Josh Rouse

Nashville es más que country, vaqueros y todo lo que te puedas imaginar

Josh Rouse ofreció el pasado mes de mayo una actuación en Barcelona dentro de la programación de la última edición del Primavera Sound. Hablamos con él a fondo de su último álbum trabajo, pero también aprovechamos la ocasión para preguntarle por su actual residencia en nuestro país.

Otra vez aquí en Barcelona, cómo te sientes poco antes de tocar en un festival de las características del Primavera Sound?

Estos días he intentado estar relajado y tranquilo. Procuro no ponerme nervioso ante un directo, porque es algo que hago siempre, por lo que para mí tocar en festivales se ha convertido en algo muy normal.

¿Te sientes cómodo tocando para grandes audiencias?

Sí, para mí es más fácil. Con poca gente estoy más nervioso, la siento como mi familia, están muy pendientes de lo que hago y veo más la reacción de la gente. Estoy muy pendiente de cómo aceptan las canciones. Cuando toco en una sala pequeña me pongo más nervioso que cuando estoy tocando delante de mucha gente. Con 2000, 3000 o 4000 personas, mi actitud es la de ‘Let’s rock!’

¿Qué te parece el cartel? ¿Qué grupos no quieres perderte?

Pues me gustaría no perderme a Sondre Lerche, de Noruega, ni a American Music Club, Sonic Youth… Hay muchos grupos que quiero ver, el cartel es muy completo.

Aunque llevas una carrera considerable a tus espaldas, aquí el primer disco con el que empezaste a ser conocido fue 1972. ¿Te esperabas llegar a más público con este disco?

La verdad es que no sé que pasó. Era un disco más optimista, más feliz. Creo que esto es lo que le hizo más accesible. Yo notaba que había más gente que venía a los conciertos, y además pude venir, por primera vez, a España. Y me quedé encantado, porque vi a la gente que sabía las canciones. No sé por qué me hice más popular con este disco. Supongo que le gustó a mucha más gente. Además hubo mucha publicidad, supongo que todo influyó.

¿Márcó algún punto y aparte en tu carrera tener este éxito?

Sí claro, para mí ha sido muy importante, esto hace que tenga ganas de tener aún más éxito (risas). Mi música es para la gente, por lo que me gustaría que llegara a cuanta más gente posible.

Después de obtener este éxito, al empezar a trabajar en Nashville, ¿te sentías en la obligación de no decepcionar al público?

Este disco lo grabamos poco a poco, en diferentes sesiones, mientras descansábamos entre actuaciones. Y lo cierto es que no me preocupaba seguir la línea que había empezado con 1972. Creo que a mis fans les gusta lo que yo hago, así que lo he grabado con mucha tranquilidad.

Ha habido una evolución evidente desde Nebraska hasta que llegaste a Nashville. ¿Cómo ha sido este camino?

Ha sido un camino muy rico. He estado aprendiendo todo el tiempo. He intentado tratar la música como algo artesanal. El estar tocando cada noche también me ha ayudado. Todo este camino me ha servido para enriquecer mi música con todo lo que me rodea. Constantemente estoy observando. En Nashville había muchos músicos y estudios, y he podido aprender mucho de los maestros. Lo mejor de vivir en Nashville ha sido que he podido observar y asumir muchas cosas. En este tiempo, mis gustos musicales también han cambiado mucho. Cuando edité mi primer disco, me gustaba sobre todo el indie rock, ahora creo que es un poco más profundo. He tenido la oportunidad de viajar alrededor del mundo y escuchar mucha música. La gente que he conocido me ha aportado mucho, y esto me ha aportado mucho a mi manera de ver la música.

Nashville no suena a lo que parece. ¿Es más un concepto que una referencia a la ciudad?

Exacto. Nashville es más que country, vaqueros y todo lo que te puedas imaginar. Es una ciudad, como Barcelona o cualquiera otra, donde hay diferentes lados, diferentes partes, y al otro lado de lo que se suele conocer es donde estoy yo y donde están mis amigos, la gente con la que he tocado. La mayoría de la gente no conoce este otro lado de Nashville. Y es una pena, la verdad. He estado viviendo allí desde el principio de mi carrera, durante siete u ocho años, y he estado respondiendo muchas preguntas sobre la música country de Nashville durante mucho tiempo. Tras siete años, sabía que me iba a mudar, no sabía que iba a venir a España, pero sí que me iba a ir de allí, así que decidí llamar al álbum Nashville como un homenaje. Además porque pensé que era divertido, ya que no es un disco de country. En algunos temas utilizo el pedal steel, pero eso es todo lo country que tiene este álbum.

Cada canción tiene su estilo propio, pero al mismo tiempo, forman un conjunto muy coherente. Quizás es esto lo que significa la música en Nashville, diferentes estilos en un mismo sitio…

Sí, exacto. Hay otra banda llamada Lambchop, también de Nashville, y creo que somos dos de los artistas underground más conocidos de allí, y creo que debemos contarle al resto del mundo que existe el otro lado de Nashville (risas).

Este disco lo has ido grabando en el tiempo libre que te quedaba entre actuación y actuación durante tu gira, de una forma muy improvisada, y quizás es otro de los motivos por los que el resultado es tan ecléctico no?

Si, exacto, la composición y grabación de los temas ha sido bastante rápida e improvisada. Por eso he tenido muchos problemas a la hora de ordenar las canciones en el álbum. Hablé con mi productor, Brad Jones, y le dije que me parecía que las canciones eran demasiado diferentes, y no sabía si iba a funcionar como un solo disco, pero él confió en mi, y el resultado no pudo ser mejor.

¿Cambiarías ahora algo?

No, me gusta tal y como está ahora. No puedo decir lo mismo de cada disco, pero lo que está hecho, hecho está.

Tus canciones pueden considerarse ejemplos perfectos de pop, el tipo de pop que no caduca y que hace que la gente se sienta feliz. ¿Es ésta tu intención cuando compones?

La verdad es que no pienso demasiado sobre eso. Es mi manera de entender la música y de trabajar. No sigo ninguna tendencia ni ninguna moda. Veo muchas bandas que se están haciendo conocidas ahora porque suenan como The Strokes, que están volviendo al rock de los 80, pero tal como vienen, se van. Tienen uno o dos discos en el mercado que están bien, porque están de moda, pero en seguida se pierden. Por otro lado, no creo que haya nada malo con esto, hay algunos trabajos que me gustan, pero yo no podría hacer este tipo de música. Igual debería para hacerme más conocido, pero la verdad es que no me importa. Intento que mi música sea atemporal, tal y como has dicho.

Ahora que vives en España, supongo que echarás de menos los Estados Unidos, ¿no?

(Se lo piensa mucho) Bueno, estoy viviendo en un pueblecito, Altea, y echo de menos el “café para llevar”. Me gusta tomarme mi café mientras paseo o compongo una canción, y la gente no lo entiende. Pero no mucho más. Quizás más que echar de menos los Estados Unidos, echo de menos la vida en la ciudad. No he conocido a demasiada gente, y me falta un poco el nervio de la ciudad. A finales de junio volveré a mudarme, esta vez a Valencia, y espero que esto cambie. Me gusta mucho España, estoy intentando obtener la residencia. A veces es muy duro, sobre todo por el idioma, pero creo que en la ciudad será diferente.

Quizás en tu próximo disco podamos encontrar tus impresiones sobre la vida en España… o incluso puedes llamarlo “Altea”, así como has llamado a éste Nashville…

No, no, no, no… No. Dudo mucho que lo haga (más risas)

¿Vas a hacer una gira extensa por España, aprovechando que estás aquí?

Sí, hacia octubre más o menos, tengo la intención de hacer una gira en condiciones, pero eso ya lo concretaré después del verano

¿Y quizás intentar escribir alguna letra en castellano?

No de momento. Creo que es más difícil cantar en español, ¿no? Perdóname si os falto al respeto, pero creo que es mucho menos musical que el inglés. El ritmo es diferente, menos melódico. Cuando escucho cantar en español me parece muy extraño. Pero en cambio, el portugués es muy fluido, la bosanova es muy bonito…no lo sé, necesito escuchar a más grupos cantar en español para conocerlo mejor. Normalmente lo que oigo es el peor pop-rock que ponen por la radio, pero en America nos pasa lo mismo. Espero conocer mejores artistas.

Nosotros le recomendamos que escuchara a Nacho Vegas, que esa misma tarde tocaba en el festival.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien