Do This, me di cuenta de que había llegado al punto de atreverme a mostrar más de mí mismo en las letras. Con las nuevas canciones que estamos grabando en este momento, ha llegado un punto en el que escribir canciones se ha convertido en un proceso casi terapéutico para mí. Es mucho más personal hacerlo a este nivel. El primer álbum, con su enfoque de recreación, funcionó muy bien en Dinamarca y conseguimos una base de fans muy fiel. De alguna manera, sentíamos que los fans esperaban que repitiéramos ese planteamiento o que pasáramos, por ejemplo, a 1967. Para mí, sencillamente no es correcto hacer lo que la gente espera y repetirnos es lo último que me gustaría hacer. Sentí que teníamos que evolucionar, o podríamos dejar de hacerlo. En cuanto a la inspiración, para el primer álbum fue realmente la escena beat europea de principios/mediados de los 60: The Beatles, The Hollies, Johnny Kidd & The Pirates y muchos de los grupos de Liverpool que dieron forma a nuestro sonido. Música con la que crecí, que conozco por la colección de discos de mis padres y que he escuchado toda mi vida y sigo escuchando. En mi caso, se trata de toda la escena melódica que empezó más o menos con los Beatles y todos los artistas que siguieron ese camino durante años. Mi línea de tiempo personal de la música que se ha inspirado en esta tradición mostraría bandas/artistas como The Zombies (con quienes he estado trabajando como miembro regular de la banda como bajista desde 2018), Emitt Mann, Elliott Smith hasta actos recientes como The Belle Brigade y The Lemon Twigs. Veo un hilo rojo a través de la música de todos estos actos y tengo una fuerte conexión con todo ello, sin importar la época.

Vaya, eso respondería también a la pregunta que tenía preparada, en cuanto a la estética del arte de la portada. ¿Es algo premeditado o sale del corazón?

Søren: Soy un gran coleccionista de discos, tengo entre 3.000 y 4.000 vinilos. Siempre me han gustado las portadas de los años 60, así que era obvio ir en esa dirección. Adoro especialmente las portadas de EMI de los años 60. En Martin Wild hemos encontrado a un artista de portadas que entiende todo eso y puede sacar nuestras ideas.

¿Cómo es el proceso de creación de un álbum y de las canciones en la banda? Tengo la sensación de que sois muy meticulosos con todo. 

Rasmus: A lo largo de los años hemos desarrollado métodos que nos llevan a un resultado satisfactorio de la forma más suave posible. Trabajar juntos los tres y empezar nuevas canciones desde cero nunca ha servido de nada. Así que es esencial para nosotros que alguien traiga al menos el esqueleto de una canción para que podamos empezar. Con una canción como “What Became Of You”, traje las ideas principales y me reuní con Søren, que es muy bueno añadiendo exactamente ese fino puente que falta para completar la canción. Pero, por ejemplo, una canción como “I Can Do With Anybody Else” fue la melodía de Søren y luego escribimos la letra los tres. Algunas de las canciones del álbum han estado sin estrenar en mi cajón durante bastantes años, se desempolvaron y se reorganizaron para Let’s Do This. Es el caso de “Beautiful” y “Now That You Made It”.

“Let’s Do This” nos llevó bastante tiempo, ya que nos resultó muy difícil abandonar el planteamiento del primer álbum. Trabajar con este método fue muy fácil porque cada vez que teníamos dudas nos preguntábamos qué deberíamos haber hecho en 1965, y entonces Søren tenía la respuesta (risas). Sin en este truco de tratar de meternos en la mentalidad de una banda de los 60´s, tendríamos que buscar esas respuestas en otra parte.

Y creo que la producción es una parte importante vuestras grabaciones. Solo hay que escuchar el brillo del sonido, ¿os ocupáis también del proceso de posproducción de las grabaciones o las dejáis en manos del productor/ingeniero? 

