alt-J (WiZink Center) Madrid 15/11/22

En los últimos años muchos son los artistas que nos visitan dentro de sus particulares giras europeas, alternando las mismas con actuaciones en macro festivales como Primavera Sound, Mad Cool y Bilbao BBK Live para repetir nuevamente en formato sala y pabellón. Es el caso de los británicos alt-J, quienes agendaron citas festivaleras para tocar posteriormente en pabellones en Barcelona y Madrid, haciendo lo propio nuevamente en la ciudad condal y en la capital dentro del tour donde presentan su cuarto LP The Dream (Infectious Music/BMG, 2022).

En esta ocasión los de Leeds no consiguieron agotar el aforo del recinto madrileño, puede que por la gran oferta musical en el presente otoño que convierte en feroz el calendario, aunque también influyese el elevado importe de las entradas y la desagradable noche con lluvia y viento que frenó las ganas de muchos que podrían haberse apuntado a la cita en el último momento. Sea como fuere, el trío formado por Joe Newman (guitarra y voz), Unger-Hamilton (teclados y voz) y Tom Sonny Green (batería) inició su show con «Bane», corte que hace lo propio en su citado nuevo trabajo. Los primeros compases fueron lentos a la par que enigmáticos, combinando la superposición de voces con ritmos y elementos frenéticos.

Las melodías etéreas de art-pop siguieron casi sin respiro («Every Other Freckle», «The Actor», «In Cold Blood»), alternando las armonías que recordaban a una misa góspel y la electrónica más experimental. Su delicada a la par que trabajada propuesta encaja en festivales y en espacios donde el hormigón puede ser un problema para llevar a cabo la práctica de su propuesta, sin embargo, sonaron con una perfección abrumadora a tenor de lo frío del recinto capitalino.

Con un nutrido número de móviles del respetable grabando sombras, siluetas y humo, los efectos lumínicos fueron un gran aliado en la música del trío, calentando el ambiente con «Chicago» en la parte central del show y poniendo a bailar a los presentes. Como viene siendo habitual en sus conciertos, «Dissolve Me»» rompió las melodías más ambientales poniendo ritmos tropicales con tempos más acelerados en la recta final con un público que, con los brazos en alto, se disponía a despedirlos.

La luminosidad de «Left Hand Free» y la crudeza de «Hard Drive Gold» fueron protagonistas antes del fin de fiesta con la celebrada «Breezeblocks», su composición más exitosa y conocida que clausuró un set de trabajada exquisitez en una gran noche.

Fotos alt-J: Alfredo Rodríguez

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien