The New Raemon, Francisco Nixon y Ricardo Vicente

Hay personas que te chupan la energía y otras que te la dan. Sergio Algora era como una central nuclear

El Problema De Los Tres Cuerpos (2011) aúna de manera equitativa en una misma referencia temas de los tres artistas titulares: el barcelonés The New Raemon, el asturiano residente en Madrid Francisco Nixon (Australian Blonde y ex La Costa Brava) y el zaragozano Ricardo Vicente (Ex Tachenko y ex La Costa Brava).

Un proyecto conjunto amparado bajo la base común del buen gusto y la calidad, con el que el seguidor de cualquiera de los firmantes disfrutará y que ahora además está contando con sus correspondientes presentaciones en directo.

Aprovechamos la cita en la Sala López zaragozana para, tras la prueba de sonido y antes del concierto, charlar en el camerino durante media hora con Fran, Ramón y Richi acerca del disco, el futuro, sus trayectorias y algunos viejos amigos…

La primera pregunta es evidente y obligada: ¿Cómo, cuándo y por qué surge la idea de sacar un disco los tres juntos?

Fran: Fue cosa de Ramón. Nos habíamos conocido a través de Myspace cuando él sacó su segundo disco y yo también y me escribió porque cayó en la cuenta de que yo no había presentado el álbum en Barcelona, por lo que me invitó a tocar con él en la presentación de su disco.

Ramón: Hacía dos o tres meses que había salido el disco de Fran y pensé “No viene a tocar, no viene a tocar…”, y como necesitaba un telonero y llevábamos un tiempo hablando por Myspace pues le dije que se viniese a tocar a Barcelona e hicimos como un intercambio.

Fran: Y después de algunos conciertos en Barcelona y Madrid se comentó la posibilidad de hacer algo juntos y tiramos para adelante con la historia: estuvimos haciendo canciones durante un año, cuadrando agendas porque Ramón estaba grabando su disco, Ricardo y yo empezamos a hacer temas… Y luego ya le mandamos unos temas a Ramón que a su vez nos mandó canciones suyas. Escogimos unos cuantos, buscamos fecha y nos fuimos al estudio a grabar, siendo la primera vez que nos juntábamos.

Ramón: ¡Sin ensayar ni nada! (Risas).

Fran: Trabajamos como lo hacíamos en La Costa Brava: cada uno llevaba sus canciones, e intentábamos hacer coros unos en las canciones de otros y cosas así para homogeneizar el resultado.

Ramón: También usamos el mismo bajista y el mismo batería para darle un poco de unidad a todo y que fuese la misma banda siempre la que tocase las canciones.

Precisamente la siguiente pegunta gira en torno a eso, porque escuchando el disco da la impresión de que cada uno de vosotros ha presentado sus composiciones prácticamente cerradas al resto para que éstos aporten coros, sugerencias, arreglos o ligeras modificaciones…

Ramón: Sí, porque cada uno de nosotros tiene una identidad muy marcada componiendo, y además logísticamente nos era imposible componer entre los tres con Richi en Zaragoza, Fran en Madrid y yo en Cabrils. No había manera de quedar y hacerlo de otra forma, porque por mail era un coñazo. Por eso lo planteamos como si fuese un EP de los tres juntos… pero al final ha quedado bastante homogéneo. La idea era que nadie destacara, sino que todos tuviésemos el mismo protagonismo, lo que pasa que al final Richi trajo los temazos que trajo y se está llevando más protagonismo… (Risas)

Fran: Grabamos cuatro temas cada uno, y al final metimos tres cada uno y los otros tres saldrán en un single que publicaremos en breve.

Precisamente me gustaría saber, desde un punto de vista artístico… ¿Qué tenéis en común los tres y qué es lo que más os diferencia entre vosotros?

Ramón: Entendemos las canciones y la forma de tocar de la misma manera.

Fran: Y la diferencia es la trayectoria de cada uno. Ramón viene de Madee y la escena Hardocore, mientras que Richi es muy fan de Dylan, y yo del rollo de Jonathan Richman. Al ser un proyecto único se ven más las diferencias, pero recuerdo cuando empezamos con La Costa Brava y la manera de componer de Sergio (Algora) con la mía tenía poco que ver. Pero cuando grabas cuatro discos la gente se acostumbra y ya no se ven esas diferencias.

¿Son las anécdotas diarias vuestro principal inspirador?

Ricardo: En mí caso quizás sí, pero esas anécdotas están un poco más veladas o son simbólicas. Pero sí que he hecho un esfuerzo de realismo y naturalismo en este disco, intentando que tuviera un aspecto más directo, así que creo mis anécdotas diarias se reflejan más que nunca en este trabajo.

Ramón: Yo es que siempre hablo de mí y no sé hablar de otras cosas. Lo que sí intente en “Un Apocalipsis” fue inventarme una historia de semi-ficción más que nada para que quedase bien con el tono de Fran que es más costumbrista. Lo que pasa es que las letras de Fran son costumbristas pero muchas son ficción… (Richi se ríe a carcajadas).

Fran: Más que costumbristas yo diría que cuentan historias… son más narrativas y menos poéticas. Más prosa que verso digamos.

¿Qué expectativas teníais o tenéis con este disco?

Ramón: Pasarlo bien. La idea era hacer un disco para conocernos bien los tres y hacer algo que nos pareciera bonito…

Fran: Hacer un disco que nos gustará y no perder dinero… (Risas)

Ricardo: Es que si no pierdes dinero te lo pasas bien… (Risas)

Ramón: Como lo hicimos sin ninguna pretensión más que decir: “Vamos a intentar que salgan unas canciones chulas”, pues ahora desde la distancia (hace como un año que lo grabamos) escuchamos el disco y yo estoy muy satisfecho con el resultado, incluso me sorprende por cómo fue hecho.

Fran: Decidimos sacarlo nosotros, porque también cada uno de nosotros tenemos nuestro contrato y teníamos que pedir permiso para sacar algo al margen de nuestros proyectos habituales. Así que tuvimos que ponernos a buscar dinero, dimos unos conciertos para pagar la grabación. Hemos hecho unas mil y pico copias y la idea es venderlas para recuperar la inversión.

Un objetivo muy realista… (Risas)

Ricardo: ¡Igual que las canciones! (Risas).

¿Habrá continuación y un segundo disco de los tres juntos o esto ha sido un proyecto puntual?

Fran: No lo tenemos pensado… es más que nada un problema de tiempo.

Ramón: Hasta ahora no habíamos tocado, pero está funcionando y está siendo divertido, así que supongo que el día que tengamos tiempo… ¿por qué no sacar otro disco? Es una cuestión de agenda pero hay química entre los tres y es muy fácil construir un cancionero. En principio queríamos ir con banda completa y llevar los vientos y flautas que salen en el disco, pero al final decidimos que queríamos intentar hacerlo sólo los tres.

Fran: Además de una cuestión de tiempo, es también que estamos cada uno en un sitio. Quedamos la semana pasada para ensayar aquí en Zaragoza, y aprovecho para dar las gracias a Tachenko que nos han dejado el local y se han portado muy bien con nosotros.

La de hoy es la tercera fecha en directo de la gira… ¿Cómo están funcionando los conciertos y qué se va a encontrar el público que asista a veros en directo? Supongo que tocaréis más temas además de los nueve del disco…

Ricardo: Hacemos doce porque tocamos las nueve del disco y las tres del single nuevo que comentábamos antes, y después alguna cosa más.

Ramón: Después tocamos un par de canciones de cada uno para completar.

Fran: Y hay que decir que llevamos un formato de banda. Tenemos la suerte de que Ramón sabe tocar la batería, Ricardo está al piano y yo que no sé tocar nada más, a la guitarra (Risas). Y respecto al repertorio lo que decía Ricardo: los doce temas que hemos grabado, y luego hacemos un segundo set que, como apenas hemos tenido tiempo para ensayar, es una parte un poco improvisada en la que cada uno saldrá a tocar un par de temas propios y con eso cerramos.

Tenéis vínculos fuertes que os unen con la ciudad de Zaragoza… sin caer en tópicos… ¿Es especial tocar en la ciudad? ¿Es un poco como tocar en casa?

Ricardo: Es que para mí es tocar en casa (Risas). Pero es uno de los sitios donde más nervioso me pongo.

Fran y Ramón: Tocar en casa siempre es lo peor. Tienes mucha presión.

Ricardo: Tienes muchos compromisos y me pongo nervioso pero no por el concierto, sino por los amigos, la familia…

¿Cómo percibís la salud de la actual escena musical española y qué pensáis del creciente éxito de bandas originalmente provenientes de la llamada “independencia”? ¿Qué es lo que está cambiando para que eso ocurra?

Ramón: Las bandas de los 90 como Australian Blonde o Madee teníamos unos referentes españoles muy escasos: Radio Futura, El Último de la Fila, Loquillo… cuatro o cinco artistas sobre los que pensabas: “Bueno, esto es en español pero me llega lo que hacen”. Pero todos empezamos a cantar en inglés porque lo que escuchábamos y lo que de verdad nos gustaba era en inglés, y lo que hacíamos era jugar a eso porque no nos llegaban los grupos en castellano. De cinco años aquí han empezado a salir una serie de grupos que cantan en castellano, incluso muchos de ellos antes cantaban en ingles y ahora cantan en castellano o catalán.

Fran: En cada ciudad hay gente joven que intenta hacer escena, yo creo que ya tienen más referencias y saben cómo moverse en el mundillo de la autopromoción, además de que ahora hay más canales. Pero en general yo sigo creyendo que sigue siendo todo un poco amateur, lo que tiene sus cosas buenas porque hacen lo que les da la gana sin presiones, y sus cosas malas porque hay grupos que no pueden pasar de ahí. El éxito considerable de algunas bandas no creo que sean representativo de lo que es la mayor parte de la escena. A nivel popular sí que se ha popularizado todo lo “indie” y se ha convertido casi en un estilo de vida asociado al ocio. Todos los grupos que empiezan ya son indies, porque el indie es el nuevo mainstream: cualquier grupo que comienza tiene en Radiohead o Franz Ferdinand a sus referentes, en lugar de a U2 o Madonna. Es un fenómeno asociado a la globalización. También hay una lectura contraria: ahora los grupos españoles se identifican con la música de raíz y músicas regionales, lo que antes era impensable, pero como ahora todo es global, la única manera de diferenciarte es apoyar lo propio.

Ramón: La gente también tiene ganas de escuchar canciones con las que conecte a la primera, y eso siempre va a pasar con las cantadas en tu idioma. Se ha roto la barrera de los complejos que hacía pensar que lo de aquí no es lo suficientemente bueno. Hay grupos de aquí que son mejores y con mejor directo que los grupos de fuera. También pasa si analizas las letras de algunos grupos de fuera que son una puta mierda, mientras que aquí hay gente trabajando muy bien los textos y que tiene cosas que decir. Lo importante es que los grupos que valen la pena son los que tengan cosas que decir, porque si utilizas la voz para cantar o comunicar y no tienes nada que contar eso no se sostiene de ninguna manera.

Ramón, has estado grabado el que será tu nuevo disco ¿Pensaste en reservar alguna de las canciones incluidas en “El Problema de los tres Cuerpos” para ese disco? ¿Cómo decides dónde encajaría mejor cada canción?

Ramón: Mi mejor amigo cuando escuchó “El Problema de los Tres Cuerpos” y la canción que lo cierra “Las viejas luces”, me dijo: “Cabrón… ¿pero cómo les has regalado esta canción?” (Risas). Pero yo la hice para este disco, mientras que el álbum que acabo de terminar de grabar ahora como The New Raemon lo compuse después. Es el disco que más tiempo he tardado en escribir. Normalmente lo que hago es escribirlo en tres meses, pero este empecé en Marzo del año pasado, hice dos canciones, luego estuve cuatro meses sin hacer nada, me salieron otras dos, y lo he ido haciendo poco a poco porque la agenda de conciertos y la promoción del otro disco no me permitían hacerlo de otra forma…

Y aprovechando… ¿Puedes adelantarnos algo de ese disco?

Ramón: Es distinto. Tiene cosas en común con “Libre Asociación” (2011) pero yo creo que va un paso más allá. Aunque no sé, no puedo valorarlo ahora mismo, pero mucha gente que lo ha escuchado me dice que es el mejor disco que he escrito. María Rodés o Fran también me lo dijo ayer mismo…

Fran: Es oscuro como “Libre Asociación” (2011) pero con hits…

Fran, tú llevas en la música desde comienzos de los 90 ¿Cómo recuerdas aquella década con el nacimiento del indie y al frente de Australian Blonde, una de las bandas banderas de la época?

Fran: Tengo buenos recuerdos y me lo pasé muy bien, aunque hay cosas de las que me arrepiento y ahora hubiese hecho de manera diferente, como por ejemplo el anuncio de Pepsi.

Ramón: Bueno tío… ¡pero eso es parte del aprendizaje! Todos tenemos algún bache o algún tropiezo y oscuros pasados…

Además dice la leyenda que cobrasteis mucho dinero por poner la música a aquel anuncio, algo que siempre habéis desmentido…

Fran: Nos pagaron medio millón de pesetas. Cuando eres un grupo que estás empezando, siempre te dicen que con estas cosas te estás haciendo promoción. Pero bueno, es un poco lo que decía Ramón: éramos chavales, nos vino el éxito de repente y saber gestionar eso es muy complicado. Lo que valoro es que después de tanto tiempo, Australian Blonde nos seguimos juntando de vez en cuando para tocar y como excusa para vernos porque seguimos conservando la amistad.

Precisamente te quería preguntar en qué momento se encuentran Australian Blonde, porque nunca lo tengo demasiado claro…

Fran: Pues no estamos ni separados ni funcionando. Tampoco somos los Rolling Stones para decir que el grupo se disuelve o si hemos regresado. Esas cosas son más un rollo de marketing que otra cosa. Paco (Loco) está tocando ahora con Bigott, Pablo (Errea) está también en El Puerto de Santa María con Edwin Moses… te haces mayor y cada uno tiene su vida y ya no te juntas todos los días. Pero tengo temas de Australian Blonde y si tengo tiempo me gustaría bajar a grabarlos con Paco y publicarlos igual que hemos hecho ahora con los tres cuerpos: sin ninguna aspiración y sólo por pasarlo bien. No puedo decir ni que el grupo esté activo ni disuelto, sólo estoy pendiente de que aparezca una ventana para poder hacer algo.

Ya para finalizar quería preguntarle a Fran y Richi: ¿Cuáles son los mejores momentos que recordáis con La Costa Brava y qué significó Sergio Algora para vosotros?

Fran: La historia de La Costa Brava es la historia de la amistad con Sergio, y cuento con muchos recuerdos del bar (Bacharach), de salir a tocar y de él. Recuerdo sobre todo lo generoso que era con todo el mundo y como siempre intentaba que todo el mundo se lo pasara bien. También era egoísta y tenía sus defectos, pero yo creo al final todo el que se juntaba a él se veía potenciado, porque era un tío que transmitía mucho entusiasmo.

Ricardo: Era un compañero de fatigas, entonces qué te voy a decir…

Fran: Hay personas que te chupan la energía y otras que te la dan. Sergio Algora era como una central nuclear en ese sentido, y todo el mundo que se juntaba a él tenía ganas de hacer más cosas. En mí caso fue decisivo a la hora de cantar en castellano porque me dio mucha confianza, y él mismo tenía sus limitaciones como cantante pero siempre las suplía con entusiasmo, con carisma y con esa cara que le echaba siempre a la vida. Si querías escribir te animaba a escribir, si querías hacer fotos te animaba a hacer fotos… te animaba siempre a hacer aquello que quisieras.

Ramón: Ayer mismo lo hablábamos… a Sergio lo conocí una vez que coincidí con él porque tocaba con Fran en la Fnac de Barcelona… y el tío brillaba. Estuve hablando con él media hora y me quedé impresionado con la energía que desprendía.

Fran: Era un gran conversador. Era de estos casos en los que si hay veinte personas, al final todo el mundo termina escuchándole a él.

Ricardo: ¡Sí, como en la película Big Fish! (Risas).

Pues es todo. Muchas gracias chicos.

Fran, Ramón y Ricardo: ¡Gracias a ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.