La música de Luther: Analizamos las canciones de una de nuestras series predilectas

Hace poco acababa la tercera temporada de “Luther”, otra de esas maravillosas series con la factura de la BBC. Los ingleses no tienen desde luego la fama de la colosal HBO, pero sí uno de sus actores más carismáticos (Idris Elba, protagonista de la serie, fue también el insaciable Stringer Bell de la histórica “The Wire”) y un carro de buenos productos. Pero, como esto no va de series ni de cine, un campo en el que servidor es poco más que un espectador raso, me dispongo a desviar la atención hacia la música que acompaña al inspector John Luther en su eterna carrera por desenredar su destino.

No es precisamente “Luther” una serie en la que rebosen las canciones. Fundamentalmente, al margen de la banda sonora compuesta por Paul Englishby (“An education”), suele funcionar a lo largo de sus tres temporadas con una canción que cierra el episodio, a modo de remate, y se mezcla con imágenes de lo que llegará en el próximo capítulo. Y ya está. Ni más, ni menos. Es por eso que la tarea de selección musical debe de ser exhaustiva y los responsables tienen que hilar muy fino. Hay dos cosas en “Luther” que todo el mundo sabe antes de que empiece un capítulo: que a Idris Elba se le van a amontonar los problemas, y que la canción, cuando llegue, será un acierto.

Lo cierto es que, desde la cabecera, el criterio musical es indiscutible. “Paradise circus”, de Massive Attack, viene a ser la sonrisa musicada de Alice Morgan (Ruth Wilson). La voz de Hope Sandoval se desliza entre los créditos para dejar una especie de aviso: la moneda siempre está dispuesta a mostrar su reverso, su otra cara.

Primera temporada

En la primera temporada, Suede (con “She” en los créditos del segundo capítulo), Emiliana Torrini con la oscura “Gun” y la australiana Sia Furler, con “Breathe me” (que también suena en “A dos metros bajo tierra”), quedan a la sombra de los otros tres momentos musicales.

“Feeling good”, Muse

Aunque parezca mentira, hubo un momento en el que Muse no eran como son ahora; de esa época surge “Feeling good”, una versión del tema compuesto por  Anthony Newley y Leslie Bricusse en 1965 para el musical “The Roar of the Greasepaint-the Smell of the Crowd”, y que tan bien versionara Nina Simone ese mismo año. Recogida en Origin of Symmetry, la realidad es que la versión de Bellamy y compañía hace más de una década, no por trillada, deja de ser un acierto.

“Everybody´s gotta learn sometime”, Beck

Más versiones. Esta del tema original de James Warren y The Korgins de 1980 a cargo de Beck tampoco es ningún descubrimiento. El norteamericano había grabado una descorazonadora versión para la banda sonora de la ídem “Eternal Sunshine of the Spotless Mind” en 2004. A partir de ahora también adorna las tribulaciones de John Luther.

“Don´t let me be misunderstood”, Nina Simone

Los creadores de Luther se reservaron a Nina Simone, que ya aparecía en uno de los trailers de la serie, para concluir la primera temporada de la serie. En la cúspide de la montaña rusa, donde el nudo se deshacía, el tema que Bennie Benjamin, Gloria Caldwell y Sol Marcus escribieron para Nina Simone detonaba como parte de la liberación definitiva.

Segunda temporada

La selección de la segunda temporada, que ya cuenta con dos capítulos menos que la anterior, tiene menor entidad. El segundo y el tercer episodio finalizan, respectivamente, con “Flash”, de Joan As Police Woman, y la cuestionable versión de “Sweet dreams” de Marilyn Manson, pero es “Big bad Wolf” de The Heavy la que mejor encaja con el poderoso final del primer capítulo.

“Palaces of Montezuma”, Grinderman.

Nick Cave y Warren Ellis fueron los elegidos para echar el cierre a la segunda temporada de Luther de forma magistral. Mientras Idris Elba compartía un helado con una señorita en un Londres felizmente iluminado por el sol y se agolpaban los créditos, Cave lanzaba una petición muy conveniente: “come on baby, let”s get out of the cold“.

Tercera temporada

La última temporada sigue alimentando esa bestia insaciable que es la oscura maldición de John Luther. Personajes que aterrizan, personajes que se van… y personajes que reaparecen. Un ir y venir de nombres en el guión que se acompaña con una selección tan sólida como quizá poco brillante: Hanni El Khatib (“I got a thing”), Gil Scott-Heron (“Me and the devil”) y un pantanoso Robert Plant en la popular “Satan your kingdom must come down” preparan el terreno para el magistral cierre de temporada.

“Never gonna give you up”, The Black Keys.

Imposible esperar algo diferente a la excelencia en el epílogo de la temporada de Luther. La fantástica versión del “Never gonna give you up” de Kenneth Gamble, Leon Huff y Jerry Butler que The Black Keys incluían en esa aterciopelada aproximación a la música negra que era Brothers cierra la salvaje carrera de supervivencia de John Luther. El puente y Dan Auerbach poniéndose el traje de soul: mejor imposible.

2 comentarios en «La música de Luther: Analizamos las canciones de una de nuestras series predilectas»

  • el 29 Agosto, 2016 a las 4:37 am
    Enlace permanente

    Por favor ¿serà posible que me den el nombre del tema musical que cierra el episodio en el que Alice salva a Mary de morir a manos del que est? tomando venganza y luego Mary le retribuye el favor salv?ndola de morir y Alice hiere al asesino con un clavo en la azotea? El tema que cierra ese episodio ¡¡¡POOOR FAVOOOOR!!! ¡GRACIAS DE ANTEMANO!

    Respuesta
    • el 29 Agosto, 2016 a las 5:11 am
      Enlace permanente

      Es en el episodio que èl lanza su abrigo desde el puente a peticiòn de Alice

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien