Maxïmo Park – Divino Aqualung (Madrid)

Pasadas las ocho y media de la tarde hacían su aparición sobre el escenario del Divino Aqualung los teloneros de lo que se preveía una gran noche de música: Brakes. El cuarteto británico (aunque su cantante sea canadiense) hizo un derroche de buena música en la media hora larga que tuvieron para cautivar al público. Durante su actuación fueron alternando canciones suyas con covers que hicieron la espera un poquito más amena de lo que mucha gente se había pensado al ver la poca gente en la sala que conocía al grupo.

Por fin llegó el momento; minutos antes de las diez de la noche hacían su aparición en el escenario Maxïmo Park. El quinteto de Newcastle, liderado por su cantante Paul Smith comenzó el concierto con “Signal and sign”, primera canción del disco A certain triggerPaul se dirigió a los espectadores en castellano agradeciendo la presencia de todos los que allí se encontraban. El público era en su mayoría jóvenes, muchos que repetían del FIB, y también había una pequeña colonia de ingleses que hicieron uso del comportamiento clásico de un hooligan inglés cuando está completamente borracho y provoco accidentes a más de uno con los constantes empujones.

Durante su actuación alternaron canciones del disco con composiciones posteriores a su publicación que daban un cierto respiro a un publico que no dejó de bailar y corear todas las canciones. Hubo un momento en el que un enfervorizado espectador se puso a chillar y mantuvo una conversación de escasos diez segundos con el cantante ante la atónita mirada del resto de la sala y de los propios músicos. Tras esta conversación llego le momento de “Kiss you better” y “Limassol”, temas que hicieron que los decibelios de la sala se triplicasen y que el ambiente fuera excelente.

El mejor momento del día llego justo antes de “Going missing”, una cerrada ovación de casi cinco minutos que hizo emocionarse a todos los componentes e hizo que el batería cogiese su propia cámara para fotografiar el esplendido ambiente que allí se respiraba, el mismo Paul Smith reconoció que les estaban haciendo muy felices: “You are making us very happy tonight”. Tras acabar la canción abandonaron el escenario pero a los pocos minutos de haberse ido reaparecieron con dos temas más, el primero era una canción nueva y el segundo era “The night I lost my head” que sirvió de colofón a un gran concierto al que solo se le podría poner una pega, y es la ausencia de “Acrobat” un tema más tranquilo pero que fue solicitado por una sección del publico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.