Las canciones del verano. Celebramos el Día de la Música recomendándote una banda sonora para los días estivales

Intro

El 21 de junio cambia la estación y pasamos a vivir las horas más calurosas del año. La coincidencia ha querido que dicha fecha tan señalada comparta protagonismo con El Día de la Música. Así que, ¿qué mejor combinación que música y verano para poner en marcha un especial en el que os recomendamos los mejores temas veraniegos?

Como sabéis, esto de la canción del verano no es sólo un invento de Georgie Dann. A “¿Mami qué será lo que quiere el negro?”, “El negro no puede” (¿Qué tenía este hombre en contra del pobre negro?), “La Barbacoa” y otras, se le suman según la Wikipedia“aquellas que más impacto mediático causan en la sociedad durante los meses estivales. (…) canciones con estribillos pegadizos, muy bailables, y son las más difundidas con diferencia en todos los medios de comunicación audiovisual, así como en bares y discotecas”.

Para nosotros, la canción del verano tiene otra connotación. Podríamos hablar de innumerables melodías surferas que nos remontan a playas paradisíacas. Desde las canciones cincuentenas de Santo & Jhonny a las míticas composiciones de The Shadows, Ventures oBeach Boys. Pero tampoco se trataba de eso. En Muzikalia hemos ahondado más en lo que es el verano para cada uno de nosotros y hemos preparado una selección de temas favoritos que, bien por su título, o bien por lo que significaban para nosotros, os queríamos recomendar.

En nuestro reportaje las tenéis de todo tipo, como siempre, variedad que no falte.

Esperamos que os guste.


“1984”, Delafé y las Flores Azules
Por David Claud

 

Una de las canciones más desatacadas del nuevo disco de Delafé y las flores azules es sin duda este 1984, que aunque a mi me haga especial ilusión por ser el verano en el que nací, bien podría hablar de cualquiera de los veranos que año tras año se sucede en cualquiera de las playas mediterráneas que se abarrotan en nuestro país. Escenas divertidas y familiares, que sin duda te recordarán a lugares y momentos en los que seguro te has sentido parte del escenario.

 

“Another sunny day”, Belle & Sebastian
Por Jorge Salas

 

Aunque después, inmersos en la vorágine de noches insufribles de bochorno y mosquitos, nos quejamos del verano, lo cierto es que lo ansiamos durante todo el largo invierno. Y por eso, cuando se va, existe cierto sentimiento de recuerdos en color sepia y a cámara lenta. En ese terreno hay pocos que le ganen a Belle and Sebastian. “Another sunny day” tiene ese aroma a “cualquier tiempo pasado fue mejor” que le da al verano esa especie de magia en la que cualquier cosa es posible. Ideal para los amantes del verano.

 

“El Bello Verano”, Family
Por Iñaki Espejo

 

Calor, playa, fiestas, vacaciones, el verano es una época fácil para el amor, que muchas veces resulta fugaz y caduca cuando llega septiembre. Hay miles de canciones que hablan sobre los amores veraniegos, y quizás una de las más sencillas y bonitas, mezcla de nostalgia e ilusión, es “El Bello Verano” de Family: “Tengo ganas de fiesta, de que acabe el invierno, de volver a nadar en el mar, de soñar un verano, en el que fuimos novios, y poderle cambiar el final”.”

 

“Dreadlock holiday”, 10cc
Por Jorge Salas

 

Probablemente no haya un género más veraniego que el reggae. Si quieres que tu chiringuito triunfe, ambiéntalo con una buena selección de música jamaicana. A 10cc, un grupo de ingleses de Stockport, les sirvió para hacerse con un número uno en la lista de singles británica de 1978. Basada en la historia de un blanco en Jamaica, este hit amenizará las jornadas de calor intenso y amansará a las fieras cuando se acabe la cerveza fría o los cubitos de hielo.

