Michael Cashmore – The Snow Abides (Durtro / Jnana Records)

Apenas se inicia el trayecto de las cinco canciones que conforman este disco salta a la vista que estamos frente a un artefacto que no teme a la belleza. Porque eso es lo que expone The Snow Abides, una belleza directa, sin aspavientos, un rapto de arte musical maduro y reflexivo.

Al destello instrumental de “My eyes open” le sigue la canción que da título al trabajo de Cashmore. En ella la voz del carismático Antony le da ese extraño dramatismo que suele plasmar en sus composiciones, y que se enlaza con la preciosa “How God moved at twilight”, un emotivo repaso a la sensibilidad en el que la letra confeccionada por David Tibet, de Current 93, dibuja un escenario evocador donde claridad y oscuridad son parte indivisible de su realidad.

“Your eyes close” parece cerrar el pequeño ciclo vocal de “The Snow Abides” con sigilo. Tras ella se cierra el círculo con “Snow no longer”: Aquí suenan pequeñas campanas, acordes de piano espaciados y frecuencias que retumban suavemente, rememorando de un modo u otro al Brian Eno más ambiental, aunque se trate simplemente de una reminiscencia.

Cashmore empieza el disco con un frágil sonido de campana y lo acaba con ese mismo elemento, pero lo hace con una vibración que acompaña a ese tintineo inicial, como si la causa y el efecto de “The Snow Abides” abriesen la puerta a una armonía que a pesar de su quietud va temblando por dentro hasta hacerse notar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.