Ladytron – Razzmatazz 2 (Barcelona)

Los británicos Ladytron visitan Barcelona en la gira que les lleva a presentar su último trabajo Witching Hour, calificado por prensa y público como su mejor disco hasta la fecha. El concierto tiene lugar dentro de los actos del V Aniversario de la sala Razzmatazz, que se celebra durante todo el mes de diciembre.

Para amenizar la espera mientras la sala se va llenando tenemos en la cabina a Mr DJ. Echando una ojeada entre el público, no podía faltar una nutrida representación de la escena poppie y moderna de Barcelona, ataviados con sus mejores trapitos y con sus chapitas, gafas de pasta y flequillos perfectos. Entre las chicas, contamos hasta una decena de clones de Helen Marnie.

Pasadas las 10 de la noche, se apagan las luces y Ladytron salen al escenario vestidos de riguroso luto, muy elegantes, pero ya sin esos uniformes de academia militar que eran seña de identidad en su primera etapa. Allí están Daniel, Reuben, Mira y Helen, los cuatro miembros oficiales del grupo, además de un batería y una bajista, con lo que confirmamos que el grupo es paritario incluso en su formación en directo.

Abren fuego con la enérgica “High Rise”, una de las canciones que más ejemplifican el cambio de estilo de Ladytron en su último disco. Ya no son sólo un grupo de electropop a base de teclados y sintetizadores, sino que el bajo y la batería tienen también su parte de protagonismo, además de unas guitarras nunca oídas hasta ahora en sus canciones.

La banda de Liverpool basa su repertorio, como es lógico, en las canciones de Witching Hour. No tardan en caer sus nuevos singles, el pegadizo “Destroy Everything You Touch” y el potente “Sugar”, ambos muy bien recibidos. Ladytron tienen fama de fríos, quizás por culpa de la imagen seria de sus sesiones de fotos, y la verdad es que su actitud en el escenario no desmiente esa afirmación. La cantante Helen Marnie, como siempre bellísima aunque también muy delgada, es la única a la que de vez en cuando se le escapa alguna sonrisa.

Prosigue el concierto con la interpretación de “AMTV”, “Evil” y recuperan también “He Took Her To A Movie”. Es interesante ver cómo han adaptado las canciones de 604 y Light & Magic para poder ser interpretadas en directo. La oscura y calmada “Soft Power” crea un momento mágico en la sala, una especie de comunión entre banda y público, por medio de una melodía hipnótica y las armonías vocales de Marnie.

Su hit “Playgirl” se lleva, como no podía ser de otra forma, la primera gran ovación de la noche, y su estribillo es coreado por buena parte del público. Suena también “Cracked LCD”, y una impasible Mira Aroyo toma el protagonismo cantando en búlgaro “Fighting In Built Up Areas”. Con “Last One Standing” y la ineludible “Blue Jeans” cierran la primera parte del concierto.

Sin hacerse esperar demasiado, vuelven a aparecer para tocar “True Mathematics”, de nuevo bajo el mando de Aroyo. “Seventeen”, una de sus canciones más populares, arranca una nueva ovación por parte del público. Su dilatado final no hace más que confirmarnos de que esto está terminando.

El grupo se marcha y se encienden las luces. Sin llegar a ser el concierto del siglo, la impresión general ha sido muy positiva. Pese a la ausencia de grandes sorpresas no se ha echado en falta ningún tema importante (aunque puestos a pedir, el trallazo de “Commodore Rock” no habría sido mal recibido). El público se marcha de la sala satisfecho, consciente de haber pasado un buen rato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.