 

“Fight the Power”, Public Enemy
Por Jordi Dalmau

 

Es un hecho, en verano aumentan considerablemente los crímenes. El calor, el tiempo libre, la proximidad, todo hace un cóctel muy peligroso. Pero también las revoluciones empiezan en verano. La Revolución de Independencia Americana, la Revolución Francesa, la Guerra de Independencia Española, la Semana Trágica Catalana, la Primera Guerra Mundial, la Revolución Iraní o la Revuelta de Tiananmen. El verano es tiempo de guerra. Las guerras empezaban con el calor y terminaban al llegar el invierno. Incluso el cambio de hora en verano tiene un origen militar. Los Public Enemy grabaron esta canción para ser incluida en la gran película de Spike Lee Do the Right Thing. Fue tal su éxito que la grabaron para cerrar un disco excepcional, el “Fear of a Black Planet”. La película está ambientada en el verano húmedo y farragoso de un barrio pobre de Nueva York habitado en su mayoría por personas de raza negra. El calor de esos días hace aflorar con más fuerza los odios secretos, las pequeñas rencillas y las envidias más ocultas de sus habitantes. Al final, atizados por el calor, toda la situación explota trágicamente. Se hace difícil imaginar una canción que pueda ser utilizada por una nación de desheredados con tanta efectividad como esta. La Internacional de los verdaderamente pobres, la Marsellesa de los marginados de los marginados, la Deutschland Über Alles del mundo negro.

 

“Here comes the summer”, The Undertones
Por Jorge Salas

 

La canción de los norirlandeses Undertones, lo más parecido a los Beatles que ha dado el punk, es puro hedonismo veraniego; poco más de cien segundos de chicas bonitas y piernas dorándose al sol en las playas. Un contrapunto gamberro al clásico “Here comes the sun” de John, Paul, George y Ringo en el que Feargal Sharkey cambia el recatado discurso de los de Liverpool por otro mucho más descarado y divertido. Perfecto para afrontar el comienzo de los estragos veraniegos.

 

“Here Comes the Sun”, The Beatles
Por David Claud

 

Puede que una de las canciones más luminosas de Harrison,(y quizá incluso de los Beatles), sea su famoso “Here comes the sun”. Sin duda que una de esas canciones que desde sus primeros acordes y desde sus primeras palabras te transporta a los amaneceres del comienzo del verano. Frescor matinal, sol radiante que se asoma por el horizonte (a poder ser sobre el mar), y todo el optimismo que transmite la palabra sol, más aún después de un largo y frío invierno…

 

“Holiday”, Vampire Weekend
Por Raquel García

 

Lo bueno de este tema de Vampire Weekend es que lo mismo se disfruta durante ese viajecito en coche con los colegas y el sol abrasando, que en las noches de verbena indie y bailoteos inacabables.

 

“In the sun”, She and Him
Por Raquel García

 

¿Cuántos infames telefilmes de instituto americano nos habremos tragado en esas tardes ociosas de verano? En ninguno de ellos tienen tanto glamour como Zooey Deschannel y M Ward. Y desde luego en ninguno aparecen canciones que enganchen tanto!

 

“Island in the sun”, Weezer
Por Raquel García

 

No sólo de pop luminoso y melodías refrescantes vive el verano. Aún con el aire tristón de la voz de Cuomo, “Island in the sun”, Weezer y el powerpop son compañeros perfectos para pasar un perfecto día de vacaciones.

 

“I Write Summer Songs For No Reason”, Acid House Kings
Por Raquel García

 

Hay pocas cosas tan alegres, luminosas y veraniegas como el pop sueco de Labrador. Temas risueños y agradables, como éste deAcid House Kings, donde la melancolía invade los ritmos juguetones y las letras son una mezcla de inocencia e ironía.

 

“The Last day of summer”, The Cure
Por Raúl de Olmo

 

Algunos pensamos que cuando realmente se hace balance de nuestro transitar no es al acabar el año, es al terminar el estío. Eso se debe a que esos meses marcan un paréntesis en nuestro deambular diario, en nuestro monolítico y homogéneo día a día. El error manufacturado de pensar que el verano y todos sus ítems cargados de chapoteos, chicharras y maletas nos va a proporcionar evasión es la mayor mentira. Al final, sólo sabes que sientes menos, tienes menos capacidad de sorpresa, te distancias más y tu endodermos es más gris a pesar del factor 20 de bronceado. Eres un cabrón, Robert, dame un frigurón.

 

“La Playa”, Los Planetas
Por Iñaki Espejo

 

Vacaciones famililares, viajes con amigos, los veranos imponen a veces períodos de separación a los enamorados, y siempre hay alguien que lo lleva peor. Si escribe J, está claro a quién le toca sufrir la añoranza. Afortunadamente, esta vez termina bien, y ella también le echaba de menos. Una de las pocas canciones de Los Planetas con final feliz.

