The Frank and Walters – A Renewed Interest In Happines (Fifa Records/Elephant)

El renovado interés por la felicidad del que hablan los The Frank And Walters en su último trabajo, a buen seguro, tiene que ver con Dios. El pop rock vitalista que siempre han realizado estos irlandeses se vuelve en su última entrega un tanto mesiánico; parece que la paz espiritual desborda sus vidas y que este A Renewed Interest In Happiness (07) es el tributo a Aquel que les proporciona esa tranquilidad interior.

Son muchas las canciones en las que se percibe ese toque de fe ciega en Dios. De hecho, cada uno de los once temas esboza alguna idea que puede llevar a esa convicción. Pero es con el trío “Guilty”, “Keep The Faith”, y “Hold On” (las dos últimas grabadas en un edificio de la Iglesia de Irlanda), donde Paul Linehan y Ashley Keating sacan su punto más Ned Flanders: “Dios me responde a todo lo que pregunto, Dios me da todo lo que necesito. Tan sólo he de tener paciencia y creer… Aguantad, hermanos y hermanas, ¿no queréis aguantar?”, señalan en “Hold On”.

Musicalmente el disco aguanta, incluso me atrevería a decir que está por encima de sus cinco predecesores. Sigue habiendo melodía a lo Echo And The Bunnymen, sigue estando ese toque Brit de finales de los 80 y principios de los 90; y se mantiene la energía y la efervescencia que siempre les ha caracterizado.

“Country Boy” es una piedra preciosa incrustada en el centro de esta obra; recuerda al Steve Wynn más potente. Con un riff de guitarra cavernoso durante el estribillo sobre el que cabalga la voz de un Linehan que parece estar huyendo del diablo. “Jonnhy Cash”, el tema que cierra el disco, ayuda a despedirse de tanta felicidad con un buen sabor de boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.