Nile Rodgers & Chic – Teatro Kapital (Madrid)

No se por qué perdermos el tiempo en ir a aburridos conciertos de indie pop cuando existen cosas como Nile Rodgers y Chic. Después de lo visto ayer en la inauguración de la segunda ronda de participantes de la Red Music Academy en Kapital, me paso al disco, R&B, funk y lo que haga falta. Porque menudo despliegue de música, músicos, actitud, hits, amabilidad, carisma…
 
Chic
Nile Rodgers es un músico mítico, que junto a Bernard Edwards, dominó con Chic la música disco de finales de los setenta e inspiró con la canción “Good Times” el inicio del hip hop ya que fue la base del “Rapper’s Delight” de SugarHill Gang, el primer tema en popularizar este género en Estados Unidos. Superado el disco como estilo y separado el grupo, Nile se reinventó como productor y ayudó a hacer aún más grandes a Diana Ross, Duran Duran, Madonna o David Bowie. Por lo tanto, entre sus propias canciones y las que ha apadrinado, posee un patrimonio musical irrepetible que le permite ofrecer conciertos tan espectaculares como la de ayer.
 
Chic
Nile comenzó el show antes incluso de que la música sonara. El concierto se retrasaba porque el batería tenía problemas para hacer sonar la percusión un módulo de percusión electrónica, así que Nile salió del backstage y saludó al público que esperaba impaciente, dando la mano a prácticamente todo el que quisiera. Ya con Chic sobre el escenario (dos impresionantes voces femeninas, dos teclados, batería, bajo y un par de metales), comenzó a todo trapo y a ritmo de funk con dos de los temas emblemáticos del grupo que dejaron muy clara la finalidad del concierto, “Everybody dance” y “Dance, Dance, Dance”. “I want your love”, otro de los clásicos de Chic y dedicado a Bernard Edwards (fallecido en 1996), puso el contrapunto soul y emotivo a la noche. Tras el momento para el recuerdo, la fiesta continuó con un medley de versiones de grandes éxitos del disco trabajados por Nile. Sonaron el “I’m Coming Out” y “Upside Donw” de Diana Ross, mezclados con “He’s the Greatest Dancer” y “We are Family” de Sister Sledge (Djs que quieran poner disco, apunten).
 
Chic
A partir de aquí, se fueron combinando temas de Chic, “Spacer” o “Soup” (unida a “Lady” de Modjo que la samplea) , con temas míticos de la historia del pop con toque Nile como “Like a Virgin” de Madonna o “Let´s Dance” de David Bowie. A estas alturas de la fiesta, el público no había dejado ni un minuto de bailar y aquello parecía el Studio 54, pero aún estaba lo mejor por venir. “Le Freak”, con varias bailarinas adicionales sacadas de entre el público, y una colosal e histórica “Good Times” mezclada con “Rapper’s Delight”.
 
Chic
Tras el concierto, nueva ronda de saludos y fotos con quien quisiera. Lo dicho, una auténtica lección para los alumnos de la RBMA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.