 

“Regular Storm Sounds”, Migala
Por Raúl del Olmo

 

Recuerdo de pequeño como las tormentas de verano, inundando de ese impreciso color amarillento cielo y tierra, eran la tregua misteriosa y solemne que interrumpía la prepotencia del sol de verano. El entrañable diálogo en torno al cine y su fantasía de las dos niñas protagonistas de El espíritu de la colmena, esa sutil y hermosa fábula, es el marco sobre el que Migala construyen otra de esas melancólicas e imperecederas canciones de su mejor trabajo: Así duele un verano (99). Y que lo digan. ¿Hay algo más triste que observar calles vacías lamidas de calor mientras nuestro corazón se ahoga estrangulado?

 

“Saddest Summer”, The Drums
Por Pere Francesc Rom

 

La explosión de sentimientos en verano puede ir de la mayor alegría a la mayor tristeza. Como dice el título de la canción, “Saddest Summer”, The Drums nos habla de un verano triste, pero lo hace con un ritmo enloquecido y cañero. Con una melodía inocente que nos recuerda que ha llegado aquella etapa juvenil, de sol, playa y de los enamoramientos fugaces. Al más puro estilo The Smiths, The Drums apela al Carpe Diem, a aprovechar el tiempo para que beses a tu pareja “porque lo necesita” y abraces a tu hijo “porque lo quiere”. Y todo ello con un ritmo que nos recuerda que algún día fuimos jóvenes y con unos acordes y una percusión que inevitablemente te hace sentir bien y te da unas increíbles ganas de saltar.

 

“Sea, Sex And Sun”, Serge Gainsbourg
Por Manuel Pinazo

 

El verano tiene unas connotaciones puramente hedonistas. Si tenemos que buscar a uno de los maestros de esa disciplina, máximo exponente de la sensualidad y que mejor sable plasmar lo que puede significar esa mezcla de ingredientes que componen el mar, el sexo y el sol, ese es Serge Gainsbourg. No llega a los niveles de la mítica y eterna “Je t´aime moi non plus” pero se le acerca.

 

“Seaside”, The Kooks
Por David Claud

 

Algo así como el contrapunto a “Here comes the sun” podría ser el tema con el que los jóvenes Kooks, daban la bienvenida al mundo en su primer álbum. Algo más de minuto y medio que te hacen viajar hasta un atardecer a la orilla del mar, y que hacen las veces de banda sonora perfecta, para un abrazo de despedida al final del verano, por medio de una sencilla y estremecedora balada, romántica y melancólica, que si no la conoces, te resultará sencillamente escalofriante.

 

“Siempre brilla el sol”, La Casa Azul
Por David Claud

 

Nunca olvidaré cómo sonaba esta canción en mi habitación del colegio mayor, cuando en pleno junio, y ahogado por los exámenes, veía que el verano que me esperaba iba a ser básicamente lo contrario que propone esta canción… Y creo que era la mezcla de envidia y tristeza la que me inundaba, y la que me obligaba a ponérmela una y otra vez, mientras me preguntaba si esos tiempos volverían… Un verano perfecto, con una historia de amor perfecta, es lo que nos propone el bueno de Milkyway en el marco de un pequeño pueblo de la costa catalana. Todo un sueño, hecho canción.

 

“The Summer”, Yo la Tengo
Por Pere Francesc Rom

 

Verano es sinónimo de canciones animadas, de The Beach Boys, de fiestas en la playa y de desenfreno. Sin embargo, verano también es paz, suavidad, recogimiento y mucha nostalgia. Esto es lo que transmite la canción “The summer”, de Yo la tengo. Con la versión más nítida y pura de la banda estadounidense, Yo la tengo nos regala este precioso tema de sonido alegre marcado por el rimo de las guitarras acústicas y unas dulces voces que parecen susurros para el oído. Un tema, sin embargo, con letra melancólica que nos habla de un verano que se deshace, de la soledad y de calles oscuras: “I just waste my time alone / ´til the summer comes undone”.

 

“Summer´s Almost Gone”, The Doors
Por Manuel Pinazo

 

La historia de la música está plagada de referencias al verano, al sol, las vacaciones… pero otro tema recurrente es el final del mismo. La tristeza que genera el fin de esos días, de esas sensaciones, esos amores… es algo que no sólo plasmaron en Dúo Dinámico en la famosa “el final del verano”, sino que se ha repetido a lo largo de las décadas sin descanso y que encuentra en esta pieza de losDoors de Jim Morrisson, uno de los mejores ejemplos.

 

“Summer fun”, Barracudas
Por Fidel Oltra

 

Para los que tenemos la suerte de vivir muy cerca de la costa es muy difícil, por no decir imposible, no relacionar automáticamente el verano con la playa, el sol, los chiringuitos y las olas. Esta canción de los anglo-americanos Barracudas lo tiene todo: el estilo punk surfero típico de California, la temática divertida y desenfadada, el ritmo alegre y contagioso que invita a evadirse y disfrutar… Una perfecta canción del verano para un verano perfecto.

 

“Summer’s kiss” The Afghan Whigs
Raúl del Olmo

 

Los romances veraniegos siempre tienen impronta fugaz. Pasiones intensas en las que nos mentimos a nosotros mismos y a nuestras víctimas construyendo ampulosos castillos en el aire. Greg Dulli nos canta como nadie al frente de Afghan Whigs como esos inflamados besos son una deliciosa ilusión vana. Y es que tan sólo el instante es eterno.

 

“Summer Kisses, Winter Tears”, Elvis Presley
Por Manuel Pinazo

 

Qué decir del mismísimo Elvis cantándole a los amores veraniegos en una pieza con de melancólica melodía. Sin duda es uno de los artistas más reivindicables en el estío y éste, uno de sus temas más apropiados.

 

“Summer’s Last Sound”, Disco Inferno
Por Jordi Dalmau

 

Publicada por Rough Trade a principios de los noventa como la cara B de un single, esta canción constituye uno de los mejores momentos de una de las mejores bandas de esos días. Construida a base de un collage sonoro donde confluyen samples como el canto de un pájaro y otros muchos de desconocidos, donde solo un bajo es el único instrumento reconocible, Ian Crause recita más que canta el aburrimiento de un adolescente ante las largas horas del día sin nada mejor que hacer que ver pasar la gente por su ventana. Aquí no hay fiestas en la playa ni paseos en barca, no hay chicas en bikini ni viajes exóticos. Solo la misma calle de siempre, con la misma gente de siempre y los mismos deseos incumplidos de siempre. El verano es para otros.

 

“Summer Lies”, The Magnetic Fields
Por Jordi Dalmau

 

Una de las primeras canciones de los Magnetic Fields ya contenía todo por lo que las composiciones de Stephen Merritt se han hecho famosas. Brillantes melodías pop bañadas de nostalgia, instrumentación exquisita y unas letras por lo general tristes y que casi siempre giran alrededor de las miserias del amor. Aquí Merritt canta sobre los famosos amores de verano, de naturaleza breve y desenlace inevitablemente fatal. Oímos el lamento de alguien que recuerda que toda su historia fue apenas una tragicomedia, llena de engaños y de mentiras de verano. Tan honda le llega esta pena que se jura, probablemente en plena adolescencia, que nunca volverá a enamorarse. El verano como fuente de todas las frustraciones y tumba de la breve felicidad.

 

“Summer nights”, John Travolta & Olivia Newton-John
Por Fidel Oltra

 

Soy consciente de que piso terreno pantanoso con esta elección, pero estaría mintiéndome a mí mismo si negara que esta canción (y la película en general) marcó una época importante de mi vida, justo cuando las hormonas empiezan a desmelenarse y los veranos dejan de ser divertidos. Yo soñé muchas veces con unas noches de verano como las de Danny y Sandy; lamentablemente, la vida no es como las películas y los sueños no siempre se cumplen, pero ahí quedan aquellos veranos repletos de ilusiones, desengaños y miradas furtivas.

