Especial: Las 15 mejores canciones de ZZ Top

Para celebrar que, este 16 de diciembre, uno de los más supremos guitarristas que existen como es Billy Gibbons cumple 70 años y que también, este 2019, es el 50 aniversario de la fundación de ZZ Top, colocaremos un ranking aquí en Muzikalia, sobre las, quizás, quince canciones de más fuste gestadas por la banda de Houston (Texas); la cual es uno de los mayores adalides de toda la cronología del rock sureño americano junto a The Allman Brothers Band, Lynyrd Skynyrd, The Black Crowes o The Sheepdogs, entre otros muchos ases de esta baraja.

El trípode compuesto por el propio Gibbons, además de Dusty Hill y Frank Beard, ha saldado más de 50 millones de álbumes y fueron admitidos en el trascendente Salón de la Fama del Rock and Roll, en el año 2014, entre otros de sus triunfos más exorbitantes.

15 – GOING DOWN TO MEXICO

Una esplendorosa y absorbente canción, “Going down to Mexico”,  tal vez la cual no dispone de tanta protuberancia individual y sí que forma parte de un conjunto próximo a lo magistral como es el ZZ Top’s First Album, de 1971. Efectivamente, a través de ésta y todas las canciones de aquel tan frondoso e ilusionante LP debutante como “Shaking your tree”, “Brown Sugar” , “Squank”, “Bedroom Thang” o “Certified Blues”, entre otras, los propios ZZ Top fueron forjando, como sudorosos herreros, las férricas plataformas de blues-rock meridional, hard-rock y boogie-rock que, posteriormente, estilizarían y depurarían a lo largo de los años 70.

En otros términos, desde primerizas canciones como la mencionada ya se van consolidando la voz magníficamente ruda y la guitarra de sonido embarrado de Billy Gibbons, el vistoso y rutilante bajo de Dusty Hill y la categórica y, a la vez, bien afinada batería de Frank Beard; todo lo cual ayudaría a conformar la singular textura de los de Houston. Unos comienzos aquellos donde el, por entonces, novel terceto padeció un sinfín de dificultades para poder grabar con alguna discográfica que les aceptase y solamente se apuntó el acierto y la visión de ficharles London Records, la cual también poseía en nómina a The Rolling Stones.

Como epílogo de este apartado nº15 comentar que “Going down to Mexico” es de una las conexiones de ese país centroamericano con ZZ Top y, por extensión, con la frontera de Texas.

14 – VIVA LAS VEGAS

Modernizada versión del juerguista clásico, de 1964, popularizado por Elvis Presley y compuesto por Doc Pomus y Mort Shuman, donde dicho “cover” se incluyó por vez primera en el Grandes Éxitos de ZZ Top, de 1992. Lo curioso es que la agrupación tejana  tocó en la propia ciudad de Las Vegas varios días seguidos, en Abril de 2018; concretamente en el recito The Venetian, el cual es un hotel-casino muy popular en esta mítica, luminosa y colorida urbe del estado de Nevada. En dicha capital del juego, por cierto, incluso en el año 2020 se prevee que la empresa Caesars Entertainment organice un musical basado en la historia de la propia banda meridional. Mientras aguardamos a que eso se produzca, traducimos la primera estrofa de esta marchosa canción sobre el derroche y el hedonismo:

La ciudad brillante va a prender mi alma, va a prender mi alma en llamas. Tengo un montón de dinero para gastar, así que suban las apuestas. Hay miles de mujeres bellas esperando ahí fuera  y todas viviendo con el diablo y yo soy ese diablo con mucho amor que dar. ¡Viva Las Vegas, viva Las Vegas!

13 – SHARP DRESSED MAN

Según declaraciones de Billy Gibbons,  “Sharp dressed man” fue un matrimonio exitoso de un ritmo “tecno” con una banda de blues de taberna. De tal modo, supuso una de las primeras canciones en que el combo se decantó por el uso de sintetizadores, aunque sin extraviar ni una pizca de su quintaesencia de rock tejano, redundo. Y es que, al visitar Londres, en los años 80,  el terceto americano se apercibió de que las tecnologías de última generación y las máquinas estaban siendo utilizadas por  bandas británicas como Depeche Mode. De tal modo, tras asistir Gibbons a un concierto de la banda de Martin Gore y hablar con éste, los de Houston decidieron sumar esa influencia a su sonido. Lo curioso es que el propio Gore también poseía, en el fondo, un sentimiento blues y admiraba la manera de tocar la guitarra del mismo Billy y es que a éste último, cuando era jovencísimo, hasta Jimi Hendrix ya le había le visto grandiosas cualidades, en concreto en 1968.

Dentro de su aclamado LP Eliminator (1983), ZZ Top refractó en esta historia lo atractivos que resultan, para muchas mujeres, los hombres adinerados y ataviados con trajes elegantes. Fue el mismo Gibbons quien tuvo la inspiración gracias a una película, de 1981, llamada The Amateur; donde en los créditos finales aparecía alguien llamado “Sharp-eyed man”.

El video-clip de la canción, uno de los primeros rodados por el combo y que emitió constantemente en la MTV, por entonces, es continuador de “Gime all you lovin’ ”; donde repiten aparición las tres mismas chicas y el célebre autocar rojo propiedad del propio vocalista y guitarrista del grupo, o sea, un Ford Hot Rod, de 1933. Multitud de series como Twin Peaks o Corrupción en Miami, entre otras, utilizaron la canción en alguno de sus capítulos. El musical del que hablábamos antes, previsto para 2020, se titulará precisamente “Sharp Dressed Man” y Billy Gibbons ha declarado acerca de ello: “La banda está entusiasmada con este  fantástico proyecto y esperamos escuchar nuestra música en un contexto innovador”.

12 – DOUBLEBACK

Perteneciente a su álbum Recycler, de 1990, este hard-rock de recio carácter como es “Doubleback” (“Doble vuelta”), también aparecía en los créditos finales de la película de aventuras Regreso al futuro III; donde además los propios ZZ Top protagonizaban un breve cameo interpretando este mismo tema en la propia filmación, con una versión instrumental y mucho más “hillbilly”, al estilo del Lejano Oeste del siglo XIX. La anécdota fue que algunos miembros del equipo de rodaje, de entrada pensaron que Billy Gibbons y Dusty Hill eran unos “extras” más, al observar sus largas barbas.

Por otro lado, el posterior video-clip, donde fotogramas de los tres “zztoperos” en blanco y negro fueron injertados en escenas del metraje, obtuvo una nominación a un premio MTV; aunque tanto los tejanos  como Prince y Edie Brickell resultaron derrotados por el, a la postre, vencedor Billy Idol.

11 – SALT LICK 

He aquí la semilla originaria. A medio camino entre el rock psicodélico y el sinfónico (aunque, por supuesto, con “bluesy feeling” también), editaban los ZZ Top su primer single en 1969, donde al fundador Billy Gibbons, lo acompañaban el teclista Lanier Greig, el batería Dan Mitchell y otro vocalista llamado James Lewin, aunque los tres permanecieron muy poco tiempo en la banda. Frank Beard y Dusty Hill fueron los sustitutos ideales a partir de primeros del año 1970 y ya conocemos la historia de como este terceto abrazaría y bordaría otras vías sonoras distintas como el rock-blues o el boogie-rock. Sin embargo y sorprendentemente, la neófita “Salt lick” y su cara B “Miller’s Farm” (Scat Records), guardan ya unas prestaciones extraordinarias y con un “groove” al mismo elevado nivel de, por ejemplo, los mismísimos Iron Butterfly o Deep Purple.

10 – WAITING FOR THE BUS / JESUS JUST LEFT CHICAGO

No cabe duda de que el tercer LP de la banda, Tres Hombres y su sentida apertura rock-bluesera “Waiting for the bus”, de 1973, son uno de los acelerones más potentes de la carrera de ZZ Top. “Ten piedad, he estado todo el día esperando al autobús, ten piedad.” – comienza relatando la cadenciosa letra sobre un trabajador que, al acabar su jornada, suplica a un conductor que le haga un sitio en el concurrido vehículo. Al bajista Dusty Hill se le ocurrió componer la canción una vez que hacía mucho que no tomaba el autobús y entonces decidió hacer el trayecto Austin-Houston, donde Hill manifestó que se conoce gente interesante en este medio de locomoción y que siempre le podían invitar a un buen vino. El cantante Dave Lee Roth, el cual versioneó dicha tonada con su grupo Van Halen, interpreta el significado como es que un hombre recién salido de prisión que utiliza el propio bus para poder llegar hasta su Cadillac, aparcado éste vete tú a saber dónde.

Este mismo tema no se concibe sin el vivaz, y al unísono, pantanoso blues que le sigue, o sea, “Jesus just left Chicago”, empalmando sin pausa con su sonoro predecesor. Esa suma de 7 minutos de ambos cortes fue algo que muchas estaciones de radio emitieron íntegro, cosa rarísima e insual de ver en las ondas americanas, en aquella época. Todo brotó de un afortunado error del ingeniero de ZZ Top al no atinar a separar ambos temas en la mezcla original de estudio, donde finalmente la banda decidió no modificarlo y publicarlo tal cual porque sonaba bien dicha unión.

La frase titular “¡Jesucristo acaba de dejar Chicago!” la pronunció un amigo de la adolescencia de Billy Gibbons durante una conversación telefónica de ambos y después el propio guitarrista escribió la canción al estilo de la música cristiana negra, como si fuera un reverendo pronunciando un discurso de parroquia. Quizás, todo era un tributo al tan marcado ambiente “bluesy” de Chicago y de Nueva Orleans, el cual llegaba hasta oídos de los habitantes de Texas como si se tratase de una salvación religiosa y no diabólica, tal y como otras veces se había estigmatizado a éste género o también al rock and roll. Otra teorías interpretativas no apuntan hacia una melodía espiritual sino a algo tan distinto como los traficantes de drogas.

9 – ENJOY AND GET IT ON

Cuando circules a 120 por kilómetros por hora con el coche por una carretera soleada, solitaria y arenosa, aplasta con el dedo la tecla “play” de tu reproductor para que suene y resuene este felino e indómito boogie-blues-country-rock. Éste nos transporta a una referencia muy erótica: “Enjoy and get it on” que, en argot significa, más o menos, “Disfruta y ten sexo” y es que de dichos temas vitales entre hombre y mujer trata, con toda probabilidad, la canción del muy aprovechable álbum Tejas, de 1976. Éste mismo LP, de modo bastante injusto, no obtuvo tanto reconocimiento popular, al contrario que la mayoría de anteriores trabajos de la banda de Houston; lo que, tras una extensa gira de los propios ZZ Top en 1977, motivo un parón del proyecto hasta 1979: año éste donde el éxito sí que tornó a sonreirles a pleno pulmón.

8 – GOT ME UNDER PRESSURE

La gente le preguntaba a Billy Gibbons si la “presionante” chica de la canción era alguna novia suya o de alguien. El vocalista y guitarrista creó el tema y grabó una maqueta del mismo, junto al compositor e ingeniero de Houston, Linden Hudson,  ante una efímera ausencia de los otros miembros de ZZ Top, Dusty Hill y Frank Heard. El propio Hudson aportó la parte del sintetizador y de las cajas de ritmos de “Got me under pressure” (“Ella me tiene bajo presión”), algo a lo que recurrió este técnico para renovar, revitalizar y relanzar el sonido de la banda en los años 80, ante el cabreo de los musicómanos más puristas y fanáticos del blues-rock más genuino del combo houstoniano y perteneciente a los años 70.

Un tema éste de dinamitador hard-rock, con esa guitarra que saca chispas y que fue incluido en el fundamental álbum Eliminator, de 1983 (su LP más vendido con 17 millones de copias, aunque quizás no sea el mejor), donde la MTV también ayudó a disparar comercialmente el invento. Incluso el año 2006, la marca de aceites para coches, Pennzoil, decidió utilizar el corte para uno de sus spots.

Siento la obligación de proclamar aquí que, tras muchas escuchas de ambas increíbles bandas a lo largo de los años, ¡opino que es un error absoluto pensar que unos sureños americanos de pura cepa como son ZZ Top hayan sonado siquiera alguna vez al estilo de AC/DC!, como me ha llegado a los oídos en ciertas ocasiones; donde el terceto Gibbons, Hill y Beard incluso es más antiguo que los australianos. No se han de confundir las cosas ya que cada combo transmite su singular sentimiento musical.

7 – SLEEPING BAG

Directo al nº8 de las listas de Estados Unidos  viajó este rocoso tema, de 1985: más alto que cualquiera de sus otros singles. Los párrafos cantados tratan únicamente del calor que genera una pareja metida en el mismo saco de dormir (“sleeping bag”).  Relacionado con ésto, la frase del texto: duerme al lado de los faraones en la arena movediza“, procede de la queja de Billy Gibbons acerca de que tenía una “sleeping bag” que parecía la tumba de una momia. La inspiración para la canción le vino al propio Gibbons de cuando militaba en los Boy Scouts, de adolescente.

La patinadora americana que tanta controversias suscitó, Tonya Harding, se solía poner, de fondo, esta canción cuando efectuaba sus espectaculares ejercicios; algo que se plasmó también en la película que se rodó sobre dicha deportista, con la actriz Margot Robbie en el papel de Harding. Aunque Gibbons, en consecuencia, no bromeó al ver su canción en dicho film afirmando que algún día podría usarse el tema como fondo para ballet, el caso es que el músico también confesó que era el riff de guitarra más duro que había tocado nunca. El vídeo del tema, completa la visual tetralogía del particular y colorado vehículo Ford Hot Rod, de 1933.

6 – KO KO BLUE

La letra de este ardiente y sórdido, y a la vez, muy bien ajustado y dinámico boogie-blues-rock sugiere un encuentro sexual interracial entre un tosco hombre de las montañas y una apasionada mujer afroamericana. Esta canción pertenece a su segundo álbum Rio Grande Mud (1972), el cual naturalmente transporta voluminosas canciones, aunque finalmente me he decantado por este agitado cable de alta tensión lasciva que es “Ko Ko blue”. Las torrenciales historias musicadas por el bluesman de los años 30, Robert Johnson, quizás, planeen sobre esta imponente canción de Gibbons, Hill y Beard.

Hay que nombrar obligatoriamente a Bill Ham, productor habitual de la banda desde los años 70, y  que ayudó, decisivamente, a conformar el peculiar sonido de ZZ Top, el cual los catapultó a la cumbre. La fantástica  “Ko Ko Blue” y el resto de los formidables y briosos cortes del álbum como “Francine”, “Just God Paid”, “Chevrolet”, “Bar-B-Q”, etc. (incluso algunos co-escritos por el propio Ham junto a los ZZ), fueron una importante y cualitativa zancada hacia adelante para lograr llegar a álbumes, cada vez más afianzados como, por ejemplo, Tres Hombres (1973).

5 -TUSH

Según el bajista Dusty Hill, el término “Tush” podría tener el significado de “ botín”, de “lujoso” o también de “nalgas bonitas” y es que la letra es del todo interpretable. ZZ Top se inspiraron en el músico tejano Roy Head, que lanzó el instrumental “Tush Hog”, en 1967 y también el trío la compuso mientras veían un espectáculo de rodeo, en Alabama. Incluida en el LP Fandango, de 1975, el mentado tema proporcionó al combo, aquel mismo año, su primer éxito internacional, aunque en su estado natal la banda ya era de sobra conocida. A su guitarra Les Paul, tocada a través un amplificador Marshall, Billy Gibbons le añadió también un peculiar altavoz distorsionador llamado Cooper Time Cube, para así conseguir un efectista retraso de notas.

Cuando en 2001, el político tejano George W. Bush fue elegido presidente de Estados Unidos, le pidieron a la banda que cantara en la investidura de su paisano pero pronunciando el apellido del mandatario en vez de la palabra original (o sea, en vez de “Tush”, se trataba de entonar “Bush”). Sin embargo, ZZ Top se negó a hacer dicha actuación.

4 – GIMME ALL YOUR LOVIN’

Como hemos comentado antes con “Sharp Dressed Man”, este vibrante y veloz tema, “Gimme All your loving” (“Dame todo tu amor”), es el inicio de la banda con los sintetizadores y la sobregrabación de guitarras; todo ello dentro del álbum Eliminator (1983), el cual vendió 17 millones de copias. La letra tiene connotaciones sexuales bastante patentes y el vídeo   protagonizado por el actor Peter Tramm, como comentamos antes, tuvo su continuación con el segundo del propio “hombre bien vestido”. La anécdota fue que la recaudación del propio clip de “Gimme All Your Lovin’” ayudó a ZZ Top a pagar unas deudas económicas, debido al alto coste de mantenimiento del popular coche de Billy Gibbons y es que dicho vehículo, curiosamente, también aparece como reclamo, en las imágenes, para ayudar en la amortización comentada.

3 – CHEAP SUNGLASSES

Antes de nada apuntar que durante aquella época de “Cheap Sunglasses” y del álbum Degüello (recién fichados ZZ Top por Warner Bros.), de 1979, fue cuando  Billy Gibbons y Dusty Hill se dejaron crecer su célebre e icónica barba rectangular de 40 centímetros, la cual ya no se afeitarían jamás. Según el  propio bajista acerca de la canción, cuando solían ir de gira, en cada estación de servicio encontraban, en venta, paneles con gafas de sol muy baratas y muy horribles. Durante 30 kilómetros de carretera que les conducían hacia Austin (Tejas), el terceto escribió la partitura, donde luego el magníficamente aguardentoso riff de guitarra lo consiguió Gibbons con un amplificador Marshall de 200 watios.

La letra podría tratar, tal vez, acerca de que dichos anteojos de lente oscura te los has de colocar por la mañana para disimular las ojeras, tras una descontrolada noche de fiesta. La anécdota brotó, cuando tras publicar este soberbio rock, un oculista (tras una convención con sus colegas en Hawai) proclamó que la gente no usara ese producto deficiente sobre el que cantaba ZZ Top.

2 – I’M BAD, I’M NATIONWIDE

Esta excepcional y muy sustanciosa canción, de 1979, se la inspiró a ZZ Top un amigo suyo de Texas, el cual había influido a Billy Gibbons, o sea, un músico de blues llamado Joey Long; el cual aparecía en discos de Slim Harpo o Barbara Lynn. El mismo Long viajaba en un Cadillac pero como no poseía permiso de conducir era su esposa la que le llevaba a los conciertos y la que manejaba el volante del coche. En la canción se añaden algunos elementos ficticios como que el protagonista era multimillonario y en dicho vehículo viajaban mujeres fumando cigarrillos Lucky, además vestir medias de seda y zapatos con “stilettos”.

Esos alucinantes efectos de la parte final de “I’m bad, I’m nationwide” (“Soy malo, soy de ámbito nacional”) se crearon con una combinación pedales de una caja de ritmos “Maestro” y de un duplicador Echoplex. Matizar que “bad” en argot afroamericano también se podría interpretar como “ser el mejor” o “ser el más machote”.

1 – LA GRANGE

No podía ser de otra forma: este adictivo, vigoroso y frenético boogie-rock, de 1973, es la nº1 de la carrera de ZZ Top, te posiciones en la óptica que te posiciones. Recuperamos aquí el fogonazo mental que ocasionó la canción y no es otro que la localidad de La Grange, en Texas; dónde se situaba un concurrido y visitado prostíbulo (llamado Chicken Ranch) por parte de muchos imberbes universitarios de aquel gigantesco estado del Sur de Estados Unidos. Efectivamente, éstos eran llevados allí por los padres para hacerles perder la inocencia a dichos chavales, por decirlo así. En aquella atmósfera de placer, también había una actitud de respeto y la “madame” de allí no toleraba tonterías ni borracheras por parte de nadie, ni siquiera de los políticos, los cuales también acudían a un lugar que permaneció abierto ¡casi 70 años!. A los soldados de bases militares cercanas, incluso los traían en helicóptero hasta dicho local. Todo un histórico show.

La letra es vertida de un modo sugerente y divertido por parte de una banda, que homenajeaba a ese sitio debido que había sido, finalmente, obligado a cerrar su puertas en aquel año 1973. También hubo una controversia ya que, en 1992, el mítico bluesman John Lee Hooker les demandó a los tejanos porque el riff de guitarra se parecía mucho a su tema “Boogie Chillen” y aunque ZZ Top se libró de la acusación, también reconocieron que sí, que Hooker y su tema les había inspirado. Después, en el año 2015, Hill, Gibbons y Beard  interpretaron la pegadiza canción, por vez primera, en la propia localidad tejana de La Grange, pareciendo así cerrar el círculo sobre el asunto.

4 comentarios sobre “Especial: Las 15 mejores canciones de ZZ Top

  • el 16 Diciembre, 2019 a las 12:16 pm
    Permalink

    Las mejores barbas del rock

    Respuesta
  • el 17 Diciembre, 2019 a las 8:10 pm
    Permalink

    Inspiradísima selección en un dossier a todas luces necesario y demandado sobre este gran grupo icónico por sus barbas y por su logo, aunque sobretodo por su grandísima música. Enhorabuena a Txus Iglesias y a Muzikalia por recuperarnos lo más granado de tan paradigmático, mítico e inefable combo de Rock Sureño.

    Respuesta
  • el 17 Diciembre, 2019 a las 10:05 pm
    Permalink

    Muchas gracias por los comentarios a Xavi Gállego y demás peña forera, acerca mi artículo sobre los asombrosos ZZ Top, aquí en Muzikalia.

    Respuesta
  • el 29 Marzo, 2020 a las 1:53 am
    Permalink

    Excelente selección. Mil gracias, y ¡que forma de conocer una banda!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.