PJ Harvey & John Parish – A Woman A Man Walked By (Island/Universal)

Esta nueva asociación entre PJ Harvey y John Parish es otro de los acicates a tener en cuenta para reivindicar una vuelta a los noventa de una vez. La elegancia y sinuosidad de Dance hall at louse point (96), su anterior disco conjunto, gozaba de los ramalazos geniales de la que sigue siendo la última obra imprescindible de la Harvey, To Bring you my love (95).

Y fue desde ese momento cuando PJ empezó a entregar obras dignas, pero irregulares: del errático acercamiento a la electrónica de Is This Desire? (98), con algún momento inspirado no obstante, al sonido limpio en exceso de Stories from the city, stories from the sea (00), la maqueta famélica que es Uh Huh Her (04) y llegando por fin a la intimidad pianística de White Chalk (07).

Quede claro que A Woman A Man Walked By (09) no es disco capital, pero supone lo mejor entregado desde hace muchísimo tiempo. Las guitarras de John Parish son eficaces, efectivas y vivificantes, y la forma de componer y cantar de PJ Harvey versátil, caliente y rotunda. Ayudan las mezclas de un viejo conocido como Flood, siempre ha sabido captar su esencia.

Un pepinazo como “Black Hearted love” abre el disco por todo lo alto: concisa, redonda y potente. El sencillo del año. Toda una suerte compositiva a la que sucede “Sixteen, fifteen, fourteen”, con ese riff en espiral sobre el que se monta como fiera desatada una voz capaz de derretir el casquete polar.

A partir de ahí el disco goza de una agradecida y rica heterogeneidad: ahí esta la fantasmagoría victoriana de “Leaving California”, los teclados laicamente sacros de “April” -sobre los que la desnudez sentida de Polly Jean conmociona en otra cima inapelable- o la rabia obsesiva que abrasa desatada en “A woman a man walked by…” o “Pig will not”, retrotrayéndonos a las gloriosas 4-track demos (93).

Canciones de juguete como “The Soldier” o contemplativos pasajes como “Passionless, pointless” completan otro discazo en un año, que siga la racha, prodigioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.