Experience – Fotomatón (Madrid)

Experience, reconvertidos en trío, ofrecieron un electrizante show de hora escasa el pasado martes en Madrid. Pero no todo fue positivo. Para empezar el bar, que no sala, era un estrecho pasillo que desembocaba en un diminuto escenario. Para más inri, tenía detrás los servicios, con lo que el trasiego molesto de personas unido a la disposición espacial, impedían disfrutar del concierto como es debido.

EXP
Penoso resulta también como la propuesta gala ha quedado excluida a una audiencia de 35 personas contadas –bien es cierto que repetirían velada dos días después-. Un ghetto por desgracia.

La salida del combo de Widy Marché fue paliada sólo a medias por la nutrida pedalera de Michel Cloup, efectos varios y guitarras pregrabadas por doquier. Lo que no falló fue una base rítmica de bajo y batería a prueba de bombas, aportando un sonido cortante, seco y contundente.


El set list se centró mucho más de lo deseable en su reciente y decepcionante Nous (en) sommes encore là. Sus temas resultaron en ocasiones de nuevo intrascendentes (“Entendre ça”) y de los pocos aprovechables en estudio, raquítica resultó “une larme dans un verre d’eau”; afortunadamente pepinazos como “La vérité” o “Nous sommes (en) encore là” eclosionaron intensísimos. Los efectos, rapeados y ruidismos puntuales aportaron su mejor resultado en “Le diable sur ta porte”, efectivo y obsesivo ejercicio de recuerdo a su brillante pasado, el único brindado, por insólito que parezca.

Experience en Madrid

Una karaokeriana versión de “La revolution ne será pas télévisée” supuso el escueto bis de cierre. Y no, querido Michel, no puedes vivir de este presente ninguneando al personal todas y cada una de las joyas de Aujord’hui, maintenant. Somos lo que somos por lo que fuimos, y algunos, por desgracia, cada vez más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien