Especial: Suede y los 25 años de ‘Coming Up’

Suede editaban Coming Up un 2 de septiembre de 1996. La tercera referencia se antojaba difícil para los de Brett Anderson, pues era la primera vez que se enfrentaban a la composición de nuevas canciones después de que su guitarrista y co-compositor Bernard Butler les abandonara poco antes de que se completara su anterior entrega, el genial Dog Man Star (1994). Pero Suede salieron victoriosos, marcando un hito en su carrera y logrando lo que su álbum anterior no había logrado: ser un gran éxito comercial (nº1 en Gran Bretaña) y lo más difícil, haciendo que los cinco singles extraídos del disco llegaran al Top 10 de ventas durante los años 1996 y 1997.

Butler fue sustituido por un jovencísimo Richard Oakes, que aún no había cumplido 20 años cuando empezaron a preparar sus nuevas canciones -tenía 18 años durante la gira de Dog Man Star (1994)-, pero sorprendentemente resultó ser un formidable compañero para el estilo de escritura de Anderson. Juntos firman la mayoría de temas de Coming Up, mientras que el nuevo teclista Neil Codling compuso la música de dos canciones y el vocalista escribió otras dos por su cuenta. Para el líder del grupo la salida del guitarrista no fue tan traumática como muchos piensan: “No lo vi tan serio como la mayoría de la gente lo vio. Era problema real, sí, pero siempre pensé que Suede tenía una vida, y que una persona saliera no debería afectar para que continuáramos”.

 

La banda estaba obsesionada en hacer que su nuevo trabajo fuera una descarga de emoción pop y lo consiguieron. Es un disco conciso que consta de composiciones esbeltas y sencillas, despojadas de las largas exploraciones musicales de su predecesor y con gran potencial comercial, la antítesis a Dog Man Star: “Creo que el próximo álbum será bastante simple, de hecho. Realmente me gustaría escribir un álbum pop sencillo. Solo diez hits”, comentaba el cantante poco antes de publicarse. Ese fue el espíritu y la intención que abrazó Coming Up desde el principio. Un LP que arranca con “Trash”, una canción pop perfecta, una fusión entre el glam clásico y el britpop de la época que llegó un par de meses antes de su publicación como perfecta carta de presentación y declaración de intenciones. La letra, como comenta Anderson en la segunda parte de sus memorias Tardes de persianas bajadas, quería ser un himno callejero que remedara ese sentimiento de “nosotros contra el mundo” que tenían “Hand In Glove” de The Smiths o “Heroes” de David Bowie, dos referencias indudables. Suede dejaban a un lado el dramatismo de su anterior obra y se mostraban desprejuiciados, haciendo gala de un portentoso estilo y marcando nuevos bríos que se amplificarían en su continuación. Este adelanto hizo que los escépticos volvieran a creer ciegamente en ellos.

 

Bajo esa portada tan setentera obra del genial Peter Saville, habitual de Factory Records y responsable de las carátulas más icónicas de Joy Division y New Order, se escondían diez composiciones directas e instantáneas  que escupían actitud, vigor y raudales del pop glamouroso. Para los fanáticos de la banda quizá no pueda equipararse con los dos álbumes previos, no contiene su dramatismo, sus desarrollos ni ha envejecido tan bien, pero es sin duda la pieza que mayores cotas de popularidad les dio y tiene todo el derecho a compartir podio con ambos . Siguiendo con las canciones,”Filmstar” escupe chispa y actitud hablando de las desventajas de la fama, mientras que “Lazy” continúa mostrando el vigor recargado de la formación y se erige como una de las melodías más pegadizas del conjunto. También disfrutamos la impronta de “She”, la emoción de “By The Sea”, la épica de “Starcrazy” o de esa  “Saturday Night” que cerraba el conjunto con elegancia, y qué decir del inmortal himno a la juventud “Beautiful Ones”, otra de las canciones más emblemáticas de su carrera.

 

Aunque el LP tan solo contenía diez cortes, las caras B de sus singles estuvieron a la altura igualmente, regalándonos momentos como la grandiosa ”Europe Is Our Playground”, la pegadiza ”Every Monday Morning Comes”, la taciturna “Another No One”, el brío de “Young Men”, la belleza de “The Sound Of The Streets”, el tono juguetón de “Sadie” o los experimentos sonoros de la interesante “W.S.D.”, todas ellas incluidas en el recopilatorio Sci-Fi Lullabies (1997), un doble CD que contenía los temas que acompañaron a los sencillos editados desde sus comienzos, hasta Coming Up y que nos preguntamos cómo a día de hoy no ha tenido un sucesor con el resto del material.

 

En 2016 Suede publicaban una edición ampliada de Coming Up por su 20 aniversario con nada menos que cinco discos, en la que nos encontraríamos con el álbum original además de diversas caras B, maquetas, temas y mezclas inéditos e interesantes directos de la época en audio y vídeo.

Escucha ‘Coming Up’ de Suede

Escucha la versión 20 aniversario de ‘Coming Up’ de Suede

Un comentario en «Especial: Suede y los 25 años de ‘Coming Up’»

  • el 16 Septiembre, 2021 a las 9:51 pm
    Enlace permanente

    Gran disco, felicidades por el especial dedicado.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien