Francis International Airport – In the woods (Green Ufos)

Uno de los últimos países en los que buscaría, si tuviera que encontrar un buen grupo europeo de indie-pop (o indie-rock), sería Austria. De allí vienen Francis International Airport, aunque si atendemos a su sentido de la épica, de la melodía y de la proporción entre ambas, perfectamente podrían ser canadienses o del noroeste de Estados Unidos. Dejando atrás su debut, más urgente y hedonista, en este su segundo álbum las influencias se clarifican. Sus himnos indies están más cerca de la épica generalmente contenida de bandas como Death Cab for Cutie, Band of Horses o Broken Social Scene que de revienta estadios como U2, Coldplay o los mismísimos Arcade Fire con quien tanto se les compara.

Canciones como “Celluloid” transitan por diversos grados de intensidad, dejando sola a la voz (muy a lo Peter Gabriel) cuando se busca la cercanía al oyente, para posteriormente rodearla con coros y mucha batería cuando se persigue la explosión de emociones. Otras como “Monsters” repiten la fórmula aunque acentuando la apuesta por la melodía, y en algunas como “Feet of Clay” predominan las armonías y la belleza del conjunto, recordando a Fleet Foxes o Grizzly Bear. “Pipeland” tiene esa elegancia que algunos grupos de los ochenta, como China Crisis o Prefab Sprout (o los Roxy Music de su última etapa), sabían combinar perfectamente con el pop.

En general las canciones se benefician de una cuidada producción que tiene el acierto de no resultar empalagosa ni excesiva, a pesar de sus pretensiones. Prueba de ello es “Amnesiac”, en delicado equilibrio sobre la línea que separa lo emocionante de lo efectista, incluso cuando suenan los “lalalas” (lo mismo valdría para los “uououohs” de “City of fog”).

Un álbum, en resumen, que apuesta por la belleza en todas sus facetas, desde la más melancólica hasta la más eufórica, y que garantiza una escucha placentera de principio a fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.