Libro: Donat Putx – Pascal Comelade, l’argot del Soroll (Empúries)

Conocí la música del franco-catalán Pascal Comelade gracias al sello G3G. Era una disquera que a principios de los noventa me enseñó que existía vida más allá de la música que se emitía en RNE3 y cuya estandarización me sublevaba. Guillem Castaño, Gat, y Gloria Basté fueron unos verdaderos ejemplos de resistencia y persistencia sonora. El catálogo del sello barcelonés era un tesoro por descubrir si tenías – o se tiene- una mente inquieta: Anki Toner, Pierre Bastien, Jakob Draminsky, Oriol Perucho, Macromassa, Superelvis, y más propuestas sonoras que moldearon mi forma de entender la música y del acto de escucha como un reto permanente.

Pues bien, el primer elepé que editó G3G (Cent Regards, 1990) fue la de un músico cuyos sonidos me parecían que procedían de un universo paralelo al de cualquier mortal. Pascal Comelade, el artista de los instrumentos de juguete (y mucho más) y de la reivindicación constante del folklore de la Catalunya norte, pero también de géneros como el vals, el bolero, el minimalismo de Terry Riley, o el progresivo francés de grupos como Magma o Heldon, fue una de las personalidades que cambió mi percepción de qué era el concepto de canción, de cómo ésta podía mutar en cualquier cosa.

Aparecido de momento solo en catalán, el ensayo Pascal Comelade, l’argot del Soroll (Empúries, 2021) es un excelente repaso a la vida y obra de Comelade escrita por el periodista Donat Putx y es, a mi juicio, del todo necesario debido al vacío editorial que existía sobre su figura en nuestro país. Era una cuestión de justicia, poética, si quieren.

El libro está dividido en diferentes capítulos en los que Putx va desgranando las vivencias del autor de El Primitivismo (obra maestra de Comelade con una bella portada de Ceesepe). Este periplo va salpicado por las declaraciones del propio compositor, así como de otros músicos y familiares que le han acompañado desde los tiempos en los que fundó -allá por los 80- su formación Bel Canto junto a Cathy Claret. Este grupo itinerante ligaba todo un abanico de influencias que iban del folklore tradicional, pasando por Moondog y Xavier Cugat, y acabando por el swing, siempre el swing, de Duke Ellington o los destellos otoñales de Erik Satie. Una música hibrida, siempre en constante mutación, imprevisible y poética.

De igual forma, Donat Putx hace un recorrido minucioso de todas las colaboraciones del músico: su relación epistolar con Robert Wyatt que acabaría en canción memorable (“September Song”), su histórico encuentro con PJ Harvey (“Love Too Soon”), su mano a mano con Sisa, Pau Riba y Albert Pla, y hasta las más actuales con el combo francés The Limiñanas. Un personaje único que siempre es un placer (re)descubrir.

Playlist del libro: Donat Putx – Pascal Comelade, l’argot del Soroll (Empúries)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien