Octubre – Sala Siroco (Madrid)

Los murcianos Octubre finalizaban la gira perteneciente a su disco Todo se lo lleva el viento rodeados de seguidores y acompañados de amigos, en concreto de las bandas madrileñas Intronautas y Zombie Valentines, reconvertidos, para la ocasión, en Ramonautas y Zombyrds, respectivamente.

Los primeros en inaugurar lo que, se presumía, iba a ser una noche de Powerpop eran los Zombyrds, grupo tributo a The Byrds. Los madrileños sabían bien lo que se hacían, a juzgar por lo que vimos, en lo tocante a la banda de Roger McGuinn y Gene Clarck, tocando sus canciones y haciendo alarde de estilo y respeto por los californianos.      

Cambio radical de planteamientos musicales, aunque dentro de la noche Pop, para recibir a los Autonautas (Ramonautas) en formato trío. Fueron lo que todos esperábamos, versiones de los cuatro de Queens, con descaro y desparpajo, pasadas por la batidora pop propia de los Autonautas. Pudimos cantar y saltar con canciones clásicas de los Ramones, comenzar los temas con “One, Two, Three, Four!”, y disfrutar dos canciones propias del grupo madrileño de propina.

Llegaba la hora de Octubre, unos de los grupos a reivindicar del Pop patrio, y de su despedida hasta la grabación del próximo disco, tal y como ellos mismos han comentado. Formato clásico de cuarteto sin vientos ni teclado, al contrario de la última vez que les vimos por aquí. El concierto no pudo comenzar mejor, sonando como un tiro, a pesar de haber sido sustituido, casi a última hora, Dele Octubre en las cuatro cuerdas (por motivos de fuerza mayor) por el teclista de esta última gira. Claro que no es difícil meterse en el bolsillo a la audiencia cuando empiezas un concierto con temas como “Nada es Imposible”, “Fácil dices que es fácil”, canción esta que les acompaña desde sus comienzos maqueteros o “Ludivine”, otro clásico del repertorio de los últimos años de la banda.

Durante el resto del set desgranaron el disco que venían a despedir y que tantas buenas críticas les ha dado, gracias a él, además, han estado tocando en el prestigioso International Pop Overthrow de Liverpool o en el Fuengirola Pop Weekend. Así, fueron sonando temas ineludibles de este trabajo; el indiscutible guiño a una de sus bandas de referencia Teenage Fanclub, y que da título al disco, “Todo se lo lleva el Viento”, “Expreso de Medianoche”, o “Estúpido”, mezclados con las versiones que vienen tocando últimamente y que tan bien les funcionan en directo, “Just a Chance” (Badfinger) y “No sé qué hacer” (Los Angeles). No pudieron faltar, casi al final del concierto, uno de sus temas más celebrados, Déjame en Paz” toda una declaración de principios y las dos canciones que cierran el disco en cuestión; “Desaparecer” y “Despertar contigo”.

Tuvieron tiempo de volver para los bises y se marcaron, entre otras, “Como Jhonny Guitar” y otra que no podía faltar, “Nada que perder”, para despedirse sincera y emotivamente y dar las gracias a sus incondicionales por haberlos seguido en su andadura, que no finaliza aquí ni mucho menos, ya que se pondrán a trabajar en breve en su próximo disco, que, dicho sea de paso, ya estamos esperando con avidez.

Una noche especial e irrepetible, como habían prometido los integrantes de Octubre, empezando por las dos bandas que les acompañaban, difíciles de ver todos los días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien