Ziggy Stardust cumple 40 años. Recordamos el mítico disco de David Bowie

Intro / The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars

Ziggy Stardust aterrizó con sus Spiders de Marte hace 40 años. Con él trajo una nueva forma de entender y vivir la música. David Bowie, su creador, creó uno de los personajes más complejos de la historia de la música. Muzikalia le rinde homenaje explicando el por qué, recordando ese famoso disco, recomendando otras obras para acercarse al artista y preguntándose dónde estará ahora el artista.

Ziggy Stardust

“I’m an alligator / I’m a mama-papa comin’ for you / I’m the space invader / I’ll be a rock’n’rollin’ bitch for you”. David Bowie definió con estas palabras al extraterrestre Ziggy Stardust en “Moonage Daydream”, el tercer tema de The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, que el 6 de junio cumplía 40 años. Bowie concibió un disco de glam rock conceptual sobre un personaje andrógino llegado del espacio que nos advertía que sólo nos quedaban “Five Years”. Fue su mejor obra, la más brillante, con el permiso de Aladdin Sane y Low (según los gustos de cada uno). Con motivo del 40 aniversario, el álbum será reeditado por el sello discográfico EMI en CD remasterizado, DVD con temas extras y remezclas y en vinilo de 180 gramos.

El LP fue grabado pocas semanas después del muy notable Hunky Dory, con hits musicales como “Changes”, “Life on Mars?” o “Oh! You Pretty Things”. Sin embargo, el éxito absoluto le llegaría con Ziggy y sus Spiders de Marte. Un disco mucho más contundente y completo que sus antecesores, y con unas melodías electrizantes, en el que cada canción se convirtió en el himno generacional postsixties. El Apocalipsis llega de entrada con “Five Years” y el aviso de que un mundo en decadencia estaba pereciendo. Ziggy va gritando con más contundencia que sólo nos quedan cinco años. Bowie consigue imprimir en esta canción y en casi todo el disco un dramatismo mesiánico increíble. El disco abarca distintos estilos dentro del halo del Glam rock. Hay temas más rockeros y contundentes como “Star”, en la que habla de que podría mutarse en una estrella del rock, “Hang on to yourself” y “Suffragette City”, con un final imperecedero.

bowie-and-ronson

Los acompañantes de Ziggy eran los Spiders de Marte: Mick Ronson (guitarra, piano y coros), Trevor Bolder (bajo) y Mick Woodmansey (batería). Con ellos y sobre todo gracias a Ronson, Bowie consiguió darle al disco un toque potente como se comprueba en los últimos toques de guitarra de “Moonage Daydream”.

Bowie presenta a la banda y a su personaje en la imprescindible “Ziggy Stardust”: “Ziggy really sang, screwed up eyes and screwed down hairdo / Like some cat from Japan, he could lick ‘em by smiling / He could leave ‘em to hang / Came on so loaded man, well hung and snow white tan“. Sin embargo, finaliza con una premonición de lo que sucedería un año después de publicar el álbum: “Making love with his ego, Ziggy sucked up into his mind / Like a leper messiah / When the kids had killed the man I had to break up the band“.

Uno de los hits del disco es “Starman”, tema pop controvertido por sus similitudes con “Over the rainbow”. Sin embargo, fue su segundo gran éxito después de “Space Oddity”. “Starman” se volvió en un himno musical y del glam con esos sonoros y característicos acordes de guitarra acústica. También se convirtió en himno el tema que cierra el disco: “Rock’n’Roll Suicide”, en el que Ziggy decide suicidarse ante tanto éxito: You’re too old to lose it, too young to choose it / And the clocks waits so patiently on your song / You walk past a cafe but you don’t eat when you’ve lived too long / Oh, no, you’re a rock’n’roll suicide.

El drama del nacimiento y muerte de este extraño extraterrestre se encuentra entre estas 10 canciones, históricas e imperecederas.Ziggy vuelve ahora de nuevo a nosotros, para recordarnos que una vez vino a la tierra y, a pesar de que el mundo no acabó en 1977 como predijo, nos dejó una de las mejores obras musicales jamás escritas.

Escúchalo en Spotify.

Nacimiento, vida y muerte de Ziggy Stardust

Parecía un extraterrestre llegado de Marte y el hallazgo espacial del astronauta Major Tom en “Space Oddity”: un ser andrógino con los labios pintadas y las cejas afeitadas, el pelo rojo y ropas apretadas a su cuerpo. Ziggy Stardust aterrizó en la tierra para crear uno de los mejores discos de glam y pop-rock de la historia: The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars de David Bowie, que salió a la venta el 6 de junio de 1972. Ziggy Stardust no fue sólo un invento meramente musical, sino posiblemente la creación más original, rentable e inteligente de un personaje por parte de un músico.

Muchos fueron los factores que ayudaron o influyeron a Bowie para dar vida a su alter ego. De hecho, estaba convencido que para llegar a las masas tenía que dar ese salto y sorprender a todos. Jugó como el mejor a un juego llamado provocación y eso le convirtió en un mito. Antes de 1971, Bowie había publicado tres discos David Bowie (1967), Space Oddity (1969) y The Man Who Sold the World (1970). Su éxito iba creciendo poco a poco, pero su único gran éxito había sido el single “Space Oddity”.

En 1971 la esposa de Bowie, Mary Angela Barnett, le mostró el club de la calle Kensington High, una discoteca donde descubrió a los personajes más extravagantes ataviados con sus ropas y maquillajes. Bowie conoció allí a Freddi Burretti, quien le adentró en el mundo del rimel y del delineador de ojos. Otra gran influencia de Bowie fue el artista Andy Warhol y la obra de teatro Pork, que era una versión de la figura del pintor. Eso y que Mary Angela Barnett contrató a una peluquera para que creara un nuevo peinado paraDavid Bowie, que sería posteriormente su sello de identidad. Asimismo, se inspiró para crear su personaje con el cantante británico de rock’n’roll Vince Taylor. Sobre el nombre, hay distintas explicaciones, como sus similitudes con el nombre de su amigo Iggy Pop. El mismo Bowie manifestó que se debía al nombre de una sastrería, para decir posteriormente que fue por ser el único nombre cristiano que comenzaba por Z.

El crítico musical Christopher Sandford escribió en su biografía sobre el músico que con esos adornos “la presencia de Bowie iba más allá de la imagen, del teatro, para convertirse en la expresión visual del desafío juvenil. Hasta entonces, su música simbolizaba la liberación emocional y una especie de realismo político simplista para un público de millares. Ahora, reluciente de ropa fantasía y relumbrón escénico, se convirtió en un himno para millones“.

BowieZiggy-Stardust

Había nacido Ziggy Stardust venido del hiperespacio con pelo rojo y unos pendientes enormes, pero aún tardaría un tiempo en subirse como tal en el escenario. Primero tendría que publicar otro de sus grandes éxitos Hunky Dory (1971). Ziggy y sus Spiders de Marte no haría su primera actuación hasta el 10 de febrero de 1972 en el escenario del pub Toby Jug en Tolworth para seguir con una extensa gira. Cuatro meses después publicaría el álbum de ese extraterrestre andrógino acompañado por Mick Ronson (guitarra, piano y coros), Trevor Bolder (bajo) y Mick Woodmansey (batería).

Bowie llegó a decir: “Era joven y estaba lleno de vida y Ziggy me pareció una declaración artística muy positiva. Me lo tomé como una grandiosa pintura kitsch (…) Un hermosa obra de arte“. De hecho, su alter ego acabó apoderándose de Bowie, sus conciertos iban más allá de sus melodías glam, ya que estuvieron acompañados por una puesta en escena excéntrica y provocativa. Quedó para la prosperidad la fotografía de Bowie agarrando por el trasero a Ronson, mientras simulaba hacerle una felación a la Gibson del guitarrista. “Fuera del escenario soy un robot. En el escenario consigo emocionarme. Eso probablemente explica por qué prefiero disfrazarme de Ziggy a ser David“, dijo.

Su disco tuvo un gran éxito con temas como “Starman”, “Moonage Daydream”, “Ziggy Stardust” o “Rock’n’Roll Suicide”. Hoy es considerado uno de los discos más influyentes de la segunda mitad del siglo XX. Igual que la obra que publicó en esa etapa a través de su nueva creación: Aladdin Sane (1973), una versión norteamericana de Ziggy.

Años después el mismo Bowie diría de su alter ego: “El cabrón no me dejó en paz en años. Fue entonces cuando empezó a estropearse todo (…) Toda mi personalidad se vio afectada. Llegué a dudar de mi salud mental“. Y es que no se sentía satisfecho por un éxito agotador, había perdido la intimidad y se ahogaba entre las drogas y el sexo. La gira del disco de Aladdin Sane fue muy dura para él, estaba perdiendo el mundo de vista. Su éxito se estaba casi convirtiendo en una losa. Hasta que decidió por sorpresa anunciar el 3 de julio de 1973 en Hammersmith Odeon de Londres el fin de Ziggy Stardust y el final de la gira de Aladdin Sane.

david-bowie-ziggy-stardust-02

Los motivos que llevaron a esa fatídica despedida fueron múltiples: algunos críticos vaticinaron el agotamiento de Bowie y el fin de su carrera, amigos íntimos suyos hablaron de que sufría una crisis nerviosa, pero otros apuntaron al hecho real de la mala situación económica por la que pasaba MainMan (Sociedad de gestión formada por Tony Defries en septiembre de 1972 para gestionar músicos como David Bowie). Los dispendios astronómicos de sus directos le estaban pasando factura y a eso se le unió que RCA se había negado a financiar una extensa gira por Estados Unidos de Bowie. La jugada de la despedida fue perfecta, el reclamo del cantante aumentó y con él los ingresos de la compañía. Ziggy hizo su última aparición en octubre de 1973 cuando el músico actuó en un especial de la televisión NBC.

Pero ese no fue el fin de David Bowie como algunos auguraron tras su abandono porque después vendrían Pin Ups (1973), Diamond Dogs (1974), Young Americans (1975), Station to Station (1976)…

Para conocer mejor a Ziggy Stardust

Ziggy Stardust no fue tan sólo una simple transformación de David Bowie para provocar, publicar un disco y tener éxito. Es algo más complejo. Para adentrarse en el mundo creado por Bowie, uno puede ir más allá que el disco publicado en 1972. Hay documentales, libros y el disco del concierto en directo en el que se despidió que dan pistas del porqué Bowie se lanzó a transformarse en ese extraterrestre. Auténticas joya que agrandan el mito y que sirven para entender un poco más de cerca el personaje creado por Bowie.

Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, documental de D.A. Pennebaker y álbum del directo

Se hizo el silencio cuando pronunció estas palabras tras una hora y medio de concierto: “Everybody… This has been one of the greatest tours of our live… of all the shows on this tour… This particilar show will remain with us the longest, because… no only is it… not only, is it the last show of the tour, it’s the last show that we’ll ever do. Tkank you“. Con estas palabras el 3 de julio de 1973 en Hammersmith Odeon de Londres, David Bowie anunció el fin de Ziggy Stardust y el final de la gira de Aladdin Sane.

Ese anuncio sorpresa y fatídico para muchos fans fue captado por la cámara del documentalista D. A. Pennebaker, quien ya había rodado algunos documentales anteriormente como el fantástico Don’t look back sobre Bob Dylan. El documental es una grabación completa de todo el concierto de Bowie, en el que interpretó con sus vestimentas espaciales clásicos como “Changes”, “Space oddity”, “Rock’n’roll suicide”, “Oh! You Pretty Things” o la versión de la Velvet Underground, “White light/White heat”. Posteriormente, salió a la venta en disco la grabación del directo.

portadaziggystardustdocumental

Ambos, imprescindibles.

The rise and fall of Ziggy Stardust and the spiders from mars, un libro de Juan Manuel Escrihuela

Dentro del epígrafe “Discos que marcaron una época”, el libro escrito por el crítico musical Juan Manuel Escrihuela se centra en el mito, en el astronauta más andrógino, en la complejidad de la figura creada por David Bowie: Ziggy Stardust y la obra maestra musical que creó. El libro, que describe el proceso de creación del álbum, defiende que Stardust no fue un personaje más en el elenco de disfraces y personalidades creadas por el músico, sino que no consiguió desprenderse de él.

Cracked Actor: David Bowie, de Alan Yentob

El documental de la BBC muestra la gira del Diamond Dogs, de Bowie por Los Angeles en el año 1974. Básicamente hace un retrato de un personaje muy inestable y sobrepasado por la situación, por su éxito desmesurado y su adicción a la cocaína. A pesar de sus lamentos por el éxito conseguido y por verse idolatrado, Bowie finaliza admitiendo que le gusta ser quien es. Muchos años después admitió no entender cómo había sobrevivido a esa época. El documental retrata perfectamente esos temores. A pesar de ser la etapa postZiggy, la obra ayuda a entender al personaje.

Bowie. Amando al extraterrestre, de Christopher Sandford

El libro de Christopher Sandford hace un repaso por la vida y obra del músico desde su nacimiento y entrada en el mundo musical hasta finales de 2007. Sin embargo, básicamente presta atención minuciosamente al cantante hasta la publicación de su disco Outside en 1995. Narra las vivencias de Bowie y no escatima en hacer hincapié en momentos tortuosos de su vida como cuando que flirteó con el fascismo y su adicción a las drogas.

bowielibro2

Christopher Sandford es escritor y crítico de música rock desde hace más de 20 años y colabora en multitud de revistas. Ha sido el autor de biografías de Mick Jagger, Eric Clapton y Kurk Cobain.

10 años sin nuevo disco, 8 lejos de los escenarios

David Bowie publicó en setiembre de 2003 el disco Reality y en octubre inició una gira mundial comenzaría en Copenhague. La expectación era máxima. Bowie regresaba a los escenarios. Sin embargo, esa fue una gira accidentada y traumática para él. Durante una actuación en Oslo un palo de piruleta le impactó en el ojo y detuvo el concierto insultando a la persona que se lo había lanzado. Eso, sin embargo, no fue nada comparado con lo que le depararía un año después en un concierto en Alemania el 25 de junio de 2004. Bowie sufrió repentinos dolores de pecho y tuvo que abandonar el escenario. Padecía un bloqueo de la arteria coronaria y se sometió posteriormente a una operación de angliopastia en Hamburgo. El resto de la gira fue cancelado.

Desde entonces, Bowie ni publicó ni emprendió ninguna otra gira. 10 años suman ya sin nuevo álbum y 8 años alejado de los escenarios. De las últimas veces que se le vio actuando fue con los Arcade Fire el 8 de septiembre de 2005 en Nueva York donde interpretaron “Five Years” en un acto llamado Fashions Rocks. Una semana después interpretó otro clásico “Queen Bitch” también con los Arcade Fire para clausurar la CMJ Music Marathon, que se celebró en el Central Park de Manhattan.

En 2006 recibió un premio Grammy a su Trayectoria Profesional y posteriormente se fueron incrementando sus apariciones públicas, pero más allá de la publicación de recopilatorios, el silencio sobre su futuro musical es absoluto.

Los fans de ayer y de hoy tienen que contentarse con estos recopilatorios, reediciones de sus álbumes, la publicación de directos como A Reality Tour (2010) o confiar de filtraciones como la que tuvo lugar a finales de marzo de 2011 cuando a través de internet se filtró Toy, un disco nunca publicado de 2001. Su biógrafo oficial, Marc Spitz, dijo hace dos años sobre su silencio: “A lo mejor ya lo hizo todo, ya dijo lo que tenía que decir. Algunos no están trabajando por siempre, como The Rolling Stones”.

Sin embargo, Bowie nos sorprendió a todos con el anuncio de que publicará nuevo disco The Next Day, que estará disponible entre el 8 y el 12 de marzo dependiendo del país, y con una nueva canción, Where are we now? que tras sus primeras escuchas demuestra que el músico sigue en plena forma. Seguro, la noticia del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.