Live – Birds Of Pray (MCA Records)

Live fueron una banda muy prometedora a mediados de los 90 con éxitos rotundos como “I Alone” o “Selling the Drama” que de forma inexplicable quedaron en un segundo plano y prácticamente se desvanecieron a este lado del atlántico.

Misterios de la promoción, su nuevo trabajo “Birds Of Pray” sonará en España. Quizás pienses que Live han hecho carrera a costa de reinterpretar a Pearl Jam y REM. Honestamente creo se parecen a estas bandas tanto como Hootie & The Blowfish a Nirvana.

“Birds Of Pray” viene precedido por las discretas ventas de su anterior trabajo “V”. Pese a que “V” se lanzó con comentarios muy positivos tanto de seguidores como de crítica incomprensiblemente se desinfló y los primeros no pasaron por caja respondiendo mal al cambio de dirección de la banda. Tres meses más tarde ya se hablaba de sonido extraño, experimentación fallida y de que como Ed Kowalczyk volviera a tontear con el rap lo correrían a gorrazos. Realmente injusto porque el disco contenía buenos temas como “Like a Soldier” o “Flow”.

Cuando se castiga el riesgo el resultado suele ser un retorno a las viejas fórmulas. Aquí entra en acción el nuevo single “Heaven” una canción de corte clásico que encajaría en “The Distance To Here” junto a “The Dolphin’s Cry”, una apuesta segura para recuperar el público de base.

Los once temas siguientes contienen para mi sorpresa únicamente una balada épica “Run Away” y ninguna canción al piano. “Birds Of Pray” es un disco demasiado lineal en una primera escucha y terroríficamente aburrido en las sucesivas. Indistinguible de material de grupos como “Goo Goo Dolls” o de la típica banda sonora de película de terror adolescente.

Entre tanta repetición de esquema de dos ritmos resulta imposible pasar por alto ese desafortunado encuentro con el power pop titulado “Bring The People Together”. Sólo se salva de la desalentadora mediocridad el corte “Out of Try”.

Un disco decepcionante hasta el extremo, sin carisma, sin misticismo y a mi pesar con menos futuro que John Crichton en el Sci-Channel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.