Jonston

No se puede luchar contra la tecnología, hay que abrazarla e intentar sacar lo positivo, no cerrarse en banda

Jonston es un buen tipo, lo dicen los que lo conocen; y, además de serlo, lo parece. Eso es en gran parte gracias a su música, sincera, cercana y optimista. Así suena Taller de Memoria, disco que ha lanzado a través de su sello con nombre de relato de J.D. Salinger (Pez Plátano) tras abandonar Limbo Starr. Charlamos con él sobre su segundo trabajo, la música en Internet, su infancia o el yoga.

La primera pregunta es obligada. Imagino que ya estarás cansado de contestarla, pero este disco está muy marcado por tu salida de Limbo Starr. ¿Cuándo y por qué decides salir a navegar por tu cuenta?
Pues cuando empecé a tener canciones nuevas y a pensar qué iba a pasar con ellas. Hice balance de lo positivo y lo negativo que tenía estar en un sello para mí y tomé esa decisión. Quería controlar lo más posible mi música, artísticamente y como producto.

En plena crisis existencial con el tema de las descargas en Internet, llegas tú y lo pones a disposición de todos recién salido del horno, con un par de huevos. ¿Qué crees que pasaría si más músicos y sellos se acercaran al público de esa manera?
Bueno, quizás estamos ya en ese punto. Casi todas las novedades están colgadas en la Red, quieran o no los grupos. Y, a no ser que vendas muchísimo, en un sello el grupo no ve dinero de la venta de discos. Al final es como ponerlo gratis. Así que mejor lo cuelgo yo en buena calidad y todos contentos.

¿Habría sido diferente este disco de haber estado en una discográfica grande? ¿Crees que está fundado el miedo de las discográficas a las descargas directas?
Pues no lo sé. En un sello, aparte de gustarte a ti, las canciones también tienen que gustarles a ellos, cosa muy comprensible. Lo que es seguro es que no hubiese estado gratis, claro.

Hombre, el miedo de las discográficas lo entiendo perfectamente, no debe ser agradable para ellos. Pero creo que no se puede luchar contra la tecnología, hay que abrazarla e intentar sacar lo positivo, no cerrarse en banda.

Una tipo test. La autoedición e Internet son:
a) Las herramientas del futuro.
b) Una solución coyuntural.
c) Las herramientas de los locos.

La a).

Metiéndonos en materia, te he leído decir que este disco es mejor que el anterior, ¿en qué aspectos?
Siempre diré que lo último es lo mejor, pero creo las letras son mejores y es un disco mucho más homogéneo que el primero, que tiraba hacia varios lados a la vez.

He de confesar que el primer disco me gustó mucho, y que me entró mucho más fácil que «Taller de Memoria». Sin embargo, con el tiempo y las escuchas me da la sensación de que este disco está mucho más elaborado, ¿cómo ha sido la concepción del disco?
Si, está mucho más elaborado, pero mi intención era que tampoco lo pareciese. Se grabó en seis días en directo y eso se nota bastante. El disco transmite y eso era lo quería.

Al contrarío que en el debut, en éste tenía más canciones para elegir pero fue difícil conseguir que todas tuvieran un nexo en común. Por eso estoy muy contento con este disco, creo que he avanzado un poquito para mejor como compositor y letrista. Intentar hacer algo conceptual es difícil y me podría haber salido un churro pretencioso. Quería mostrar sentimientos profundos y recuerdos espinosos sin resultar muy plasta o excesivamente ñoño.

Seguro que Paco Loco, como Joan Vich o Muni Camón, han tenido mucho que ver en las cosas buenas de este disco, pero ¿qué tiene el Puerto de Santa María y Paco Loco que os vuelve locos a los músicos de este país?
He tenido mucha suerte de contar con Fino Oyonarte para el primer disco y con Paco Loco para el segundo. He aprendido un montón de ambos.

Lo que más me ha gustado de grabar en el Puerto ha sido poder estar unos días fuera de la ciudad concentrándome únicamente en grabar; y yo creo que eso es lo que más gusta a los grupos, poder desconectar de todo y estar al 100% en tu disco. Paco es genial, es creativo y con mucha experiencia, todo se hace fácil y sin complicaciones. Eso sí, la próxima vez grabo en veranito que con la piscina se debe estar pero que muy bien.

El disco destila optimismo y esperanza, a lo mejor a todos nos iría mucho mejor si aplicáramos una pizca de la filosofía de “El horóscopo del teletexto” (“he comprado unas cartas del tarot, me han salido invertidas pero ya me las giro yo”), ¿de verdad eres un tío tan optimista?
Pues cada vez soy más optimista, es verdad. Tuve mi época depresiva, pero ya pasó. Ahora voy a clases de yoga.

¿A quién le arrancarías la cabeza para “mirar lo que lleva dentro» (“Comandante Cousteau”)?
A nadie, qué asco.

«José Ignacio Martorell presente, pueden recoger mis trozos al salir» (“El horóscopo del teletexto”), ¿tan mal te veías el tema?
Esa habla de ir al colegio. De pequeño iba a un colegio del Opus, lo pasaba bastante mal y los profesores me hacían sentir peor. Era como si quisieran aniquilar mi forma de ser.

En “Sherlock Holmes” (prácticamente han coincidido disco y estreno de la película en España, ¿eres fan?) dices «tengo tendencia a quedarme atrás, muy atrás», ¿cualquier tiempo pasado fue mejor?
Sí, vaya coincidencia. Soy muy fan del Sherlock Holmes clásico, pero no sé si la peli me va a gustar…Para mí el tiempo pasado fue peor. A veces tenemos tendencia a refugiarnos en el pasado cuando lo importante es el “ahora“.

En tus canciones aparecen Sherlock Holmes, Cousteau o el Gato Félix. Las letras son uno de tus puntos fuertes, ¿de dónde salen?
Ya te digo, este disco es completamente autobiográfico. Se mezclan sentimientos y recuerdos, a veces los explico más, otras veces son como fotografías.

Algunas canciones (como “Cuatro ojos”) trasladan a discos y sonidos de los 60-70, ¿tienes muchas influencias de esa época?
Muchas, Paco decía que le recordaba a Micky y los Tonys. Me gusta mucho la música de los 60 y 70, el pop, la psicodelia,…

El diseño del disco es muy divertido. ¿Crees que contar con un ilustrador (en tu caso Olaf Ladousse) es una práctica que debería generalizarse para mejorar aún más la experiencia de comprar un CD o un vinilo? ¿Cómo surgió la colaboración con Ladousse?
En mi caso voy a hacer una edición limitada en vinilo y es importante cuidarla y que sea bonita; está destinada a la gente que, como yo, aún compra discos.

Olaf es amigo mío de hace mucho tiempo y quería que la portada de este disco fuese una ilustración, así que mejor que él nadie. Es curioso porque, sin escuchar el disco entero, hizo una portada que representa muy bien todo el universo del disco: el robot de Comandante Cousteau, los cuatro ojos, la gorra de Sherlock Holmes,…están todos ahí.

Te has liado la manta a la cabeza y has sacado adelante un disco muy majo. Imagino que a partir de ahora todo será presentarlo en directo, ¿lo echabas de menos?
Mucho, mucho. Tengo un montón de energía acumulada para gastar.

Y después, ¿hacia dónde irás: volverás al redil o seguirás montándotelo por tu cuenta?
Lo de Pez Plátano sólo acaba de empezar. Mi intención es seguir por este camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien