Celebramos los 25 años del Definitely Maybe de Oasis

El tiempo vuela. Un 29 de agosto de 1994 llegaba a las tiendas de todo el mundo Definitely Maybe, el debut de Oasis, quienes previamente habían agitado el rock británico hacia la máxima exaltación acaparando portadas, gracias a los singles que lo precedieron: “Supersonic”, “Shakermaker” y “Live Forever”.

Han pasado 25 años y toca celebrarlo, por lo que será reeditado en formato picture disc, una versión muy especial para sus fans. Mañana mismo estará disponible, y ya puedes encargarlo en su página web.

Coincidiendo con este aniversario, llega un lyric video de su tema “Fade Away” que nos volverá a recordar la grandeza del disco:

 

El primer álbum de Oasis lo cambió todo. Tal y como te contamos en el especial de Madchester al britpop, las Gran Bretaña necesitaba una respuesta a la creciente popularidad del grunge norteamericano y a falta de una banda que fuera máxima abanderada de un nuevo movimiento, se inventaron todo un género. The Stone Roses parecían los elegidos para salvar el rock de las islas, pero problemas legales con su compañía después de destrozar sus oficinas, les dejaron en el dique seco para no volver a despegar nunca más. Blur habían lanzado ese mismo año el gran Parklife, que llegó dos años después de Modern Life Is Rubbish y que copó el nº1 de las listas, pero fue la banda de dos hermanos de Manchester quienes encendieron la mecha definitiva de aquello llamado britpop.

 

Los Gallagher eran arrogantes, presumían de venir de la clase obrera y sentían devoción por The Beatles. A otro lado estaban los algo más sofisticados Blur o los taciturnos Suede, herederos de las letanías que Morrissey y Marr habían promulgado una década antes con The Smiths. Las canciones de Oasis iban directas a la yugular. Ese rock de tintes clásicos, esas épicas melodías y un frontman tan lenguaraz, fueron los ingredientes necesarios para para construir una buena base de fans, quien les convirtieron inmediatamente en sus nuevos ídolos.

 

Noel tocaba la guitarra y trabajaba como roadie de sus paisanos Inspiral Carpets (otros máximos exponentes del sonido Madchester). Por su parte, Liam había entrado a cantar en una banda llamada The Rain junto al guitarrista Paul Arthurs (Bonehead), el bajista Paul McGuigan y el baterista Tony McCarroll, quienes pronto cambiarían su nombre por el de Oasis. El mayor de los Gallagher les propuso unirse con sus composiciones con el objetivo de tocar el cielo y no le faltó razón, cualquiera de sus canciones daba sopas con ondas al repertorio completo del grupo.

 

Alan McGee, propietario del genial sello Creation, casa de Primal Scream, My Bloody Valentine, Teenage Fanclub, Saint Etienne, The House Of Love, The Boo Radleys, Ride, Slowdive, entre otros, les vio en directo en Glasgow y les ofreció un jugoso contrato para seis discos. Cuenta la leyenda que fue escuchar “Live Forever” y exclamar: ‘¡Esto es la hostia!’. El resto es historia conocida. El disco fue nº1 en Gran Bretaña y se convirtió en el debut más vendido de la historia del país, años después fueron destronados por Arctic Monkeys con Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not (2006).

 

Definitely Maybe marcó una época, pero su concepción no fue tan sencilla como parece. Hubo que realizar varias tomas en el estudio y fue un trabajo duro para los productores Mark Coyle, Owen Morris y David Batchelor. Finalmente consiguieron dar con la tecla para llegar a ese sonido sucio, que a su vez escondía pasajes melódicos arrebatadores, herederos de referentes como The Beatles, The Rolling Stones o The Who.

 

En 2014 a propósito de su 20 aniversario, lanzaron una versión ampliada con rarezas y grabaciones inéditas. Una edición especial de tres CDs, vinilo, e incluso, una réplica de la casete de maquetas que publicaban en 1993, “Original 1993 Demos”. Nada menos que 44 canciones, que puedes escuchar en Spotify:

 

El disco ha despachado hasta nuestros días nada menos que 15 millones de copias en todo el mundo, algo que con la lección aprendida amplificaron en su continuación, (What’s the Story) Morning Glory? (1995) llegando a los 30 millones. Para su tercera referencia, Be Here Now (1997), consiguieron colocar medio millón el día de salida, pero algo empezó a torcerse y la megalomanía de la banda, terminó por convertirlo en un álbum que se hacía bola.

 

Seamos sinceros, desde entonces hasta su separación en 2009, ¿hay alguna obra realmente a la altura de los dos primeros álbumes que haya quedado para el recuerdo, aparte del recopilatorio de caras B de primera época The Masterplan (1998)? ¿Qué impronta han dejado vistos en perspectiva Standing on the Shoulder of Giants (2000), Heathen Chemistry (2002), Don’t Believe The Truth (2005) y Dig Out Your Soul (2008) aparte de alguna que otra canción interesante y poco más? Pues no mucha, la verdad. Incluso en los conciertos que hoy en día ofrecen ambos hermanos por separado la gente anhela escuchar sus grandes clásicos, nada de sus cuatro últimas entregas.

 

3 comentarios sobre “Celebramos los 25 años del Definitely Maybe de Oasis

    • el 30 Agosto, 2019 a las 6:55 am
      Permalink

      Ya te digo: coñazos de anónimos sin puta idea de música…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.