Los Fesser: ética y estética en el panorama nacional

Hay canciones que te hacen reflexionar, te hacen pensar en tu pasado y en las decisiones que uno va tomando a lo largo de sus días. Una de esas es la más que conocida “Quién me ha robado el mes de abril”. Un tema compuesto por Joaquín Sabina en el que se replantea los años de juventud, nuestros sueños perdidos, vivencias pasadas y todos aquellos elementos que nos vamos dejando por el camino. La famosa expresión, tempus fugit, se hace patente en los versos de este poeta. No deja de ser curioso que fuera esa canción la que estaba escuchando antes de ver por primera vez a los Fesser. Y es que a este conjunto nadie les ha robado el mes de abril. Esta frase, tan metafórica, cobra sentido cuando uno escucha su canción titulada “365”. Un tema que desde el primer momento sabe conquistar el corazón del oyente porque hace falta soñar despiertos para no estar dormidos para cuando llegue el momento de atrapar los sueños.

Este dueto compuesto por Carlos Fesser “Billi” y Alberto Esteban “Peto” es la continuación del grupo la Banda de Fesser. A finales del 2019 nos presentaron su nuevo disco, Doble o Nada (Avispa Music, 2019). Este proyecto es una ración perfecta de rock, sonidos de guitarra que saben erizarte la piel, y nos hablan de amor, libertad o amistad. Canciones como “Alexander Supertram” son un canto a la vida, a la simplicidad alejada del consumismo de nuestros días. Una canción presentada en tercera persona y dedicada al protagonista del libro In to the Wild. Otras canciones como “Una historia sin final” representan sus vivencias y los cambios en la formación del grupo mostrándonos el peso de la amistad, y cómo, muchas veces, un adiós no significa un final.

 

Este conjunto madrileño consiguió cierta fama gracias a que se negaron a sustituir a Luis Pastor y Pedro Pastor en las fiestas de Aravaca, de las cuales habían sido expulsados por motivos ideológicos por el Ayuntamiento de Madrid. Puede que ahora tengan agua en cada bolsillo como dice su canción, pero prefieren morir quemados que vivir siempre fríos y gastados. Conquistar tus sueños es una tarea que muchas veces se antoja difícil, y más en el terreno de la música. No todo vale para conseguir tus objetivos. La estética sin una ética detrás no tiene sentido, o al menos, no desde mi punto de vista. Este grupo representa esa pureza que muchos creían perdida.

Escucha Doble o Nada, de Los Fesser, en Spotify.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.