Ron Gallo – Stardust Birthday Party (New West)

Ron Gallo es un músico norteamericano que se dio a conocer hace un par de años, después de militar en una banda llamada Toy Soldiers, con un álbum denominado Heavy Meta. Un disco arrollador de punk garajero que, sin embargo, se salía de las coordenadas habituales del género para introducir un toque arty, un algo especial que llamó la atención de la crítica. La agresividad, el hartazgo y el desconcierto dominaban un disco en el que había canciones con títulos como «Why do you have kids?», «Kill the medicine man», «All the punks are domesticated» y otros similares que daban cuenta de unas ganas de epatar importantes.

Ahora, con su segundo trabajo largo, Ron Gallo se consolida como un valor claramente en alza. Stardust Birthday Party es un disco heterogéneo que toca diversos estilos y todos de manera inteligente. Tras la sorpresa inicial de «Who are you? Point to it!», una apertura de menos de un minuto repitiendo la frase del título, encontramos al Ron Gallo conocido, el de la agresividad y la potencia, el del garage-punk, aunque «Always elsewhere» suene a cruce entre el punk de los 70 y la new wave más cruda, un sonido que queda a medio camino entre los Sex Pistols y Cheap Trick. Pero pronto llegan las sorpresas, como cuando en los menos de dos minutos de «Prison décor» juguetea con los ritmos y los coros al estilo de los 10cc más imaginativos, algo que repiten más adelante en «The password». O como en «Party tumor», que suena a los B-52s interpretando canciones los Buzzcocks o los Undertones. «Do you love your company?» suena por momentos a post-punk primerizo,  y a estas alturas ya queda claro que, para ser un segundo disco, este Stardust Birthday Party tiene mucho que contar escondido entre sus surcos. Las letras también resultan interesantes, aunque crípticas muchas veces. Más directas resultan en «’You’ are the problem», una canción velvetiana sobre luchas internas que muchas veces solo entiende el propio afectado. En general abundan las referencias a una vida personal por lo visto bastante agitada.

El cachondeo de «OM» convive con piezas espléndidamente directas como «It’s all gonna be OK» o «I wanna die (before I die)», recordando esta última de nuevo al Ron Gallo del primer disco, el que disfrutaba homenajeando a Stooges o MC5. El Lennon de sus discos en solitario más rockeros parece ser el homenajeado en «Bridges crossers». La alusión a John Coltrane en «Love supreme (work together)» tampoco es gratuita, y cerrar con un tema llamado «Happy deathday» con letra perturbadora quizás tampoco lo sea. Nada parece serlo en este disco, nada parece dejado al azar. La duda es si estamos solo ante un copia y pega de la música más interesante de los últimos 60 años que no tendrá continuidad, o Ron Gallo se convertirá en el David Bowie o el Lou Reed de la próxima generación de melómanos curiosos. Difícil lo tiene porque a su edad los nombres anteriormente citados ya eran estrellas mundiales, pero sería uno de mis candidatos si tuviese que elegir uno.

Escucha Ron Gallo – Stardust Birthday Party

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.