Little Wings – Black Grass (Marriage Records)

El estadounidense Kyle Field es un reputado artista visual y gráfico, puntual diseñador de tablas de skate y, desde finales de los 90, firmante de discos enormemente respetados bajo el pseudónimo de Little Wings. Uno de esos autores totales a los que la creatividad les quema a la altura del estómago hasta motivar la expresión. 

Tras publicar cerca de una decena de discos a lo largo del mismo número de temporadas, el multifacético cantautor se ha tomado cuatro largos años hasta entregar este soberbio Black Grass (2011). La espera ha merecido la pena con la llegada de un álbum preciosista y evocador, donde el folk adopta diferentes formas contagiado del voraz espíritu de su creador, resguardando personalidad propia tras desprejuiciar caminos tradicionalmente propiedad de Nick Drake, Vic Chesnutt, Will Oldham, Stuart A. Staples o el Nick Cave más reflexivo.

Un espléndido elepé que asombra en su escucha original y emociona exponencialmente con todos y cada uno de los consiguientes acercamientos, en base a un decálogo intenso, sincero, bello y profundo que incluye gemas como “Gold Teeth”, “I Grow Too”, la propia “Black Grass”, “Little Bit” o la eterna “How Come?”.

El peculiar músico ha compartido escenario o estudio con nombres vitales como Daniel Johnston, M. Ward o Devendra Banhart, y sólo aquella singularidad y temperamento que empapan sus creaciones puede explicar la escasa popularidad cosechada por el de San Francisco, infinitamente menor de la que merece tras alumbrar sinceros portentos como el presente.

ESCUCHA en Spotify: Little Wings – Black Grass

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.