Entrevistamos a The Sisters Of Mercy, que vuelven de gira

The Sisters Of Mercy llevan más de cuatro décadas en activo siendo una de las formaciones cruciales para entender la darkwave, la rama más oscura del post-punk. La banda británica regresa a nuestro país año y medio después de su última visita, para volver a repasar su gran colección de clásicos, aparte de la colección de canciones que han ido estrenando en directo en los últimos tiempos.

Andrew Eldritch, Ben Christo, Dylan Smith Ravey Davey acompañando y programando al Doktor Avalanche, estarán en Madrid, donde actuarán el 24 de octubre en La Riviera (entradas), el día 26 de octubre en la sala Repvblica de Valencia (entradas) y el 29 de octubre en la Sala Santana de Bilbao (entradas). En los tres conciertos les acompañarán The Virginmarys como teloneros.

Aprovechando su gira, hemos charlado con Ben Christo, principal escudero de Eldritch (que no concede entrevistas) desde hace cerca de dos décadas. Con él repasamos la historia del grupo, el momento dulce que viven estos días y la posibilidad -o no- de grabar un cuarto disco, continuación de de un Vision Thing que data de 1990.

«No hay planes concretos para un nuevo álbum. Tampoco hay planes concretos para no hacer uno nuevo»

El darkwave y el post-punk son géneros que parecen revitalizados los últimos años. ¿Pensáis que es algo que ha creado el clima propicio para que veteranos como The Sisters Of Mercy continúen como obligada referencia?

Creo que la música es muy cíclica y ciertos movimientos vuelven una y otra vez. Lo que es realmente genial es que, con nuestras recientes giras en 2020, 2022 y 2023, he visto un resurgimiento real de interés por parte de un público más joven. Así que ahora tenemos tres generaciones de fanáticos, desde los 18 hasta los 30 años y dos generaciones mayores también. Es asombroso tener fans que abarcan desde los 18 años hasta personas que andan en los 60.

Lo que más me ha gustado ver es que, especialmente entre los fanáticos más jóvenes, ha surgido una verdadera sinergia entre esa generación, la música y la comunidad LGTBQ+. Se refleja en la moda y en que las personas se sienten más seguras con respecto a su identidad de género y sexualidad. Me encanta ver cómo esto se ha vuelto sinónimo de la música alternativa y la moda. Así que sí, ha sido un momento realmente increíble. Creo que después de la pandemia, las personas han abierto los ojos a todas las posibilidades y variaciones que existen dentro de la música alternativa, y eso siempre estuvo ahí, pero ahora está aún más presente.

 

¿Cómo describirías la evolución de vuestra música desde los primeros días hasta ahora?

La música de The Sisters of Mercy ha experimentado un verdadero cambio en cada etapa. Si retrocedemos a las primeros demos y grabaciones, digamos desde 1981 hasta 1985, teníamos una estética punk visceral y cáustica. Luego, en el primer álbum, se presentó una atmósfera inquietante, casi psicodélica en ciertos lugares. A medida que avanzamos hacia Floodland (1987), se creó una épica cinematográfica, y en Vision Thing (1990), aún se pueden percibir ecos de esa cualidad épica en canciones como «More» y «Ribbons». Pero también hubo una faceta de rock más duro, representado por «Vision Thing» y «Dr Jeep», entre otras.

Me gusta mucho el lado envolvente y reflexivo que se muestra en canciones como «I Was Wrong», una de mis favoritas, o en «Something Fast», que cuenta con un increíble arreglo de Tony (James), muy atmosférico.

Más allá de eso, a partir de los últimos dos álbumes, se nota cierta pesadez. Posee una calidad directa y sin rodeos, una crueldad siniestra y punk. Y ahora, con el material nuevo, esto es emocionante para mí, porque he sido parte del proceso de escritura de las canciones que hemos hecho desde 2019 hasta la actualidad. Un crítico sueco dijo que combina todas las cualidades de los álbumes anteriores con un emocionante y contemporáneo sonido nuevo. Estamos muy contentos con eso, ya que sentimos que lo que estamos haciendo con este nuevo material es rendir homenaje a la historia musical de The Sisters Of Mercy, al tiempo que le aportamos algo inimitable que solo nosotros, los tres miembros de la banda, podemos ofrecer.

The Sisters of Mercy ha mantenido una base de seguidores leales a lo largo de los años. ¿A qué crees que se debe esa conexión tan duradera?

Pienso que se debe a varias cosas. En primer lugar, la calidad de las letras, que tienen esta maravillosa combinación de ser muy ambiguas y enigmáticas, pero también contienen imágenes muy fuertes y vívidas que realmente cautivan la imaginación de la gente. Debido a que son tan evocadoras y, al mismo tiempo, mantienen cierto misterio en su contexto más amplio, pueden proyectar sus propias interpretaciones.

Otro factor es el hecho de que la música es muy poderosa. Tiene ganchos memorables, riffs que quedan en la memoria, secuencias de tres notas que resisten el paso del tiempo. Muchas bandas, especialmente bandas de metal, han versionado canciones nuestras. A veces creo que pierden la esencia que las hace únicas, quedando solo la épica y el volumen. En realidad, somos una banda de pop visceral, enigmática e intrigante, con un trasfondo de cinismo y esperanza. Nuestra base de fans se activa porque ofrecemos algo intrínsecamente alternativo, lo que significa que atraemos a aquellos que están fuera de lo habitual, y ese es nuestro público objetivo, aquellos que se sienten desencantados, marginados y necesitan un espacio seguro.

 

Han pasado 33 años desde el lanzamiento de vuestro último álbum de estudio, pero no dejáis de estrenar canciones en directo.

Exacto. Y creo que es emocionante poder tocar canciones en vivo sin la necesidad de grabarlas y ponerlas en un álbum; de este modo eliminamos al intermediario o el ruido y el proceso que implica grabar y lanzar un álbum, lo cual puede ser bastante estresante. En cambio, escribimos las canciones en la sala de ensayo, las tocamos enérgicamente y luego las llevamos a tocar frente a la gente. Lo cual es genial. Es probablemente lo que sucedía en la época medieval o similar, donde se creaba una canción y luego se tocaba ante el público. Somos como un equipo de trovadores errantes que recorren la tierra llevando nuestro mensaje musical a la gente. Escribimos la canción, la tocamos y listo.

«Somos una banda de pop visceral, enigmática e intrigante, con un trasfondo de cinismo y esperanza»

Andrew Eldritch manifestó hace unos años que si Donald Trump ganaba las elecciones sacaría disco nuevo de The Sisters Of Mercy. ¿Sigue la promesa en pie?

Bueno, él sí lo mencionó, pero no dijo cuándo, así que siempre queda esa incógnita. Es una pregunta que como puedes imaginar, la recibimos con frecuencia, pero es que no hay planes concretos para un nuevo álbum. Tampoco hay planes concretos para no hacer uno nuevo. Mantenemos una postura abierta y flexible al respecto.

Pero tenéis material de sobra para varios discos y muy interesante. ¿De verdad que no los lo planteáis?

Como mencioné antes, no hay planes al respecto. Sin embargo, me alegra mucho que te gusten estas nuevas canciones, a nosotros también nos encantan. Hasta ahora, la respuesta ha sido realmente entusiasta. Hace poco, una talentosa pianista llamada VK Goes Wild hizo una versión de «Eyes of Caligula», que es una canción que escribí junto a Dylan y Andrew. Su interpretación en piano, de aproximadamente dos minutos y medio, es absolutamente impresionante. La forma en que ella capturó la esencia de la canción es increíble, y he grabado una reacción a su video, que compartiré en algún momento. Te recomiendo que lo veas.

Ella tomó su tiempo y talento para transcribir la música en partitura, teniendo en cuenta que no hay una grabación oficial del álbum. Todo lo aprendió viendo videos en YouTube de nuestras actuaciones en vivo. Realmente admiro su oído y dedicación. Los matices, la dinámica y las interpretaciones son excepcionales. Me conmovió profundamente y me dejó sin palabras.

 

Parece que la incorporación del australiano Dylan Smith ha revitalizado vuestro sonido. ¿Crees que tenéis la formación más sólida desde que formas parte de la banda?

Sí, Dylan realmente ha aportado algo especial, algo muy especial al sonido. Él es multiinstrumentista y eso es genial. Es el tipo de persona que puede coger cualquier instrumento y tocarlo, incluso si nunca lo ha tocado antes. Es realmente un todoterreno. Y su propio proyecto, Ination, es sensacional. Además de su increíble destreza musical, me encanta cómo toca la guitarra acústica. Si alguna vez tienes la oportunidad de verlo en acción, verás que es maravilloso. Ha aportado mucho de esa esencia a la banda.

Además, ambos somos grandes fanáticos del grupo. Crecimos escuchando a la banda cuando éramos adolescentes, por lo que sabemos qué nos gustaría escuchar y cómo mantener el espíritu auténtico de The Sisters Of Mercy.

¿Qué piensas sobre el estado actual de la industria de la música y cómo ha afectado a vuestro enfoque como banda?

