Neon Lights – Summer Sky (Autoeditado)

Hace unas semanas hablamos de la banda murciana Neon Lights (recientes finalistas en un concurso regional) en nuestro blog 7 minutos al día dedicado a nuevos artistas y grupos emergentes. Prometimos entonces prestarle más atención a su EP de debut, “Summer sky”, y aquí estamos para cumplir con nuestra promesa. Como ya comentamos entonces, lo primero que llama la atención del disco es su cuidada presentación, poco frecuente en trabajos autoeditados: caja de CD tradicional, libreto, letras… Pero hablemos de lo que interesa, que es el contenido.

A los pocos segundos de escuchar el primer corte, “Funky love”, uno ya intuye lo que va a encontrarse en los próximos 30 y pico minutos. Algo de pop ochentero oscuro y bastante post-punk, bailable a ratos, depresivo en otros y con ciertas dosis de épica. Es difícil destacar una canción sobre el resto, pues todas rayan a un nivel alto. La más pegadiza, la que más tiempo suele quedarse revoloteando por la cabeza, es una “Fool’s play” que rezuma The Cure por todos lados. El estribillo totalmente Depeche Mode de “Game over” es otro de los momentos tarareables más destacados en las primeras escuchas. En general, una lectura superficial del disco revela un tributo nada velado a los grupos mencionados y otros similares (New Order, Chameleons, Stone Roses…) También llama la atención la voz de Javi Nieto, que en un primer momento parece no cuadrar con la propuesta musical pero que rápidamente se convierte en el toque peculiar que, precisamente, dota de cierta personalidad al trabajo. Mención aparte merece también “Flowers”, una canción distinta al resto, personal y epatante, que al principio chirría en el conjunto pero a la que acabas descubriendo un olorcillo a Madchester que le da más sentido a su inclusión.

Aunque mi favorita desde un principio era “Funky love”, con un estribillo que podría romper pistas con algo más de pegada, he de decir que en las últimas escuchas antes de escribir la reseña he caído de rodillas ante la canción que da título al EP: “Summer sky”. Con un ritmo más pausado, alternando momentos nebulosos al estilo The Church con otros de tremenda orgía sónica (brillante final), en mi opinión es el tema con más personalidad propia y, tal vez, el camino que debería seguir la banda para no quedar encasillada en una época y un sonido.

Que las influencias sean tan claras, rozando en ocasiones el mimetismo, es algo que al oyente puede gustar o disgustar, pero en ningún caso debería utilizarse en contra del grupo puesto que, no lo olvidemos, estamos ante un EP de debut. Como mínimo tengamos la misma paciencia y comprensión que con grupos como The Mary Onettes o The Pains Of Being Pure At Heart. Tiempo habrá, más adelante, para empresas más ambiciosas; ahora es aún edad de inocencia y de homenaje a los ídolos que acompañaron nuestros sueños (y también algunas de nuestras pesadillas) de adolescencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!