Giant Sand – proVISIONS (Yep Rock)

Hay músicos a los que les cuesta un mundo hacer siquiera un par de buenas canciones, y en cuanto se desvían un milímetro de sus pretensiones, el fiasco está asegurado. La antítesis de esto sería Howe Gelb.

En el último disco de Giant Sand, es difícil encontrar algo que desentone, un punto flaco, una canción que no sea redonda. “Stranded Pearl” lo abre con quizá el mejor dueto del trabajo junto a la encantadora Isobel Campbell. Sólo han pasado dos minutos y Gelb ya nos tiene en el bolsillo, completamente ganados para la causa. Las guitarras acústicas, los susurros, los momentos muy puntuales de cadencia pianística, la steel guitar, los detalles, en definitiva, es lo que hacen grande a proVISIONS . En sus letras sigue jugando con el doble sentido, pleno de ironía y sobre todo, sutileza. Con un cierto aire a western crepuscular sobrevolando las canciones, Neko Case, otra de las colaboraciones de renombre del disco, brilla en la seductora y triste “Without a Word”, mientras M. Ward, uno de sus más aventajados discípulos, hace lo propio en la rockabilly “Can Do”.

La segunda mitad del trabajo avanza por senderos menos transitados, más intrincados, donde el de Arizona se permite un par de licencias, y el sonido se cubre de sombras. “Muck Machine” es un sobresaliente híbrido de jazz y ritmos caribeños, excelente en sus percusiones y en sus arreglos. “Belly Full of Fire” es una exquisitez de composición, de gran riqueza instrumental y memorable interpretación de Howe Gelb. Probablemente la mejor canción del disco, lo cual es decir mucho. Sendas menciones especiales para el experimento ruidista de “World’s end State Park”, la sección de viento de la estupenda “Saturated Beyond Repair” y ese cierre magnífico y que deja con ganas de más que es “Well Enough Alone”

Debiera ser escuchado al menos con la mitad de mimo y atención con la que ha sido creado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.