Søren: Mucho. Tengo mi propio estudio, Echophonic, donde hasta ahora hemos hecho todas nuestras grabaciones. Las pistas básicas para “I Go Through Emotions” fue la primera vez que hicimos algo fuera de Echophonic. El estudio se basa en mi colección de guitarras/amplificadores/teclados antiguos y equipo de estudio. Usamos Pro Tools en una plataforma digital (para poder comunicarnos con el mundo exterior), pero también tengo un Studer A80 de 16 pistas de principios de los 70 y un montón de micrófonos vintage, preamplificadores, compresores, amplificadores, guitarras y todos los teclados clásicos como, por ejemplo, Hammond, Vox, Farfisa, Wurlitzer, Hohner Pianet originales e incluso un Mellotron original que funciona. Rasmus también tiene un pequeño estudio donde puede añadir voces y partes de teclado. Así que sí, nos preocupamos mucho por la parte de la producción, pero somos conscientes de que nos va mejor si lo dejamos en nuestras manos de vez en cuando. Para nuestros dos álbumes de estudio hemos trabajado con nuestro buen amigo por muchos años, el cantautor y productor danés Magnus von Bülow, que vive en Suecia. Magnus ha mezclado ambos álbumes. Está completamente al mismo nivel que nosotros, le gustan las mismas referencias y demás, así que trabajar con él siempre ha sido muy fácil y agradable. No nos tenemos que dar muchas explicaciones, porque más o menos pensamos en los mismos términos con respecto a todo, desde la composición de las canciones, el enfoque musical hasta la producción de sonido y la mezcla. Recientemente hemos incorporado a Magnus a la banda, primero como músico de directo en la última gira tras el álbum Let’s Do This, pero más recientemente hemos empezado a escribir canciones juntos. Ha sido un gran placer y el hecho de ser cuatro músicos hace que sea mucho más fácil para nosotros grabar como banda. Así que, aparte de las voces y unos cuantos overdubs, “I Go Through Emotions” se grabó más o menos en directo en el estudio, mientras que en nuestros dos primeros álbumes, todo el mundo está por todas partes, tocando cualquier instrumento y parte que haga falta para completar las canciones.

¿No tenéis miedo de ser recordados en el futuro como una banda de revival o creéis que tenéis suficiente personalidad para imprimir vuestro propio sello y estilo?

Søren: No vamos a rehuir de nuestra inspiración sesentera, pero desde luego espero que seamos capaces de evolucionar en torno a ella y sonar como nuestro propio producto. Personalmente, creo que nos hemos alejado del sello de banda revival que estaba muy presente en la época del primer álbum. Eso estaba muy bien entonces, y todos estamos muy contentos con ese primer álbum, pero esto es ahora.

 

En España se os conoce como “la mejor banda de PowerPop de Dinamarca”. Aunque es cierto que la escena musical de allí no es muy conocida aquí, salvo grupos como The Raveonettes o bandas más psicodélicas como Baby Woodrose, que tuvieron cierto éxito hace años. ¿Cómo es la escena allí? ¿hay buenos lugares y clubes donde poder tocar en directo. ¿Podéis recomendar alguna banda de vuestro estilo?

Rasmus: En Dinamarca somos muy afortunados de tener una vibrante escena en vivo y, aunque es un país pequeño, hay muchos clubes y salas de música y un gran interés por salir a conciertos. El Ministerio de Cultura invierte mucho dinero en subvencionar las salas para desarrollar nuevos talentos que puedan desarrollar carreras duraderas. Así que esperamos que en el futuro se pueda experimentar más música danesa en España. Una recomendación nuestra sería, por ejemplo, nuestros buenos amigos y rockeros de garaje The Courettes. Estarán de gira por España el próximo año y también podemos recomendar encarecidamente a The Blue Van y su último álbum From Responsible Sources. 

Algunos de vosotros formáis parte de otras bandas, ¿cómo lo compagináis? ¿Sois músicos a tiempo completo o lo compagináis con otras profesiones?

Søren: Yo diría que, aunque de vez en cuando hacemos cosas fuera de la “música” para llegar a fin de mes, sí que trabajamos con esto a nivel profesional. Yo, por mi parte, me mantengo ocupado como miembro a tiempo completo de The Zombies pero también trabajo con otros proyectos musicales de vez en cuando. Puede ser un poco complicado planificar los periodos de gira, las sesiones de grabación y demás, pero de alguna manera lo hemos conseguido hasta ahora.

Peter Belli es considerado la primera “Estrella del Rock” de vuestro país y es un músico muy importante allí. ¿Cómo surgió la idea de que grabara ese directo con vosotros? Supongo que sería muy emocionante para vosotros.

Søren: Sí, Peter suele ser considerado el gran hombre del rock danés. Lleva en la escena desde 1959 y tuvo una gran irrupción aquí en 1964, durante la era beat (que en Dinamarca se llamaba “Pigtråd”, que también significa “alambre de espino”). Para mí, siempre ha formado parte de la escena danesa en varios géneros musicales. Lo conocí en 2003 y trabajé con él como guitarrista durante un par de años y grabé tres discos con él. Cuando nos pidieron que hiciéramos un programa de televisión, fue obvio que invitáramos a Peter a unirse a nosotros para un puñado de canciones. Cuatro de las canciones se publicaron como un EP de 7″: “Peter Belli & The Beatophonics – Recorded Live At The Club Liverpool House“. Nuestra propia parte del espectáculo se publicó como el álbum de 12” “Live At The Club Liverpool House” en 2017. Esa grabación fue más o menos lo último que hizo Peter, antes de bajar un poco sus actividades. Estoy muy orgulloso de haber hecho esto con él y de haberle devuelto a su lugar de origen con lo que yo consideraría algunas de las grabaciones más valientes y ásperas que ha hecho nunca. Peter nunca es un farsante en nada. Siempre ha sido muy fiel a lo que hace, pero lo que hicimos con él es en gran medida el Peter Belli que admiro como el gran hombre del rock danés.

Vuestra gira española comienza muy pronto. Vais a tocar en algunos clubs y también en el festival de música sixties más importante de España y uno de los más importantes de Europa. Me refiero al Purple Weekend.

Va a ser una edición muy importante del Purple Weekend, porque es el regreso del festival y es uno de los primeros que se hará con el público de pie y casi sin restricciones. ¿Cómo estáis preparando la gira?

Rasmus: Antes en la entrevista has utilizado la palabra meticuloso y creo que esa palabra describe muy bien nuestros preparativos para esta gira. Incluir a Magnus en la banda de directo ha supuesto que le pase la tarea del bajo y me concentre en las guitarras y los teclados, algo que me encanta. Estamos muy contentos de poder volver a dar conciertos y ahora mismo estamos haciendo una gira por Dinamarca que consta de 10 conciertos por todo el país. Así que creo que cuando lleguemos a España el espectáculo será muy satisfactorio, tanto para nosotros como para el público español. Eso esperamos.

 

¿Conocíais el festival Purple Weekend?

Søren: Oh sí, ciertamente hemos estado al tanto del Purple Weekend y del amor español por la música de los 60 y la escena de la música de garaje y nos sentimos muy emocionados de ir a España para esta gira. Desde que tocamos un puñado de conciertos con The Zombies en España en 2019, que fueron algunas de las mejores experiencias que tengo con esa banda, he esperado y cruzado los dedos para poder ir allí también algún día. Pero entonces llegó la pandemia. Pero bueno, ahora por fin está sucediendo.

Muchas gracias por vuestro tiempo. Nos vemos en el concierto de Madrid.

Søren: Ha sido un verdadero placer. De nuevo, estamos muy emocionados por venir a España. Nos encanta tocar en directo y estamos muy emocionados de hacerlo en este, para nosotros, escenario completamente nuevo.

Rasmus: Gracias Fernando, ¡nos vemos en Madrid!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien