Half Foot Outside

Comparar nuestro primer disco con Heavenly es como comparar al Barça con el equipo de fútbol de mi barrio

Dos años han pasado desde que entrevistamos por última vez a Half Foot Outside. El pasado otoño se publicó Heavenly, el nuevo disco del cuarteto navarro. Cierto, las alabanzas son generalizadas. Y es que no hay duda alguna, se trata de su mejor trabajo. Para Muzikalia, el octavo mejor disco nacional de 2008. ¡Arriba el pop de guitarras!

Con la publicación de Heavenly, vuestro sexto álbum, el crecimiento es evidente, habéis ido a más. ¿Cómo valoráis desde dentro de la banda la evolución que habéis tenido desde vuestro primer disco?

Echando la vista atrás y comparar el primer disco con Heavenly es como comparar al Baçrca con el equipo de fútbol de mi barrio…

Cuando grabamos el primer disco teníamos como 17 años y lo hicimos de forma totalmente amateur, además no existían los medios tecnológicos o de información que hay ahora, la verdad que no tiene nada que ver.

Realmente, fue a partir de la entrada de Brian en HFO, hará siete años, cuando comenzamos a girar y a tomarnos en grupo más en serio.

El pop-rock es muy amplio. ¿Dónde os sentís más cómodos?

Puff… Digamos que somos un grupo de rock y ya está. Una vez leí una crítica que me llamó la atención en la que nos definía como “Un grupo de pop que toca con mala leche”, y en parte es correcta. Tocamos música a volumen alto pero con mucha melodía… También depende del ambiente en el que te muevas, a un fan de La casa azul puede que le parezcamos unos macarras, y a un fan de Metallica le pareceremos unos moñas.

Este disco es más redondo que el anterior. ¿Existieron diferencias importantes a la hora de componer y materializar este nuevo lp?

Estamos muy contentos que a todo el mundo le parezca más redondo ya que a nosotros también nos lo parece. A la hora de componer no ha habido diferencias significativas, hemos compuesto de la misma forma, Carlos e Israel se encargaban de llevar los bocetos de las canciones y entre todos les dimos forma. Lo que si que hemos hecho es trabajar más las demos y prestar más cuidado a las melodías, creo que con cada disco nos hemos vuelto más melódicos…. Íbamos haciendo grabaciones caseras de los temas, con lo que nos enfrentamos a la grabación con todo más claro. No sé, no es muy diferente al Perfect From The Distance, podríamos decir que es una versión mejorada y pulida.

Producción de Hans Krüger y Kaki Arkarazo, mezcla de Agnello, masterización de Fallone… ¿Por qué os planteáis una producción así? Parece una producción compleja (al mismo tiempo que completa), que pasa por varias manos… ¿Buscasteis esta disposición?

Bueno, tampoco ha sido tan compleja la grabación del disco. Heavenly lo grabamos tranquilamente en un par de meses con Hans Kruger y Kaki Arkarazo en estudios situados en el campo, con mucha calma. La mezcla la realizamos en Cádiz junto a la playa con John Agnello y el mastering se hizo en el ruidoso Nueva York con Steve Fallone. Lo hicimos de forma parecida con nuestro anterior disco y como nos dio buen resultado, repetimos.

Papel de Jon Auer. Contadnos cómo se fraguó la colaboración, vuestras expectativas iniciales y la valoración después de terminar.

A Jon Auer lo conocemos desde hace bastante tiempo, hemos tocado con él y con The Posies varias veces. Poco antes de grabar el disco tocamos con The Posies en Bilbao y se ofreció para producirnos el disco. Ya teníamos todos los estudios y productores atados, así que se ofreció a colaborar con algún coro o guitarra. Le mandamos las demos del disco y le gustó mucho, así que lo que en un principio iba a ser un par de coros, quedó en que cantó y tocó la guitarra en 6 temas. Ya sabíamos que todo lo que iba a meter iba a quedar guay, pero no tanto! En “Driveways” metió unos “uuuuuh” que cambió la canción del todo y le dio un toque muy guay. Lo mismo que las armonías en “Unsafe at any speed” o los guitarrazos de “Hard cow howard”. Jon es un tío con mucho talento y estamos muy orgullosos de tenerlo en nuestro disco a parte de que somos fans suyos de toda la vida.

Otras colaboraciones. Florent y Banin de Los Planetas, y Pau LHR.

Las colaboraciones de Florent, Banin y Pau son más anecdóticas. Tenemos admiración mutua por nuestras bandas y nos une cierta amistad, así que les invitamos a la fiesta. Banin metió unos sintes y guitarras muy chulas, Florent grabó sus guitarras marca de la casa y Pau metió unas acústicas.

Mayor virtud de Heavenly: levanta el ánimo de manera extraordinaria. ¿Este valor es más propio del indie de los 90 que del actual?

Gracias por el cumplido. Son canciones enérgicas animadas, aunque en este disco también hemos metido algunas más reposadas y oscuras. Son temas con mucha melodía y con guitarrazos. La verdad que no sabría ubicarlo en un periodo, tampoco es que nos detengamos a pensar “vamos a hacer canciones que suenen a 1993”, creo que si tiene un rollo 90´s, pero también suena actual y fresco. Escuchamos todo tipo de música y cada uno de nosotros cuatro tenemos gustos diferentes aunque coincidamos en muchos grupos. El indie es un cajón donde encajan muchas sonoridades.

Imaginaos por un minuto que no sois músicos, sino seguidores de HFO. ¿Pensaríais que merecen más repercusión mediática?

Jaja, no lo sé, de verdad. Estamos muy a gusto y contentos con la aceptación que está teniendo Heavenly. No paramos de tocar y está teniendo una acogida muy buena, por lo que no tiene ningún sentido que nos quejemos.

Carrera de fondo. Sois ejemplo del “Do it yourself”. ¿Qué aspecto os hubiera gustado abordar de forma distinta a como lo habéis hecho?

Si que es cierto que hasta hace poco hemos sido un grupo que nos encargábamos de todos los aspectos relacionados con el grupo, contratación de los conciertos, promo, diseños de los discos, etc. No nos arrepentirnos de nada, teníamos una visión muy romántica del grupo, pero con los años te das cuenta que es mejor que el grupo se dedique exclusivamente a componer y tocar, y que sea el sello o el management quien se encargue de llevar los conciertos o hacer la promo. Confiamos totalmente en Limbo Starr y hemos delegado estos asuntos, además lo hacen mil veces mejor que nosotros, que somos un poco desastre.

Seguís viviendo en diferentes ciudades. ¿Cuándo ensayáis? Porque no sois precisamente una banda poco activa…

La pregunta del millón, jaja. Seguimos viviendo entre Pamplona, Madrid y Barcelona. Queda mal que lo diga, pero no ensayamos mucho, aunque ante determinados bolos intentamos juntarnos en nuestra base de operaciones en Pamplona y darle aunque sea una vuelta a los temas. De todas formas, una vez que has pillado el punto a los temas no hace falta ensayo ya que tenemos conciertos casi todas las semanas. Nos estamos planteando ensayar por videoconferencia, jaja

Pongamos un caso. En Bilbao os atrevéis con una sala media-grande como el Kafe Antzoki (aunque por el momento se pospone la fecha). ¿En otras poblaciones estáis siendo capaces de tocar en garitos más grandes que hace cinco años? ¿Se nota que más público se interesa por HFO tras las buenas críticas?

Si que notamos más público a partir de publicar nuestro anterior disco. Y ahora la cosa está yendo a más. Estamos saliendo en más medios, tocamos en salas más grandes y en más festivales, viene mucha más gente a los conciertos y estamos tocando en sitios donde nunca habíamos estado. Se nota el trabajo que están haciendo David y Carmen de Limbo Starr. La verdad que estamos muy contentos y nunca nos imaginamos que llegaríamos a donde estamos ahora.

Lamentablemente, nos encontramos en un momento de gran control sobre las salas. En Madrid se han cerrado varias y el panorama no es nada alentador, al menos, para las bandas pequeñas (“las no apadrinadas por Heineken”). Si a esto le sumamos que no se vende un disco ni regalado, ¿qué nos queda? Es posible que los festivales este año noten la crisis… ¿Somos optimistas?

Es una putada que se cierren salas, por supuesto, o que se prohíba tocar en bares, sobre todo para los grupos están empezando…. También es una mierda el pedazo de alquiler que cobran algunas salas para realizar conciertos, es decir, en muchos casos hay que pagar para tocar! pero es lo que hay… No vale con quejarse, habrá que tirar para adelante y buscar alternativas. Si que es cierto que se vende mucho menos que antes, pero por otro lado parece que hay más público interesado en ir a conciertos… No se, creo que se compensa una cosa con la otra, nosotros no nos podemos quejar de momento.

No sé si queréis comentar algo sobre el cambio de sello.

Tenemos una excelente relación y admiración con nuestros anteriores sellos, pero miramos al presente y al futuro que es Limbo Starr.

A día de hoy, hay más propuestas musicales que nunca. A veces pienso que hasta son demasiadas, aunque por lo general me encanta que tengamos muchos grupos. ¿Hacia dónde creéis que nos dirigimos?

Creo que ahora es más fácil montarse un grupo que hace años. No está mal que haya muchos grupos, así hay más donde elegir. La historia es que antes era super difícil grabar un disco y darte a conocer, pero ahora con un ordenador, un previo y un par de micros puedes conseguir cosas bastante apañadas. Por otro lado está Internet, antes tenias que recorrerte todas las salas o bares de tu ciudad para darte a conocer, pero ahora montas un grupo, haces dos ensayos, grabas los temas, los cuelgas y puede que te escuchen hasta en Mongolia. Hay una especie de democratización en la música, todo el mundo tiene opción de exponerse. Lo que está claro es que sobrevivirán los grupos con buenos temas y con un buen directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.