Creo que es bueno bueno. Si eres artista, ya no tienes intermediarios que dicten quién puede tener éxito o no debido a los estilos. Ahora puedes crear música, construir una base de fanáticos y hacerlo todo por ti mismo, manteniendo autenticidad en lo que eres a lo largo de tu carrera. Lo maravilloso es que muchas veces me dicen: «¿Has escuchado esta banda?» y yo respondo que no. Como hay facilidad para llegar a ellos, descubres que son muy talentosos, con millones de reproducciones y seguidores, tocando para miles de personas en todo el mundo, y yo nunca había oído hablar de ellos. Y eso es genial, porque no necesitaron estar en la portada de revistas, en los diez primeros programas musicales de televisión o sonar una y otra vez en la radio. Simplemente construyeron su base de fanáticos, y la gente los va a ver, y eso se convierte en su carrera. Tener tantos shows y vender merchandising hace que la música se convierta en su trabajo, lo cual es asombroso.

Ya no existe la presión de antes, cuando muchas bandas desaparecían después de lanzar un solo álbum porque no vendía lo suficiente. Como la mayoría de los músicos, hubo un momento en que pensé «no podemos ganar dinero» y todo parecía difícil. El éxito radica en adaptarse al entorno. Ahora me siento muy feliz porque puedo hacer la música que me gusta y habrá personas que la escucharán. Si puedo distribuirla, mantener la consistencia y tener una fuerte identidad de marca que es esencialmente sobre mí, entonces es una victoria.

 

The Sisters of Mercy ha mantenido una imagen enigmática y reservada a lo largo de los años. ¿Cómo equilibráis vuestra privacidad con la necesidad de interactuar con los seguidores y la prensa?

Muy buena pregunta. Creo que Andrew ha creado brillantemente esa figura enigmática, misteriosa y distante que muchos artistas no han logrado conservar. Ambas cosas son importantes, especialmente en The Sisters of Mercy. Es fundamental que Andrew conserve ese aura de misterio en su persona, mientras que Dylan, CREF y yo salimos a conocer a los fans, hablar con ellos, firmar cosas y tomarnos fotos.

Soy tímido y a veces veo largas colas de gente para saludarnos y pienso: «Dios mío, no puedo hacerlo», pero luego me doy cuenta de lo afortunado que soy. Es un privilegio poder hablar con todas esas personas, jóvenes y mayores, que aman lo que acaban de presenciar en el escenario y quieren llevarse un recuerdo de esa noche, ya sea una foto, una firma o una púa de guitarra.

Sin embargo, no todos los artistas se sienten cómodos con ello, y es algo que igualmente hay que respetar. Como artista, estoy en un punto intermedio, ya que estoy construyendo mi propia banda llamada Diamond Black, que tiene seguidores en Instagram, pero aún está en sus inicios. Intento responder a todos pero… ¿cómo haces frente a un aumento constante en la cantidad de mensajes y seguidores?

¿Cómo ves el futuro de The Sisters of Mercy?  

Mi deseo es que sigamos mejorando cada vez más. Esta última gira que hemos hecho en 2023 en América, ha sido la mejor desde que estoy en la banda, en todos los sentidos. Salí de esos conciertos emocionado, motivado y esperanzado. Aunque no hay planes específicos en este momento, hay una sensación de que lo que estamos haciendo está funcionando realmente bien. Queremos seguir expandiéndonos y ver a dónde nos lleva todo esto. Creo que ahora estamos haciendo bien en mantener fidelidad al material original mientras exploramos nuevos horizontes con el nuevo.

Por último, ¿qué podemos esperar de vuestros próximos conciertos aquí?

Los conciertos en España serán la continuación de lo que hicimos en América, una mezcla fantástica de canciones antiguas, nuevas, éxitos y canciones que uno no esperaría escuchar en un concierto. Vendrá acompañado de espectáculo de luces diferente, que acompañará nuestra música de una manera cinematográfica y teatral. Espero que lo disfrutéis.

 

 

3 comentarios en «Entrevistamos a The Sisters Of Mercy, que vuelven de gira»

  • el 9 septiembre, 2023 a las 4:39 pm
    Enlace permanente

    Tras el penoso espectáculo del último concierto en Barcelona, no voy ni aunque fuera gratis.

    Respuesta
    • el 10 septiembre, 2023 a las 10:40 am
      Enlace permanente

      En Valencia regular – mal. Llevaban una parte pregrabada (bases y el bajo) de poca calidad y unas guitarras rollo heavy metal achicharradas. El sonido fue poco definido y embarullado. Me costó reconocer algunas canciones. Mejor en disco y con el recuerdo de entonces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien