Niños Mutantes

Nos encantaría dar el pelotazo como Love Of Lesbian, Vetusta Morla o Russian Red, lo cual es bastante improbable, pero seguir creciendo a nuestro ritmo habitual ya es suficientemente gratificante

Quienes sumamos unos cuantos años en este mundillo y seguimos con disciplina la actualidad discográfica, hay épocas en las que irremediablemente miramos más hacia atrás… y no dejamos de sonreír. Me sucede con los noventa y con bandas españolas que fueron protagonistas en el nacimiento de una escena que hoy consideramos veterana.

Y no puedo dejar de reivindicar que un grupo como Niños Mutantes siguen firmando canciones deliciosas. Hemos charlado con Nani Castañeda, batería de los granadinos, sobre su nuevo trabajo y lo bien que les sienta hacerse mayores.

¿Habéis tenido tiempo y ganas para preparar nuevas canciones con el nacimiento de vuestros hijos? Séptimo disco de estudio ya… De hecho, el nacimiento de los mismos está detrás de casi todo el disco. La verdad es que Las Noches de Insomnio es en gran medida un manual de supervivencia para Marcelo, uno de esos churumbeles recién nacidos.

¿Cuántas noches de insomnio han caído en los últimos tiempos?
El insomnio nos lo provoca este asco de mundo y como da mucho asco casi todos los días, pues imagínate… De todas formas, en ese estado de insomnio se está muy cerca del éxtasis y del caos y muchas canciones salen de ahí, de esa tensión y ese “caos ordenado” que dirían los ¿físicos cuánticos o son los otros?

Nueva etapa de la mano de Ernie. Atrás quedan diez años de relación con Astro. ¿Con qué os quedáis de todo lo vivido hasta el momento?
Con la edición del primer disco, del que pagamos la mitad junto a Astro y pensábamos que no habría ninguno más y con cada una de las personas para las que hemos sido importantes en todo este trayecto y que por cierto, cada vez son más…

Dijeron que eráis los Pixies españoles…
Bueno, los Pixies son inalcanzables y para nosotros eran como Buda para Richard Gere, jajaja… La verdad es que lo intentamos con todas nuestras fuerzas en Mano, Parque, Paseo, pero creo que lo hicimos fatal porque ahí están los Pixies y aquí estamos nosotros…

Tengo la sensación de que hacéis canciones como churros… Y seguís resultando frescos como pocos.
Hombre, vosotros también hacéis entrevistas como churros y también parecéis frescos. Ambas cosas (entrevistas o críticas y canciones) son más difíciles que los churros y si no te encanta y te dejas 1000 horas en ello, no te sale nada digno de una mínima repercusión… Eso demuestra que vosotros y nosotros debemos tener un criterio interesante para muchos o habríamos muerto ya hace tiempo.

¿Qué esperáis de esta nueva publicación? ¿Qué querríais que sucediera?
Pues intentamos no esperar nada por una cuestión de salud mental, pero es evidente que nos encantaría dar el pelotazo como Love Of Lesbian, Vetusta Morla o Russian Red, lo cual es bastante improbable, para que vamos a engañarnos, pero seguir creciendo a nuestro ritmo habitual ya es suficientemente gratificante.

Fino Oyonarte se encargó de la producción de vuestro anterior trabajo. En “Las Noches…” habéis optado por la autoproducción con ayuda de vuestros ingenieros de confianza si no me equivoco. ¿Era el momento de no depender de nadie?
Radicalmente sí. Para encontrar la frescura que mencionas era necesario olvidar la sofisticación a la que avoca un productor. Este disco, por primera vez en nuestra carrera no lo ha escuchado nadie durante el proceso creativo y dejamos de ensayar un mes antes de entrar al estudio para no sabernos las canciones de memoria y que hubiese margen de improvisación. Por eso suena fresco y especial, el primer día lo perdimos en ensayar de nuevo todos los temas y no nos acordábamos de muchas cosas… Eso hace que esté vivo.

Corregidme si me equivoco, ¿este disco es más directo y claro que el anterior? Como si os hubierais dado cuenta de que en “Todo es el Momento” no terminasteis de acertar…
Pues sí, tienes razón, pero el caso es que pensamos que TDEM tiene al menos 5 ó 6 de las mejores canciones que hemos hecho nunca (“No puedo más contigo”, “Ayurveda”, “Arañicas”, “Te favorece”, “No sabías que era tu oportunidad”, “Cuando el diablo”…), pero es verdad que hemos descubierto que algo no enganchó del todo con el público. Digamos que hay mucha gente nueva que nos descubrió con ese disco y muchos fans de toda la vida que se alejaron un poco y que ahora han vuelto con este. Quizá en TDEM está todo demasiado pensado y planificado y por eso hemos cambiado el método como te he contado… Uno no puede planificar la música, tiene que vivirla e interpretarla.

Sed sinceros, por favor. ¿Os habéis sentido infravalorados? ¿Tal vez no habéis seguido el mismo juego de marketing que otros que lograron un mayor reconocimiento?
Pues sinceramente, hemos tenido que soportar muchos prejuicios hacia nosotros y para qué vamos a mentir, la historia de Mutantes no es muy justa que digamos. Y esto no lo decimos nosotros, lo dicen muchos compañeros de escenario que nos cruzamos por ahí… No sé si ha sido una cuestión de marketing o no, pero también es verdad que nosotros estamos aquí en 2010 con nuestro séptimo disco y exceptuando a Los Planetas, no queda nadie más de nuestra generación y eso debe ser por algo al margen de los medios, desde luego.

Lleváis quince años… y en Granada siguen saliendo grupos y más grupos… Quedan ganas para seguir ensayando todas las semanas?
Sí, de hecho siempre comentamos que ahora tenemos más claro que queremos ser músicos que hace 14-15 años. Muchos de esos grupos nuevos son o han sido fans nuestros y eso también ayuda… El otro día nos decía Noni, de Lori Meyers, que todavía se sabe de memoria los acordes de Mano, Parque, Paseo entero. Noni es encantador, pero el halago vale su peso en oro para nuestras maltrechas mentes viejunas… Por cierto, nosotros adoramos a los Lori y alguna que otra canción también nos sabemos, que conste.

Considero que vuestra sencillez es la mejor virtud, vuestra forma de enfocar la madurez, vuestra honestidad…
Bueno, yo añadiría que el realismo literario con el que nos expresamos también es uno de nuestros fuertes, aunque a veces es al revés, como no somos nada ligeros en nuestros textos, mucha gente no quiere escucharnos, le jodemos el día, vamos… Sin embargo, a otra mucha gente le engancha como una droga… Intentar ser sencillos en nuestros planteamientos musicales es el primer artículo de las tablas de la ley mutante.

Imagino que la carretera será ahora menos atractiva que hace diez años. Tenéis hijos en casa y no es lo mismo. ¿Seleccionáis ahora mucho más los bolos?
Bueno, somos un grupo muy raro, creo que ahora nos lo pasamos mejor en carretera que hace 10 años, pero llamamos a casa 4 veces al día para decirles “ajo” a nuestros bebés por el móvil. ¿Conoces a otro grupo indie con cinco hijos en su haber? Pues así somos los Mutantes, unos colgados del R´N´R andaluz… Es verdad que seleccionamos bastante los conciertos, pero por respeto a nosotros mismos como artistas y a nuestro público.

Por el norte se os ha visto poco, diría que históricamente… ¿Os han mostrado menos interés que por el sur?
Exceptuando Galicia y Asturias, es verdad que el norte se nos ha resistido históricamente y la verdad es que no tenemos una explicación sencilla para esto, pero esperamos cambiarlo esta vez.

Soy coetáneo vuestro y me encantaría seguir envejeciendo junto a NM. Gracias por vuestras canciones.
No tenemos intención de jubilarnos por ahora, así que envejezcamos juntos, please. Y muchas gracias por tu entrevista, es sin duda de las más inteligentes que he hecho en los últimos meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.