The Heavy – Hurt And Merciless (Bad Son Recording Company)

The Heavy han estado apunto de convertirse en ese típico grupo que es engullido por el éxito de una de sus propias composiciones. Al igual que les ocurriera a los también británicos Gnarls Barkley con aquel genial “Crazy”, el impacto de “How you like me now?” a punto estuvo de acabar con su carrera poco después de que esta empezara. Cuentan los miembros de The Heavy que antes del lanzamiento de Hurt And The Merciless pasaron por varias crisis y estuvieron a punto de abandonar. Sin embargo haciendo acopio de fuerzas  han conseguido salir adelante. Nos presentan ahora un cuarto disco que sigue la línea de los anteriores, lo que se traduce en mucho soul y garage salpicado con toques de rhythm and blues y funk, todo ello bajo una producción pasada a conciencia por el tamiz del sonido revivals.

Sin demasiados cambios en el conjunto, sigue siendo patente el liderazgo de Kelvin Swaby y Dan Taylor realizando un trabajo excepcional en todo el disco, pero es sin duda la labor de Chris Ellul a la batería la que reina durante los 44 minutos que dura el disco. Un espectáculo, lo suyo. Muy presentes también en este Hurt And The Merciless los instrumentos de viento y los arreglos de cuerda, que dominan muchos de los temas reforzando ese sonido revivals del que antes hablábamos, que está muy patente en canciones como “Nobody’s home” y que nos recuerdan a algunas de las canciones más reposadas de Sly And The Family Stone, otro grupo que, como estos The Heavy, era por momentos inclasificable.

Pero a pesar de todo, Hurt And Merciless vuelve a arrastrar el lastre de discos anteriores de The Heavy, y el problema radica en que estamos ante un disco irregular, con algunos temas magníficos que nos harán mover las caderas sin parar, “The apology” o la inicial “Since you been gone”, y algunos temas más reposados y de bella factura como la muy serie Z “Miss California” o la antes mencionada “Nobody’s home”. Pero que conviven con canciones que no aportan nada, como “Slave to your love” o “Mean ol’man”, dejando la sensación de un disco que no termina de ser completo. Y aunque empieza como un tiro, baja bastante la intensidad en su segunda mitad, volviéndonos a demostrar que a The Heavy, aunque son capaces de hacer temas antológicos, les falta realizar un disco redondo para saltar por fin a la primera división de la música británica. Quizás sea el siguiente, mientras tanto lo esperaremos bailando “The apology” una vez más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.