La Débil – Sángrala (Everlasting Records/Popstock!)

La (merecida) aceptación popular que en los últimos años han tenido bandas de tendencia apocalíptica y gusto por sonidos primigenios como Nudozurdo, Triángulo de Amor Bizarro, El Columpio Asesino o los injustamente postergados PAL, ha abierto indudablemente camino para que otras formaciones que respiran el mismo aire turbado como Ornamento y Delito, los anárquicos Za! o los propios La Débil accediesen a la escena.

Recién estrenado el año, el grupo madrileño-toledano presenta su segunda entrega tras el inexcusable Lucha Perro (2010), en un álbum producido por Carlos Toronado -vocalista de los mencionados PAL– en el que entre otros confluyen inabarcables y confusos ecos de Can, The Velvet Underground, Joy Division, The Who o la acidez de Parálisis Permanente.

Sángrala (2012) cuenta con una docena de cortes de rock-punk insolente, enfurecido e industrializado que incluye lamentos sacros y advertencias proclamadas entre gritos y clamores. Recónditos pasajes semi-instrumentales ejercen como interludios de los cuatro actos retratados a lo largo de cortes asfixiantes como “Sángrala”, “Averigua Cuál”, “Ten Cuidado” o “Qué Quieren”, con absoluta crudeza en pleno tratamiento de la visión corrupta y parcialmente desesperanzada del grupo.

El ardor incandescente y la profusa personalidad de agresivas consecuencias del combo proporcionan a La Débil una valiosa singularidad dentro del aparatado nacional que, por intimidante e íntegra, resulta imprescindible tras un cuerpo a cuerpo tan fatigoso como ambiciosamente enriquecedor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.