The Black Ryder – The Door Behind The Door (The Anti-Machine Machine/Popstock!)

En la actualidad continúa habiendo multitud de grupos que se mueven entre bases definidas a medio camino entre el shoegazer y el dream-pop, pero resulta que The Black Ryder son especialmente buenos en el asunto. Sobre todo si entendemos al amplio recorrido que los australianos demuestran tener por las diferentes variantes del género, además de a la propia calidad de las canciones incluidas en su segundo disco de estudio.

La dupla formada por Aimee Nash y Scott Von Ryper funciona la perfección alternándose en el papel de vocalista principal, ambos siempre sedosos e insinuantes a la hora de interpretar nueve composiciones magníficas. Sin presentar un sonido novedoso la formación destaca a cambio por el acierto de sus elementos, desde la introducción instrumental de aspecto industrial de “Babylon”, pasando por una “Seventh Moon” que remite a Mazzy Star y hasta saldar deudas con The Jesus & Mary Chain (y su “Sidewalking”) en “Santaria”. Por su parte, “Throwing Stones” cuenta con un desarrollo creciente propio de Spritualized, mientras que “Let Me Be Your Light” está más cerca de Cocteau Twins, “All That We Are” es puro Slowdive y “(Le Dernier Sommeil) The Final Sleep” acongoja como la escalofriante pieza (de nuevo instrumental) de doce minutos y corte clásico con la que finaliza la obra.

La propuesta del combo resulta acogedora en su pretendida oscuridad, manteniendo siempre el nivel y depurando sensiblemente el sonido con respecto a su anterior entrega. The Door Behind The Door (2015) es una continuada delicia para cualquier aficionado al estilo, que podrá deleitarse una y otra vez con la numerosa serie de detalles ideados para aumentar hipnotismo y adicción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.