Piano Magic – La Boite (Madrid)

Enésima visita de Piano Magic a Madrid, esta vez a una nueva sala de conciertos en la capital: La Boite, pequeña y cómoda, ya que tiene el suelo varias alturas y está en pleno Centro. Y aunque el problema de la falta de salas de aforo medio en Madrid no tiene visos de solución, cuanta mas oferta, mejor.

En su contra, decir que esas luces parpadeantes con el nombre de la sala, a lo “gira de U2” que tiene al fondo del escenario, deberían ser una opción del productor del concierto, mas que un castigo para los presentes. Seguro que habrá conciertos en los que sea un añadido muy valorable, pero esta vez no era el caso.

Abrieron para ellos Novo, dúo francés que gracias a dios se dejó en casa esas bases electrónicas tan de moda ahora (de moda mezclarlas con voz, guitarra y batería, lo cual suele ser bastante aburrido) y ofreció un set enérgico pero correcto, sin más, quizás recordando demasiado a Experience por lo marcado de su idioma natal.

Glenn Johnson, creador hace ya once años del grupo de Londres, y único miembro estable (el grupo en realidad siempre ha sido él) presentó a la banda como “five imaginary boys”, dejando bien claro que los Cure ha sido, es y será uno de sus referentes más claros. De hecho Frank Alba, el guitarrista, es casi un clon de Simon Gallup con algún año menos.

Una banda de tan largo recorrido siempre ha pasado por varias etapas artísticas que lógicamente han afectado a su propuesta en directo, y el caso que nos ocupa es quizás el mejor ejemplo: desde unos inicios basados en una electrónica evocadora casi ambient, base de unos textos mas recitados que cantados, (Popular Mechanics, de 1997) hasta la versión mas rock que les ocupa actualmente, y de la que pudimos disfrutar en el concierto, Piano Magic siempre se ha caracterizado por un romanticismo innato a su música y sobre todo a sus letras, con Londres siempre presente, para bien o para mal.
Abrieron el concierto con dos canciones nuevas que dejaron claro que no debemos esperar grandes novedades en su próximo disco, para dejar paso a “Saint Marie”, de su último gran disco, The trouble sleep of Piano Magic de 2003.

Entre medias versión de Dead Can Dance, para dejar claro su amor eterno a todo lo que significa el sello 4AD, momentos de gran tensión rockera (“The king cannot be found”, o la instrumental “Great escapes”) y un final con Glenn Johnson interpretando sólo a la guitarra “Part Monster”, previo aviso de matar al que se le ocurriese hablar. Este quizás fuese el punto álgido del concierto de un grupo que siempre ha lucido mucho más cuando se olvida del formato rock estandar e intenta trasladar al concierto la magia de tantas canciones buenas que tienen obras maestras como “Low birth weight” o Artist Rifles”.

A pesar de ello, y de lo imperdonable que es que no se traigan de gira la voz femenina que engrandece canciones como “I am the sublibrarian”, ver en directo a Piano Magic nunca defrauda. Ellos saben que gozan del favor del público español y lo agradecen con giras extensas (siempre estaremos agradecidos al sello sevillano Green Ufos por el amor que les profesan). Nosotros, tan contentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.