Les Sueques – Cremeu les perles (El Genio Equivocado)

Justo por estas fechas se cumplen 49 años. Un todavía imberbe John Lennon, al frente de los Beatles, desafió a los ilustres asistentes al Royal Variety Performance con su irreverente y ya mítica frase: “los de los asientos más baratos, aplaudan; el resto pueden hacer sonar sus joyas“.

Puedo notar ese mismo desafío en el debut de Les Sueques, y no sólo por el nombre del disco (Cremeu Les Perles, “Quemad las perlas“) sino también por su despiadado cuestionamiento de esa falacia que, cada vez más, es la aburguesada vida de la clase media. Un torpedo a la línea de flotación de aquellos que vivimos una vida incolora e insípida (“Beig”, según ellas) y que lleva grabados, en lugar de “Little Boy” o “Fat Man” como en Hiroshima y Nagasaki, los nombres de grupos como Velvet Underground o Violent Femmes, junto a otros ilustres perturbadores del estilo de John Cale o Mark E. Smith.

Por su cáustica mirada pasan el consumismo (“Terrorista”), la hipocresía de las relaciones familiares (“S.F.”, “Robot”) y también el individualismo post moderno (“Ningú”, “Són de mi”, “Monstre”). Y además lo hacen con exquisito gusto, con unas letras nada obvias, más metafóricas que directas y más irónicas que rabiosas, con una música y una voz perfectamente audibles, incluso suave: “Robot” parece cantada por Nico, mientras que “Mirall”, claramente inspirada en el “I’ll be your mirror” de la Velvet, es un prodigio de limpieza, melodía, armonía y sensibilidad pop.

Un álbum espléndido, que ofrece la posibilidad de disfrutarlo a diversos niveles de atención, que deja poso tanto por sus pegajosas melodías como por sus punzantes letras, y que deja entrever una madurez y una claridad de ideas impropias de un disco de debut. Se colará en mi lista nacional de 2013, sin duda.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.