Josh Rouse – El Sol (Madrid)

En una entrevista concedida en julio de 2005 a Muzikalia, Josh Rouse admitía que le costaba tocar en salas pequeñas: “con poca gente estoy más nervioso, les siento (al público) como mi familia…”. Exactamente esto fue lo que le pasó al músico estadounidense en la sala Sol de Madrid: un local de aforo medio (tirando a bajo) en el que nunca estuvo a gusto sobre el escenario. Lejos de las imprecisiones, que alguna hubo, lo más inquietante de la visita de Rouse a Madrid fue que éste no parecía estar conectado con el gran ambiente que había en la sala. Para que un concierto resulte es básico que se produzca cierta reciprocidad entre artista y público; bien, pues esto no ocurrió. A pesar de que tenía a sus seguidores entregados, no era la noche del americano y eso se notó en cada uno de los 16 temas que interpretó. Faltó emoción. El concierto se convirtió, al menos para el que escribe, en algo previsible; en algo alejado de lo que se espera de un artista que ha elaborado trabajos tan cálidos y emocionantes como 1972 (03), Nashville (05) y el reciente Subtítulo (06). Precisamente de estos tres álbumes Rouse extrajo la práctica totalidad del repertorio de la noche. Un bloque inicial en el que predominaron los temas de su último trabajo Subtítulo; una segunda parte con la que esbozó los colores del melodioso Nashville y un final en el que se bailaron las canciones de su gran disco, 1972. “His Majesty Rides”, “Winter in the Hamptons”, “Caroliña” o “Love Vibration” fueron lo más destacable de la hora y cuarto que Rouse tocó en Madrid. Además, como primicia de lo que será su próximo disco, también grabado en el estudio gaditano de Paco Loco, el de Nebraska presentó en vivo dos temas nuevos: “Hollywood Best Player” y “Sweety”. Una lástima no haber pillado a Josh Rouse en otro sitio, me consta que se crece cuando está a gusto; sus actuaciones aumentan muchísimos quilates cuando esto ocurre. Quizás la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.