Laetitia Sadier – La Lata de Bombillas (Zaragoza)

Laetitia Sadier debutó en solitario el pasado año con el álbum The Trip (2010), al margen de su habitual banda (de culto) Stereolab, actualmente en periodo de descanso indefinido. Un disco inofensivo que a pesar de incluir algún tema destacable adolecía de una sensible falta de pegada, por lo que confieso que asistí al concierto cargado de escepticismo.

Actualmente la artista gira en solitario por pequeños locales y con la única compañía de su guitarra eléctrica, por lo que asumí, a puro golpe de efecto mitómano, escuchar esas composiciones sin la instrumentación original. Y quizá fue precisamente ese prejuicio inicial el que a la postre me permitió disfrutar de una actuación que, lejos de resultar impecable, tuvo en la humanidad de la imperfección su principal atractivo.

La francesa afincada en Londres ejecutó sus canciones en apenas una hora y ante sólo una treintena de personas, introduciéndolas una a una en un efectivo esfuerzo por comunicarse con un público respetuoso que ayudó a crear el deseado ambiente íntimo y agradecido por la intérprete. La zurda se mostró centrada en su faceta más intimista, obviando incluso el éxito potencial de “By The Sea” a cambio de canciones desnudas y ribeteadas toscamente a la guitarra por alguien que sin duda cuenta con más cualidades vocales que virtuosismo instrumental.

Destacaron “Natural Child”, la inicial “Fluid Sand”, “Statues Can Bend” o la afrancesada “Ceci Est Le Coeur” junto a las tres partes de “One Million Year Trip”, remodelada respecto a la grabación conocida y cerrando una noche en la que el único rastro de Stereolab fueron algunos discos firmados por la vocalista.

Un concierto que no tardaremos en olvidar, pero que a cambio consiguió crear un entorno agradable en el que perderse durante sesenta minutos de una vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.