The Joe K-Plan – Rigan asesino, Olibia vencerá (Aloud Music)

Por fin la propuesta incendiaria y cruda de The Joe K-plan se plasma en un disco de estudio: Rigan asesino, Olibia vencerá (09). No descubro nada por elogiar las virtudes sobrehumanas del dúo en directo. Aplastantes demostraciones de cómo sólo una amalgama de ritmos y riffs, expulsada en un caos ordenado producido por la simbiosis de guitarra y batería, deja sin aliento.

Mucha suficiencia y oficio, tanto que les llevó a prescindir del bajista con el que formaban trío en sus inicios. Y ni se les pasa incluir nuevos miembros, ellos mismos se ven capaces de evolucionar su monstruo pergeñado.

Los referentes de esta banda instrumental los encontramos en el (post)hardcore más instintivo,  el math rock sin bostezos e incluso el stoner más primigenio. Una paleta muy bien asimilada que les lleva desde Shellac hasta Hella pasando por los Standstill de mitad de ciclo. Esta retahíla de nombres sirve sólo para acercar al oyente a una propuesta personal que requiere ser asimilada a quemarropa para captar su esencia.

La inquietante intro de “Sendero voluminoso” da paso a dos temas que penetran de lleno en el corazón de la banda: “Nueva Zelanda” y “Catalina 52”. Crudeza eléctrica montada sobre loops de guitarra y ritmos encabritados que construyen temas con la fluidez de un río.

Siguen los carruseles sube y baja con “Fragmentos de una canción dedicada a alguien”, la concisa “Tanca la porta una mica” –que me pide dos minutos más mínimo, vaya coitus interruptus- y “Engrudo (es lo que tiene)” metiendo tal cantidad de cambios que casi no se puede ni retener en los oídos.

Quizá el disco se haga un poco cuesta arriba en su segunda mitad al no dar tregua alguna en su propuesta, aunque ahí está la abrasión de “Tú tráeme la naranja que yo hago el zumo” –mención especial a los títulos tan aberrantes de estos dos tíos-  para zarandear a quien se hubiese despistado, preludio a su cierre post-rock con “Antítesis en el rincón del placer”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.