 

“Summer of ’69”, Bryan Adams
Por Fidel Oltra

 

Pasan los años, y la nostalgia lo descuadra todo. Aquellos veranos que nos parecían aburridos y eternos ahora nos resultan entrañables. Recordamos nuestros patéticos primeros intentos de aproximación al sexo contrario con la condescendencia que da la edad y la seguridad de una pareja estable. Incluso llegamos a añorar aquellas fiestas del pueblo en las que todos bailaban y reían menos uno. No obstante, cuando Bryan Adams canta que aquellos años fueron los más felices de su vida tenemos la casi total certeza de que no fue así, ni en su caso ni el nuestro. Entonces, ¿cómo es que, a pesar de todo, daríamos cualquier cosa por volver a vivirlos?

 

“Summer song”, Yacht
Por Raquel García

 

Por supuesto el verano no sólo se disfruta por el día. Se esconde el sol, las noches se alargan y los temas bailables se hacen los amos. ¡A quemar suela!

 

“Summertime”, The Walker Brothers
Por Manuel Pinazo

 

Siempre me encantó en la versión de Ella Fitzgerald, ya que la considero una de las piezas más evocadoras y sensuales con connotaciones veraniegas. Pero todo cambió al descubrir cómo The Walker Brothers la llevaron a su terreno en 1966 en su mejor disco Portrait. Una canción clásica y a la vez atemporal, con un desarrollo jazzistico final y un Scott Walker en estado de gracia.

 

“A Summer Wasting”, Belle and Sebastian
Por Pere Francesc Rom

 

“I spent the summer wasting / The time was passed so easily / But if the summer´s wasted / How come that I could feel so free”. En la misma línea que “The summer”, de Yo la tengo, Belle and Sebastian le canta al verano perdido, a las siete semanas junto al río y a las siete semanas de sentirse culpable. ¿O es que nunca te has sentido así? A pesar de ello, el grupo de pop indie escocés nos asegura con su letra y con su preciosa melodía que todo finalmente saldrá bien. A pesar de algunas de sus tristes letras, es difícil no tener con Belle and Sebastian y en la maravillosa voz de Stuart Murdoch una sensación positiva. “A Summer Wasting”, del álbum The Boy with the Arab Strap (1998) no es una excepción.

 

“Summer Wine”, Lee Hazlewood & Nancy Sinatra
Por Manuel Pinazo

 

Tomarse un vino en verano hecho a base de fresas, cerezas y besos de ángeles primaverales es lo que nos sugería la hija de “La Voz” en esta maravillosa canción. “Summer Wine” es uno de las más memorables temas de la Sinatra junto al imperecedero Lee Hazlewood. Una sugerente balada con aires de western a dos voces, clave en cualquier banda sonora estival que se precie.

 

“Sunny Afternoon”, The Kinks
Por Pere Francesc Rom

 

La primera semana de junio de 1966, vio la luz “Sunny Afternoon”, The Kinks. Imposible no engancharse al ya clásico sonido de la guitarra y el bajo marcando el ritmo transportándonos hacia una tarde soleada en verano. “Cause I love to live so pleasantly, live this life of luxury, lazing on a sunny afternoon, in a summertime”. Vida de lujuria, yates y tiempo perdido en verano, parece querer ser el contrapunto de los temas de veraniegos idílicos de los años 60, donde todo era perfecto y sólo se necesitaba una buena tabla de surf para ser feliz. Más allá de ello, está la potente melodía de The Kinks, que se convirtió en uno de los hits de la banda.

 

“Vacanze a settembre” – Fitness Forever
Por David Claud

 

Unos meses antes del primer verano de mi vida como trabajador, llegó a mis manos está canción, que no pudo si no confirmar, lo que ya tenía pensado. “Junio europeo o mundial, julio en la ciudad, no se está tan mal, y en agosto para qué moverse…”. Mis vacaciones perfectas sin duda que como las del grupo son en septiembre, tranquilidad, el calor menos asfixiante, y disfrutar de cualquier destino de vacaciones mientas el resto de la gente vuelven a la normalidad. Así es y así espero que siga siendo lo mejor de mi verano, su recta final…

 

“Verano” – La Buena Vida
Por Iñaki Espejo

 

Viendo el paisaje que forman La Concha y Hodarreta en la Bahía de San Sebastián, es comprensible que muchas canciones del Donosti Sound estén dedicadas al verano o a la playa. Family tienen varias, Le Mans también, y La Buena Vida no son menos. “Verano”, una de las mejores canciones de Soidemersol, celebra la mezcla de amor y estío.

Escucha nuestra selección en SPOTIFY

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.