Mus – La Vida (Green Ufos)

Si existe una banda embajadora del latir asturiano en todas sus facetas, desde la cultural hasta la sociopolítica, esa es Mus.

La Vida es su cuarto trabajo y supone una muesca de luz en un universo que de tal espesor dramático y seriedad parecía terminaría por ahogarnos. El miedo, en el más respetuoso de los sentidos, que me transmitía el enfrentarme a la escucha de sus dos asombrosos trabajos precedentes ha remitido. Un temor reverencial ante un repertorio plagado de honesta y cruda realidad comprometida –El Naval– o ante un escalofriante mosaico de pérdidas y muerte –Divina Lluz-.

Un pop leve y cristalino alza las osamentas antaño reptantes. El precio a pagar cierto distanciamiento en la transmisión; ya no resulta tan a flor de piel el trasiego. Su actual soplo –relativo- de aire dificulta empaparse del aroma norteño y de las virtudes referidas, si bien al escuchar “Una ventana con lluz” el colapso de melancolía inspiradora nos embriaga hasta el infinito.

Con las escuchas reposadas uno capta como Mónica Vacas está más cerca que nunca del susurro hipnótico de Hope Sandoval y que ha sido la labor en los arreglos de Fran Gayo, más allá de la carga semántica de las canciones, la que ha dirigido la nave hacia un crepúsculo menos negro –sirva como evidencia “Una sabana al vientu”-.

Posicionado el relativo giro de La Vida –más o menos como ocurre en los cambios de la nuestra- es reconocible su postura militante: la reivindicación del folk astur precedente, la utilización de nuevo del bable como puntal de negación a su desaparición, esperemos evitable, así como el compromiso social –su último concierto lo dedicaron a los dos sindicalistas que inspiraron Los Lunes al Sol-.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.