Portastatic – Be Still Please (Acuarela)

Si todavía no conoces a Mac McCaughan, tienes la oportunidad de descubrir su lado más personal a través de éste Be Still Please (Acuarela, 2007), último trabajo al frente de Portastatic. Y es que el norteamericano ya sea por su participación en la creación del suculento sello Merge Records o por su trayectoria en esa joya indie-rock que fue Superchunk, ha logrado establecerse como una figura, todavía muy presente aunque quizá escondida, en esa época indie que sufrió Estados Unidos en los años 90.

Abandonando ese rock de guitarras tan característico de su ex grupo, McCaughan ha ido componiendo por su cuenta conjuntos de canciones desde 1992 como Portastatic, obsequiándonos con álbumes del calibre de Bright Ideas (Merge, 2005), anterior disco del norteamericano.

Para éste Be Still Please (Acuarela, 2007) nos sigue deleitando con canciones más pop que rock, demostrando una gran capacidad compositiva. Resulta difícil destacar como compositor de canciones pop si no abusas o intensificas un elemento característico o si no caes en la comercialidad, obviamente. McCaughan sólo tiene en mente fabricar canciones pop, sin pretensiones. Para ello solamente utiliza voz (destacar el enriquecimiento vocal del artista a lo largo de estos años), acústica, leves distorsiones para sus solos y unos arreglos instrumentales a base de violines, pianos que adornan a la perfección las diferentes canciones.

La sombra de Superchunk invade diferentes partes de las melodías de éste su último trabajo, y es que resulta inevitable e ilógico el no aprovechar ese torrencial melodioso. La melodía, el punto fuerte del disco, se aleja del pop más pegajoso y sensiblero para apropiarse de una energía y vitalidad muy trabajadas sin caer en el aburrimiento en ningún momento. El mejor ejemplo lo tenemos en la canción que abre el disco, “Sour Shores”, con cinco minutos de duración logra encandilar al oyente hasta llegar al rítmico y altamente adictivo estribillo. Con todavía mayor alegría y jovialidad nos presenta su particular cara del amor en “I´m in love (with Arthur Dove)”, quizá el tema con mayor olor a hit del disco, y en “You blanks” se descubre ese rasgado guitarrero y esa melodía tan cercana a la música de sus queridos Superchunk.
El lado más reposado del álbum se aposenta en un formidable “Black buttons”, despojando a las guitarras de su poderío rítmico a base de unos suaves y confortables punteos, una mínima batería que marca el compás de la canción y apoyándose en Laura Cantrell y Annie Hayden para formar unos coros de una belleza inaudita.

Para la edición europea, Mac nos obsequia con tres temas extras, las versiones demo grabadas en su propia casa de “Sour shores” y “I´m in love (with Arthur Dove)” y una fantástica versión del éxito de Hot Chip “And I was a boy from school”, que si bien no aporta ningún aspecto demasiado aventurero con respecto a la original, exceptuando la omisión de la parte electrónica, encaja con tanta precisión en el sonido Portastatic que resulta difícil de creer que sean Hot Chip los creadores del tema. Si no tienes suficiente con éste disco tan redondo y bello, vete rezando para que la prometida vuelta de Superchunk fructifique definitivamente para éste 2007.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.