Entrevista a The GOLDEN DREGS por su nuevo álbum

The GOLDEN DREGS publican estos días su tercer trabajo, On Grace & Dignity (4AD / Popstock!), disco concebido durante el confinamiento para el cuál, su líder Benjamin Wood, se refugió en la casa de su infancia en el condado de Cornualles tras perder su trabajo y tener que dejar Londres.

Nos encontramos ante un álbum reflexivo sobre la vuelta a los orígenes, la gentrificación y el importante papel de un lugar como Cornualles, situado en la escarpada punta suroccidental de Inglaterra. Hablamos con Wood sobre su evolución como artista, cómo fue la manera en la que el disco fue tomando forma y sus próximos planes.

«Me di cuenta de que si me sumergía en el proceso de grabación y abrazaba el aislamiento y la soledad, podría encontrar una mayor verdad en mi música»

Tercer disco de The GOLDEN DREGS. Se nota una clara evolución en tu música, tanta que las canciones de Lafayette (2018) parecen interpretadas por otra formación.

Es cierto, las canciones de Lafayette las interpretan otros músicos. Fue grabado en vivo en un estudio llamado Troubador, que estaba en un antiguo almacén junto al agua en Falmouth, Cornualles. El grupo era un híbrido de mis bandas de garage locales favoritas: The Black Tambourines, The Red Cords, Holiday Ghosts. Había una gran escena en Cornualles en ese momento (mediados de la década de 2010) y había estado tocando la batería y produciendo algunos artistas de la escena local. Pero tenía el deseo de escribir mis propias historias, así que hice una demo de algunas, armé una banda y comenzamos a tocar en espectáculos locales, y luego llevé el set en vivo al estudio y lo grabé durante un par de días. En ‘Hope is for the Hopeless’ tomé un enfoque diferente y grabé el álbum yo solo. Y aquí es de donde vino el sonido de the GOLDEN DREGS, porque me di cuenta de que si me sumergía en el proceso de grabación y abrazaba el aislamiento y la soledad, podría encontrar una mayor verdad en mi música.

La clave del disco es tu voz, cada vez más profunda. Ecos de Cohen, Kurt Wagner ¿Cuál has sido la inspiración para esas tonalidades?

Bueno, me encantan Leonard Cohen, Lambchop y muchos de los artistas con los que a menudo me comparan. Pero la verdad es que traté de cantar en un registro más alto cuando comencé, y solía esforzarme como si fuera Dylan en Highway 61 o algo así, porque parecía que eso era lo que muchas bandas estaban haciendo en 2012. Pero sonaba horrible. Descubrí que cantar en un registro más bajo me resultaba más natural, y dije: «Está bien, entonces quiero cantar como Julian Casablancas». Al principio no me sentía muy cómodo y necesité mucho ánimo para convencerme de que era una ‘voz’ y que yo era un ‘cantante’. De hecho, todavía me parece extraño que sea un cantante en una banda, pero cuanto más actúo, más cómodo me siento con eso y mejor puedo usarlo para comunicar mis historias.

¿Podrías hablar sobre el proceso creativo detrás de On Grace & Dignity, cómo surge?

Al principio fue forzado. El proyecto (The GOLDEN DREGS) había cobrado fuerza gracias a mi segundo trabajo ‘Hope is for the Hopeless’, así que lo siguiente que tenía que hacer era escribir su continuación. ‘Hope is for the Hopeless’ era muy reaccionario, venía de un lugar de angustia y soledad. Mientras que cuando comencé con ‘On Grace & Dignity’ no sentía que tuviera mucho que decir. Vivía en Londres y tenía un equipo de grabación pequeño: un sintetizador, una caja de ritmos y una guitarra. Empecé a trabajar en composiciones musicales, haciendo bucles de notas de voz de iPhone con ideas para piano y convirtiéndolas en arreglos. Descubrí que sumergirme en el sonido era increíblemente reconfortante, pero aún no tenía mucha inspiración lírica. Hasta que perdí mi trabajo durante la pandemia, me vi obligado a regresar a la casa de mi infancia con mis padres en Cornualles. Saqué mi viejo equipo de grabación de su ático y lo coloqué en mi antiguo dormitorio y me dispuse a intentar completar el disco. Acepté un trabajo en una obra de construcción que era miserable, pero descubrí que la experiencia me motivó a escribir por las noches y me esforcé por completar el disco.

 

¿O sea que crear estas canciones allí no fue para nada un proceso intencionado?

Escribí mis dos primeros discos en Cornualles y no tenía ningún deseo de escribir un tercero allí, fue por obligación.

Es importante el concepto hogar que transmite el disco y lo que significa ser formado por un lugar.

Crecer en Cornualles me hizo ser quien soy. Tuve mucha suerte de crecer allí, es una parte hermosa del mundo y conocí a gente increíble. Pero la sensación de estar aislado del resto del país, con muy pocas bandas de gira de visita y pocas perspectivas de una carrera musical en Cornualles, realmente desató mi imaginación y mi determinación de escribir y desarrollar mi estilo musical y probarme a mí mismo. Y esa crianza semi-rural dio forma a mis experiencias de adolescente. Creando nuestro propio entretenimiento, experimentando primero lejos de las luces brillantes y la influencia de la ciudad. La nostalgia es algo en lo que pienso a menudo, quizás demasiado. Echo de menos partes del pasado. No es que quiera volver a ellos, pero ser consciente de que están en el pasado y siempre permanecerán en el pasado realmente puede tomarme desprevenido y llenarme de tristeza.

¿Esas raíces influyeron en tu formación musical?

Había un montón de bandas en Cornualles al final de mi adolescencia y principios de los veinte. Fue una escena realmente emocionante y me beneficié al aprender a estar en una banda a una distancia segura de Londres. Son alrededor de 6 horas de viaje para llegar a la capital. Las bandas de Cornualles tocaban regularmente y practicaban duro y se desarrollaban en esta especie de incubadora musical lejos de las grandes ciudades. Mientras vivía en Londres, me di cuenta de que las bandas pueden promocionarse incluso antes de que hayan tocado un show, y sus primeros shows estarán llenos de gente de la industria musical.

¿Dirías que el confinamiento ayudó a que el disco fuera como es?

Ciertamente no fue un escenario cómodo, estaba profundamente infeliz viviendo confinado con el disco, pero ciertamente ha tenido un efecto importante en el resultado final. Me gustaría pensar que la gente se ha sentido conectada. Si no hubiera ocurrido el confinamiento, habríamos estado de gira durante la mayor parte de 2020, y luego tratando de encontrar un sello discográfico, y quién sabe qué tipo de álbum podría haber escrito en ese momento, si es que hubiera escrito alguno.

 

Otro tema que abordas en tus canciones es la gentrificación. ¿Cómo crees que está afectando a nuestro mundo?

Es complejo, y ciertamente no es lo suficientemente blanco y negro para mí como para hacer una especie de gran declaración sobre el asunto. Con respecto a Cornualles, el aumento de la popularidad del condado ha creado oportunidades para los negocios locales que de otro modo no existirían. Y hay partes de la ciudad que ofrecen mucho más ahora en términos de cultura, comida y entretenimiento que cuando yo era niño. Pero esto ha llevado a un aumento masivo en las casas de vacaciones: el verano pasado había 20.688 propiedades para alquiler a corto plazo en Airbnb, mientras que solo había 240 propiedades disponibles para alquiler a largo plazo, lo que dificulta que los jóvenes y las familias se asienten para permanecer en Cornualles. La solución del Gobierno es construir más viviendas. Trabajé en obras que estaban construyendo estas casas, y son horribles. Construidas con el único fin de lucrarse, tan baratas como sea posible, para entregarlos rápidamente. Pero esa es la política británica: en lugar de abordar la causa de un problema con educación y regulación, intentan brindar soluciones construyendo más.

On Grace & Dignity comparte su nombre con el ensayo de Friedrich Schiller. ¿Te atrae la filosofía?

No he leído este ensayo y lo descubrí después de que el álbum se estaba preparando para su lanzamiento, así que no puedo fingir que lo he leído. Me atrae la idea de la filosofía, me interesa, pero no soy académico.

¿Cuáles son algunas de tus mayores influencias literarias?

No soy un gran lector, aunque estoy tratando de mejorar. Últimamente he estado leyendo a Deborah Levy t¡y Herman Hesse, y James Baldwin es el siguiente en mi lista. En cuanto a influencias, entre ‘Lafayette’ y ‘Hope is for the Hopeless’ me metí en cuentos y poesías de: Lydia Davis, Raymond Carver, Denis Johnson, Richard Hugo, Milan Kundera. Todos escritores que hablan muy directamente, con un enfoque en transmitir emoción a través de la narrativa. Y su vez permiten un grado razonable de interpretación del lector.

La portada a cargo de Edie Lawrence es algo igualmente importante. Háblanos de cómo surgió crear esa ciudad en miniatura

Poco después de terminar de grabar el álbum, estaba en un avión escuchando mis mezclas preliminares y debatiendo el orden de ejecución del disco. Mientras escribía, era consciente de que todas las narraciones tenían lugar dentro de un paisaje similar, pero en este plano noté que en realidad todas podrían estar ocurriendo al mismo tiempo. Y me preguntaba si había alguna manera de poder demostrar esto a través de la carátula del álbum. Mirando por la ventana, imaginé que todas las canciones tenían lugar en los pequeños pueblos debajo de mí, lo que plantó la semilla para crear un mundo en miniatura para el disco. Me acerqué a Edie Lawrence, una artista visual y animador con sede en Bristol, y le dibujé un mapa aproximado de cómo creía que se vería el modelo y dónde encajaba cada canción, y le envié algunas fotos de referencia de donde escribí el disco. Pasó varios meses construyendo esta ciudad a la que llamamos Polgras, que sería de Cornualles para The Port of Grace.

¿Qué mensaje te gustaría transmitir a través de ‘On Grace & Dignity’?

Es un álbum muy personal para mí, mi esperanza es que las personas encuentren sus propias formas de conectarse entre sí. Está siendo bueno para mí hacer promo sobre este álbum y tener la oportunidad de hablar sobre mis experiencias en Cornualles y mis preocupaciones con respecto a la situación de la vivienda.

¿Crees que este disco marca un nuevo inicio para tu carrera de cara a próximos lanzamientos?

No estoy seguro acerca de un nuevo comienzo, todo es parte de un largo viaje. Espero que este álbum encuentre una audiencia más amplia que el anterior, que mejoró la del primero. Y espero que el próximo encuentre una mayor nuevamente y sigamos creciendo. Hemos encontrado un hogar increíble con 4AD y la familia Beggars, y el equipo que nos rodea es perfecto. Estoy emocionado de escribir el próximo álbum. Seguirá siendo personal, pero quiero abordarlo de manera completamente diferente a On Grace & Dignity.

Escucha ‘On Grace & Dignity’ de The GOLDEN DREGS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien