M83 – Hurry Up, We´re Dreaming (Mute / Naïve)

Escuchar el último disco de M83 es sumergirte en un viaje melancólico y emocional lleno de melodías épicas. Sí. Épica podría ser la mejor palabra para definir este enérgico doble disco Hurry Up, We´re Dreaming con finales de canciones apoteósicos, explosiones de color musical con coros, distorsiones y sintetizadores y ritmos que inyectan buenas vibraciones como pocos han conseguido hacer este año, a parte del fabuloso disco Kaputt de Destroyer. “Buscábamos eso: queríamos algo ecléctico, muy dinámico, grande, épico, pero también, nostálgico. Creo que todo eso se puede percibir en el álbum. Pusimos mucha atención en cómo sonaba cada instrumentos. Casi no se utilizaron ordenadores; todo se hizo con guitarras, bajos y sintetizadores, con hardware. Queríamos hacer un álbum como se hacían en los 70, los 80 y los 90”, dijo el líder de la banda Anthony Gonzalez, en una entrevista a la revista Rockdelux.

El disco es conceptual, y concebido como una historia de dos niños, el primer cd son los sueños de él y el segundo los de ella. “We didn´t need a story / We didn´t need a real World / We just had to keep walking / And we became the stories”, susurra una voz en la introducción del disco en el primer tema “Intro”. Uno de esos sueños es el protagonista de la intensa “Raconte-moi une histoire”, una de las canciones más brillantes de Hurry Up, We´re Dreaming, con una melodía que va in crescendo hasta llegar a un clímax envolvente.

Éste es un álbum pop desde su inicio, que no le sobra ni le falte nada y que no se hace reiterativo ni empalagoso a pesar de sumar un total de 22 piezas. El LP contiene muchos clásicos en los cuales, tras varias escuchas, descubres un arreglo o un detalle a destacar. Hay canciones más enérgicas y de estilo ochenteno como “Midnight City”, “Reunion”, “This bright flash” y “Ok Pal”, que se combinan con otras más acústicas y pausadas como “Wait”,  “Soon, my friend” o “Splendor”. Entre unas y otras también hay canciones ambientales de transición.

Este año se han cumplido los diez desde que la banda francesa publicó el disco que llevaba el mismo nombre del grupo. Con éste, han publicado ya seis discos, entre los cuales llegaron a su punto más álgido con Saturdays = Youth (2008). Entre sus influencias se encuentran Simple Minds, Hall and Oates, Talk Talk y Kate Bush, y Anthony Gonzalez admite, en la misma entrevista a Rockdelux, que es para él un halago que le comparen con Phil Collins y Peter Gabriel

Melancólicos de la música y soñadores, éste es vuestro disco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.