Niños Mutantes – Me da igual lo que te pase (Astro Discos)

Un gran -en duración y calidad- cuarto ep para completar el pack del trío granadino Niños Mutantes. Nada menos que seis canciones, de las diecisiete totales que conforman la caja conjunta de los cuatro cds, llenas de fuerza emocional e instrumental. Sonido de grandes contrastes y, a su vez, mucho equilibrio sondeando los extremos sonoros. Todo, tapizado en tres colores (curioso, los mismos que los de The White Stripes): rojo, negro y blanco, y diseñado por Mariquilla Terremoto. El ¡BOOOOOOOM! reproducido en la portada de esta entrega representa a la perfección la tendencia explosiva en este último EP.

Empieza atacando el poderoso “Ejército de brutos mecánicos”, que incluye un sample vocal de Mazinger Z, en forma de portentosa pieza de rock instrumental, con marañas de guitarras distorsionadas y una segunda parte de intrigante calma tensa, donde una escueta exploración ruidista a las seis cuerdas intenta romper con la línea de bajo que modela el avance. Le sigue la preciosa “El fuego dentro”, joya melódica, con un delicioso estado de pureza vocal de Juan Alberto, guitarras menos punzantes (aunque, como en cada una de las canciones, también hay momento para la descarga) y atractivos teclados. “En avión” alcanza una mayor dulzura pop, que se encarga de subrayar, en una combinación muy conseguida, una segunda voz a cargo de Celia Martínez, al unísono con la primera, la letra permaneciendo en la tónica de las ilusiones truncadas. Y vuelve la energía en primera plana y el resentimiento, con “Bárbara”, que de hecho contiene las palabras que dan título al ep, y nos perturba con un inesperado pequeño colofón instrumental de mucha finura. “Oye” es muy emotiva y sigue haciendo hincapié en la explosión amor-odio, para terminar con la decidida y resuelta “Corona sucia”, donde reaparece la agradable Celia Martínez y participa el tan peculiar como desordenado St. Martin’s Pig Choir.

Después de siete años de andadura, el grupo se hace más enérgico que nunca. Reconocemos un pop-rock muy suyo y letras sutiles, siempre con buenas ideas y demostrando sencillez y honestidad, pero Me da igual lo que te pase marca no solo por su contundencia, sus regustos amargos y sus sobrecogedores momentos de dulzura, sino, lo que más, por la gran expresividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.