Entrevista: The Flamin’ Groovies

“No encajábamos para nada en la escena de San Francisco, no teníamos nada que ver con aquellos chicos de la generación del “Flower Power”, pero tomábamos más L.S.D que ellos”.

Capitaneados desde hace años por Cyril Jordan, desde que el segundo de a bordo, Roy Loney, dejara la banda, los San Francisco parecen estar resurgiendo de unos años atrás a esta parte, después de alguna reunión errática y algún que otro concierto en los que no hicieron si no perder credibilidad. La banda de San Francisco nacida y desarrollada en plena eclosión del “Flower Power”, que no querían tener nada que ver con esos tipos que rezumaban amor y colores, tenían un sonido más poderoso que el resto de sus coetáneos. Con todo y con eso, llamaron la atención de una “major” como Epic, que grabó su primer L.P. A partir de ahí, puede que hayan tenido una carrera de altibajos, pero discos como: Teenage Head (1971) o Shake Some Action (1976) escriben por sí solos, con letras de oro, en el libro de la historia del Rock & Roll. Roy Loney, con el que siempre han mantenido una buena relación, vuelve con ellos de nuevo, aunque sea solamente para algunos conciertos. ¿O quién sabe si se unirá a la banda para esta tercera juventud?

Aprovechando la gira española (Alicante, Valencia, Madrid, Donostia y el Gijón Sound Festival), Cyril Jordan nos contestó a algunas preguntas.

En primer lugar, muchas gracias por tu tiempo. Me alegra que estéis de Nuevo por aquí.

Muchas gracias a ti. Realmente teníamos muchas ganas de regresar tu encantador país.

Comencemos desde el principio, si no te importa. ¿Cómo se formaron The Flamin´Groovies?

Pues de una manera muy similar a cualquier banda. Conocí a George Alexander una noche, echando unos billares en San Francisco, estaba con sus amigos: Tim Lynch y Roy Loney, hablando de música, me comentaron que necesitaban a un baterista y un guitarrista. Y contesté: “Tenéis a vuestros hombres, somos mi viejo amigo Ron Greco y yo”. Y eso fue todo, comenzamos a ensayar y tocar.

En los comienzos los Groovies erais una banda básicamente de versiones. ¿Cuáles eran vuestras favoritas y de qué grupos o artistas?

No había distinciones, todas las canciones eran nuestras favoritas, amábamos todas las canciones que tocábamos. Todo lo que fuera buena música americana.

El primer álbum de la banda, Supersnazz (1969) presenta a una banda de auténtico Rock & Roll con un sonido muy poderoso, nada que ver con lo que se hacía en aquellos años en San Francisco. ¿Cómo crees que encajabais los Groovies en esa escena?

Sí, lo éramos y lo somos, una banda de Rock & Roll. Es que no encajábamos para nada en la escena de San Francisco, pero te voy a decir una cosa: no teníamos nada que ver con aquellos chicos de la generación del “Flower Power”, pero tomábamos más L.S.D que ellos. (Risas)

A pesar de que no encajabais como banda en aquella escena, supongo que os gustarían algunas bandas de aquella época. ¿Qué grupos podrías mencionar?

Efectivamente, el hecho de que no estuviéramos en la onda de la mayoría de ellas no significa que no nos gustasen. Nos gustaban todas y cada una de las bandas de aquella época, eran grandes. Pero había una banda que era mejor que todas, Jefferson Airplane, eran realmente buenos.

Cheap Trick, The Cramps, Yo la tengo, Hoodoo Gurus, The A-Bones, Cracker… Son solo un ejemplo de bandas consagradas que, de una manera u otra, os han rindieron pleitesía e incluso acabaron colaborando con vosotros en algún caso. ¿Qué se siente al ver a tanto artista diciendo que tu banda es una de sus mayores influencias?

Sí, con algunas de ellas acabamos tocando en alguna ocasión. Bueno, no sé si realmente habremos influenciado tanto, si ellos lo dicen, será cierto. En cualquier caso, has mencionado a bandas que son mis favoritas. Así que podemos decir que es reciproco.

España siempre ha sido una de vuestras plazas fuertes. Incluso, llegasteis a tocar delante de miles de personas, en aquel festival de Barcelona, llamado; Festival of Sun. Hay un disco grabado en directo de ese concierto. ¿Te acuerdas de aquello?

¡Ja! Como no acordarse. Pasamos buenos ratos con Chuck Berry, que también actuó en aquel festival. Y fue cuando caímos enamorados de España.

Kurt Feldum y William Tyler son los responsables del documental de los Groovies. ¿Cómo surgió la idea de hacerlo? ¿Quedaste contento con el resultado?

Los dos eran ya grandes amigos de todos nosotros y admiradores de la banda, así que todo surgió de forma natural. En cuanto al resultado, sí, muy contento con el documental en todos los sentidos.

En la última gira, además de, Chris Willson, George Alexander y, Hector Peñalosa (The Zeros entre otros) actuó con vosotros, de nuevo, Roy Loney. Al parecer también está con vosotros de nuevo, en esta gira. ¿Alguna sorpresa o cuestión a destacar de esta gira?

No quiero dar muchos detalles de cómo serán los conciertos de The Flamin´Groovies, ni en esta gira ni en las próximas. La auténtica y la única sorpresa y lo único que debería ser noticia es que… ¡The Flamin´Groovies todavía tocan Rock & Roll!

Y además parece que no paráis. Es sólo una sensación o ¿parece que hay una nueva generación de jóvenes interesados en los grupos de Rock & Roll y Garage?

No, no es una sensación. Se llama Rock & Roll clásico y autentico. El Rock & Roll nunca morirá.

También hay un inusitado interés por el formato de disco en vinilo, raro es el artista o banda que no edite sus discos, de nuevo, en este formato.

Sí, y me parece estupendo, me llena de satisfacción que ocurra esto.

¿Cómo siguen las cosas por San Francisco? Es una ciudad hermosa, tuve la oportunidad de conocerla hace un par de años, pero me extrañó que tuviera que buscar tanto para encontrar algún club de Rock & Roll. ¿Qué diferencias hay entre el San Francisco que vio nacer a los Groovies y el de ahora?

No tiene nada que ver, uno y otro, como la noche y el día. Como la Antigua Roma y Las Vegas. (Risas)

¿Cuáles son vuestros planes de futuro? Quizás es tiempo para un nuevo disco de The Flamin´Groovies?

Estamos trabajando en ello y pronto se verán los resultados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.