Yann Tiersen – Oasis Club Teatro (Zaragoza)

Tras varias visitas a la ciudad, el tirón de Yann Tiersen continúa intacto en la capital aragonesa, agotando entradas sin dificultad y convirtiendo la Sala Oasis en hervidero de aficionados de varias generaciones. Y eso a pesar de que el francés presentaba Dust Lane (2010), un último disco significativamente menos accesible que su tradicional obra, en la que ha ejercido un pronunciado giro de sonido, virando hacia parajes oscuros, ruidosos y enrevesados poco transitados hasta la fecha.

Un controvertido cambio con excelentes resultados creativos recreados de igual acierto sobre las tablas, tal y como pudimos comprobar tras la ejecución completa del álbum. Acompañado por acertada banda de cinco músicos conformando las imágenes ideadas por el compositor, descubrimos también una nueva versión del multiinstrumentista sobre el escenario, asaltando sintetizadores y loops para coleccionar capas superpuestas en pleno esparcimiento de hipnotismo ancestral.

A pesar de acertados apuntes como “Till The End”, la propia “Dust Lane” o “Amy”, el concierto comenzó adolecido por escaso volumen, con protagonistas y público tanteándose con tanto respeto como cierta frialdad, hasta que el galo decidió apoyarse en su violín para llenar el escenario en soledad con “Wire”, demostrando inmaculada habilidad para emocionar y desperezándose definitivamente arrastrando con él al pleno de asistentes.

La velada adquirió a partir de entonces un nivel de intensidad y solidez que ya no abandonaría hasta su conclusión, con el trío formado por “Ashes”, “Fuck Me” y “Palestine” rugiendo ardorosas y unos (encantadoramente) turbadores añadidos colonizados por el vistazo al pasado en forma de irreconocible y enfurecida “La valse d’Amélie” y la explosión definitiva de “A Secret Place”.

Belleza e inquietud. Dolor y esperanza desatados a través de complejos conjuntos de notas. Tiersen aúna clasicismo y rock contemporáneo en una inspirada mezcla que describe con impagable detalle las imágenes sonoras que el artista sueña cuando crea. Aunque la pasada noche el protagonismo recayó sin disimulo en tecnología y experimentación, para especial disfrute de los que consideramos acertada la última ocurrencia del genio de Brest.

Escucha Yann Tiersen – Dust (2010) en Spotify

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.