Ólafur Arlands – For Now I Am Winter (Mercury Classics)

Cuántas cosas buenas nos han llegado a lo largo de los años desde Islandia y ya no sólo hablamos de música sino; de sus fabulosos paisajes de ensueño, su cultura mística o el famoso pueblo que hizo dimitir a un gobierno entero sublevándose contra el sistema establecido y reescribiendo su propia historia.

Desde Islandia también viene Ólafur Arnalds, músico compositor que se ha hecho un hueco en la escena de la música internacional con su estilo capaz de combinar lo clásico y lo moderno, lo melancólico con lo ensoñador, lo tranquilo con lo épico.

Se estrenó en solitario por el 2007 con Eulogy For Evolution, un trabajo que se decantaba por las composiciones clásicas de piano con un sonido más de Field Recording que de estudio, al que siguieron los Ep Variation of Static, Found Songs o Dyad 109 entre 2007 y 2009, en pleno momento de gracia y acompañando de gira a compatriotas como Sigur Rós. En este tiempo, mejoró su sonido hacía un terreno un poco más experimental incorporando minimalismo electrónico a sus producciones, que le situaban ya con tan solo 24 años como uno de los grandes compositores neo-clásicos europeos.

Tres años después  de su segundo largo …And They Have Escaped the Weight of Darkness (2010) y con colaboraciones de por medio además de alguna banda sonora, Arnalds entrega For Now I Am Winter, un trabajo en el que explora y reúne todos los matices que incorporaban sus ateriores trabajos entregando un disco mas cercano al pop que al Clasical, incluso con un elemento nuevo, como voces.

El disco abre con “Suden Throw” y hasta aquí todo bien, aunque más revolucionado que de costumbre, si llegas al final te darás cuenta que no podía ser de otra manera. Le sigue “Brim” en la cual se terminan las sorpresas de pistas de siete minutos o cualquier ápice de experimentación para dar paso a un IDM a medio camino entre Aphex Twin y el mundo clásico, unos beats gruesos puramente electrónicos, una fusión entre su primer Euology for Evolution y el tema Fok de su primer Ep.

En “For Now Im a Winter” tema que da nombre al disco, se escuchan voces por primera vez, un tema delicado con aires hip-hop  y texturas gélidas en vez de épicas, que se suaviza con la voz del cantante del grupo Agent Fresco, Arnor Dan que también presta su voz para “Reclaim”, un track rudo y vello a la vez.

“Hands Be Still” es uno de los mejores momentos del disco, en el que se recrean sonidos burbujeantes más juguetones que repetitivos, a la vez que en “A Stutter”, un tema puramente ambient clásico.

Este disco es un paso adelante en las creaciones de Arnalds, ni mucho menos un salto al vacío, ya que el compositor siempre ha estado vinculado más a la escena independiente que al mundo clásico. Y aquí fusiona definitivamente sus intenciones de acercar el pop a lo clásico, rezumando una delicada belleza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.